Usted está aquí

Preguntas en el corazón de las guerras entre el fundamentalismo y modernidad.

Tal parece que los ateos nunca han conocido a un creyente inteligente y educado, además dudan que pueda existir.

En “Apóstoles de la Razón”, la profesora de historia Molly Worthen rastrea la historia intelectual del evangelismo estadounidense moderno, que para ella es definido por una “crisis de autoridad”. “Tres preguntas unen a los evangélicos”, escribe:

¿Cómo conciliar la fe y la razón; ¿Cómo conocer a Jesús; y cómo actuar públicamente en la fe después de la irrupción de la cristiandad?.

Worthen comienza su historia en 1942, con la Fundación de la Asociación Nacional de Evangélicos en San Luis, “un movimiento intelectual de pastores, eruditos y evangelistas en la comunidad protestante”. Estos neo-evangélicos intentaron establecer que, en palabras de Carl Henry, “desde la visión cristiana del mundo la vida no sólo es intelectualmente defendible, también explica la realidad y la vida más comprensiva y lógicamente que hacer alternativas modernas”. Siguiendo su maestro Gordon Clark, quien se preocupó porque los evangélicos fueron descuidando “los problemas filosóficos, científicos, sociales y políticos que agitan” el siglo XX, Henry hizo un llamado para que los cristianos participaran del laicismo en un plano específicamente ideológico.

Worthen rastreó las ondas de la ofensiva evangélica resultante en círculos crecientes que eventualmente abarcan los más altos alcances del poder estadounidense. En el camino, son redibujadas meticulosamente líneas internas de batallas interdenominacionales, menonitas y metodistas vs la tradición reformada, presbiterianos vs pentecostales, Bautistas del Sur vs Bautistas del Sur. Worthen retrata las fricciones intergeneracionales que surgieron entre los evangélicos en los años 60. Aquí está una joven Wes Craven retirada como redactora en jefe de la revista Wheaton College con la publicación “historias inquietantes y moralmente complejas”. Aquí está el Presidente de la Universidad de Biola asegurando que alumnos enojados “no apoyamos… izquierdas de cantantes folklóricos, ni apoyamos la visita de cervecerías en cualquier momento, especialmente en una tarde de domingo” Uno viene del libro de Worthen con una impresión de caos en un barco que se hunde, todas las manos golpeando en un choque de intentos por sacar agua y tapar los agujeros (por lo menos hasta que la derecha cristiana decidió abandonar la nave y secuestrar el yate pasando al partido republicano).

La clave para entender las ansiedades del Evangelismo conservador que llevó a dicha acción frenética radica en la frase de Henry “mundo-vida vista” una traducción torpe de la ideología, una palabra que, Worthen dice con obsesión los neo-evangélicos: “lo entonó cuando escribieron de la decadencia de la cristiandad, la disociación de la fe y la razón y el pinchazo del Evangelio en todos los rincones del pensamiento y la acción necesaria” Recogieron el término no de Kant sino de teólogos reformados, y vino a representar un conjunto de premisas compartidas y directrices que, una vez descubierto y articulado, se dispersó en el cuerpo de fieles de una nueva iglesia militante.

“Apóstoles de la razón”, entonces, es un capítulo en la historia más amplia de la secularización, y como tal tiene un compañero de Charles Taylor “La edad Secular”, que por su lado dice: “Es un lugar común que algo que merece el título de la secularización ha tenido lugar en nuestra civilización”, escribe Taylor. “El problema es definir qué es exactamente lo que ha sucedido”. (La versión popular/vulgar que tiene esa ciencia en algún sentido resultó ser falsa religión; esto es simplemente otra forma de decir que el cientificismo es la fe propia del capitalismo tardío). Sin importar el contenido preciso de la secularización, los neo-evangélicos de Worthen vieron que una imagen coherente del mundo, una presunción compartida de la verdad de la religión cristiana, había desaparecido. Y tratan de averiguar cómo restaurarla.

Foto: Portada

Book

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s