Uso de drones y negación del derecho a la vida: Declaración del Consejo Mundial de Iglesias

Comité Ejecutivo del CMI, Bossey, Suiza

1. El uso de aviones o vehículos aéreos no tripulados (UAVs [drones]) ha planteado cada vez más serias amenazas a la humanidad, especialmente el derecho a la vida. Los vehículos aéreos no tripulados, controlados por los “pilotos” desde el suelo o en forma autónoma siguiendo una misión preestablecida, pueden matar a civiles inocentes. En la última década, el uso ampliado de drones ha cambiado dramáticamente la guerra, trayendo nuevos retos legales y humanitarios. El uso de aviones no tripulados ha crecido rápidamente en los últimos años porque, a diferencia de aeronaves tripuladas, ahora pueden quedarse en el aire por muchas más horas que antes. Además, son mucho menos costosos de operar que aviones militares pues son volados remotamente sin una tripulación de vuelo. También es preocupante que la industria del UAV ha ido creciendo lentamente durante los años. El temor es que el número de países con capacidad de uso de drones es probable que aumente significativamente en el futuro cercano.

2. Ahora los rápidos avances en la tecnología del UAV están permitiendo que los países con milicia de alta tecnología, incluyendo los Estados Unidos, Israel, Rusia y el Reino Unido, avanzar hacia sistemas que darían autonomía plena al combate entre máquinas. Ha aumentado el uso de vehículos aéreos no tripulados, utilizados por primera vez en la guerra de los Balcanes, en Afganistán, Irak, Yemen, Somalia y más recientemente en Pakistán. A pesar de las discusiones en cuanto a los beneficios del uso de aviones no tripulados para reducir el riesgo de bajas militares, se ha observado sistemáticamente que el uso del drones es contraproducente, implica la pérdida de vidas de civiles inocentes y tienen implicaciones humanitarias y en derechos humanos. Esos ataques también establecieron peligrosos precedentes en las relaciones interestatales. Según el derecho internacional, las operaciones de drones por cualquier estado que impliquen el uso de la fuerza en el territorio de otro estado sin su consentimiento, es una violación de la soberanía de un país.

3. Desde el año 2004, los Estados Unidos ha participado en una guerra no declarada en Pakistán contra los presuntos militantes o “terroristas”. Cientos de ataques con misiles desde aviones no tripulados se han llevado a cabo contra presuntos militantes. El uso continuo por los EEUU de aviones no tripulados en territorio de Pakistán es una violación a la soberanía de esa nación, pues se está llevando a cabo sin el consentimiento del gobierno legítimo del país. Pakistán ha afirmado categóricamente su no consentimiento para el uso de aviones no tripulados de Estados Unidos en su territorio, esto es una violación de la soberanía e integridad territorial de Pakistán. Pakistán ha estado expresando sus temores de que la campaña de drones en última instancia, sea contraproducente, además de contribuir a radicalizar en su conjunto a la nueva generación y perpetuar el problema del terrorismo en el país y en la región.

4. Un informe del Relator especial de las Naciones Unidas sobre ejecuciones extrajudiciales sumarias o arbitrarias se centró en robots autónomos letales y la protección de la vida, observando que los “drones habilitan a un estado para llevar a cabo la matanza dirigida sin ejercer un control efectivo sobre el territorio y sin que el individuo sea detenido”. El informe observó más, “el uso de aviones no tripulados por los Estados esencialmente en una función policial global para contrarrestar las amenazas potenciales, presenta un peligro para la protección de la vida”. Cuando los drones habilitan a un estado para llevar a cabo la matanza dirigida sin control efectivo sobre el territorio, tal objetivo puede resultar en matar a gente inocente, lo que constituye una violación del derecho a la vida. Mientras tomaba nota del informe del Relator especial, la Asamblea General de la ONU adoptó una resolución en diciembre de 2013 y exhortó a la comunidad internacional a observar las leyes internacionales con respecto al uso de aviones de control remoto. La resolución también tomó nota de las recomendaciones, incluyendo la urgente e imperativa necesidad de buscar un acuerdo entre los Estados miembros sobre cuestiones jurídicas relativas a las operaciones aviones pilotados de forma remota. El Secretario General de la ONU Ban Ki Moon habló en la Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología, en Islamabad, Pakistán (13 de agosto de 2013) declarando que “el uso de aviones con armas y no tripulados– como las otras armas, deberían ser sujetos a las normas de derecho internacional, incluido el derecho internacional humanitario. Todos los esfuerzos deben hacerse para evitar errores y bajas civiles”.

5. El uso de aviones no tripulados en última instancia, mata a la gente y niega su derecho a la vida. El derecho a la vida es un principio moral basado en la creencia de que un ser humano tiene el derecho a vivir y, en particular, no debe ser injustamente asesinado por otro ser humano. También es nuestra firme convicción que las medidas adoptadas por cualquier estado amenazando la vida y la dignidad de la persona humana no pueden justificarse. En este contexto, no puede justificarse el uso de la fuerza extraterritorial dentro de territorio y la soberanía de otro estado cuando amenaza la vida de personas inocentes. Creemos que la santidad de la vida y el mensaje bíblico nos llaman a proteger el derecho a la vida (Proverbios 24:11).

Es en este contexto, el Consejo Mundial de Iglesias expresa su profunda preocupación acerca de los asesinatos selectivos por drones llevados a cabo en diferentes países.

Reunidos en Bosey Suiza, el Comité Ejecutivo del Consejo Mundial de Iglesias, por lo anterior:

Condena el uso de drones por cualquier país, especialmente las políticas ilegales y las prácticas del uso de fuerza letal contra el terrorismo;

Afirma la convicción de que cada persona está hecho a imagen y semejanza de Dios, y por lo tanto, cada vida humana es sagrada y tiene una dignidad intrínseca;

Insta a los Estados con drones que transparente el desarrollo, adquisición y uso de drones y revelar públicamente la base legal para el uso de aviones no tripulados, en un ejercicio de responsabilidad operacional;

Pide a los Estados que se utilizan drones con armas respeto y reconocimiento al deber de proteger el derecho a la vida de sus súbditos y que se opongan a la violación de los derechos humanos y los principios del derecho internacional humanitario por las potencias extranjeras;

Insta a la comunidad internacional para oponerse a las prácticas y políticas ilegales, particularmente en Pakistán;

Solicita que la comunidad internacional se abstenga de las transferencias de drones armados que puedan utilizarse para cometer violaciones graves del derecho internacional de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario;

Insta al gobierno de Estados Unidos para garantizar justicia a las víctimas del uso ilegal de los drones, incluyendo a los familiares de las víctimas de homicidios ilegítimos y dispongan acceso efectivo a los remedios, especialmente restitución, indemnización a las familias de civiles muertos o heridos y una protección adecuada para su rehabilitación;

Creemos que es nuestro deber hablar por aquellos que no pueden hablar por sí mismos, por los derechos de todos los que son indigentes, para hablar y juzgar con justicia, para defender los derechos de los pobres y los necesitados (Proverbios 31: 8-9).

índice

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s