Red mundial para la libertad

“La trata de seres humanos es uno de los más grandes escándalos y tragedias de nuestro tiempo. No es tolerable que millones de personas sean violadas en este modo, sometidas a una inhumana explotación y privadas de la propia dignidad y derechos. Este ultraje toca cada uno de nosotros, porque todo lo que afecta a una parte de la humanidad, afecta a todos.”  Justin Cantuar, Arzobispo Primado de la Comunión Anglicana.

Erradicar la esclavitud moderna y la trata de personas en el mundo antes del 2020 es el objetivo de un acuerdo pionero hecho público el 17 marzo 2014 en la Ciudad del Vaticano. Este acuerdo sin precedentes entre los representantes de las grandes religiones del mundo es lo que constituye la Global Freedom Network (en español, Red mundial para la libertad), la cual también cuenta, entre sus socios fundadores, con la Walk Free Foundation.

Vamos a trabajar juntos para que nuestra generación sea la última a tener que luchar contra el comercio de vidas humanas.

Cuenta con los siguientes signatarios:

En nombre del Papa Francisco
Monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, canciller de las Pontificias Academias de las Ciencias y de las Ciencias Sociales

En nombre del Gran Imán de al-Azhar (Egipto)
Dr. Mahmoud Azab

En nombre del Arzobispo de Canterbury, Justin Welby
Arzobispo Sir David John Moxon, su representante en la Santa Sede

En nombre de la Walk Free Foundation
Dr. Andrew Forrest, su fundador.

Más información dando clik aquí: http://www.gfn2020.org/es/

Foto (Global Freedom Network): Infante de Rumania en protesta.

Anuncios

Sirviendo a las personas en necesidad: Ministerio Social de la IAM

(27/VI/14) La Iglesia Anglicana de México mitiga la necesidad del mundo que le rodea con múltiples ministerios realizados por personas laicas y del clero.

La Parroquia de la Sagrada Familia, de la Diócesis de México, en su Café, Pan y Esperanza ministra a personas noctámbulas de los hospitales públicos al norte de la ciudad de México; este veintiocho de junio cumplirá nueve meses de servicio y superará los mil beneficiarios.

Por otro lado, la misma parroquia impartirá el Curso-Taller de Lenguaje de Señas Mexicanas, tanto para personas sordas como para personas oyentes; el curso semestral comprende del dieciocho de agosto al cinco de diciembre y se brindará de manera gratuita con constancia de participación para quienes lo acrediten. Mayores informes al 5759-3211.

A su vez, la congregación el Buen Pastor, en Piedras Negras, Coahuila, de la Diócesis del Norte de México, continuó con la distribución de despensas y vestido en la marginal colonia Colosio, alentando la Casa Hogar Betesda, sirviendo en el asilo de ancianos y con la edificación del albergue para mujeres.

La Misión de Santa María Virgen, en Xalapa, Veracruz, de la Diócesis del Sureste de México, ministró víveres a personas con cáncer y realiza una reunión mensual en la sede misionera, para impulsar el crecimiento personal.

La IAM busca el rostro de Cristo en las personas necesitadas (Mateo 25:37-40).

Foto (Lili Mercado): Brigada de la sagrada Familia ministra Café, pan y esperanza a personas noctámbulas en la zona norte del DF; en la imagen nocturna: Vicky, Gerardo, Luz, Tina, Caro, Padre Arturo, Santiago y Norma, en mayo de 2014.

Entusiasmo, alegría y canto en la Utreya del Cursillo de Cristiandad

(21/VI/14 Diócesis de México) La Parroquia de La Sagrada Familia recibió con entusiasmo la Ultreya mensual, que fue la ocasión para la realización de una kermés y la presentación de alabanceros de la Parroquia de San Pablo y la Misión de Cristo Rey, con la organización de la parroquia anfitriona y los rectores del XXVI Cursillo de Cristiandad, Rosy y Jorge.

En el salón parroquial infantes, jóvenes, personas adultas y de la tercera edad convivían con los veteranos ultreyistas y aquellas personas que asistían por primera ocasión a uno de estos encuentros organizados por el Cursillo, para degustar ricos guisados, deliciosos postres y bebidas especiales, como el helado flotante y café capuchino, entre otras.

El grupo musical de la Parroquia de San Pablo, en Lerma Estado de México, integrado por adolescentes, jóvenes y adultos, inició su presentación con cantos mesurados que invitaban a la apreciación, apoyándose en recursos tecnológicos; con puntual apego al programa concluyeron esta etapa de su presentación, para una ulterior participación.

Se dio paso al grupo musical de la Misión de Cristo Rey, en Tláhuac, DF, con la participación de niñas, niños, jóvenes y adultos que integraban instrumentos acústicos tradicionalmente atribuidos a la región andina latinoamericana.

Ambas agrupaciones presentaron cantos propios de la celebración eucarística y de momentos devocionales, para concluir con un espontáneo y bien logrado ensamble que inició con las mañanitas para Rosa María Beltrán, Co-Rectora del Cursillo, evolucionando a cantos con mayor participación del auditorio.

Miembros de las comunidades mencionadas se integraban con los visitantes de la Catedral de San José, en el centro del DF; la Parroquia del Calvario, en Zumpango, Estado de México; las misiones de Santiago Apóstol, en la ciudad de Querétaro; el Espíritu Santo, en Tlalpan, DF; y la de San Lucas, en Coyoacán.

Algunas de las personas visitantes se dieron la oportunidad para regalarse un momento íntimo con Dios, visitaron el templo recubierto de vitrales con las imágenes de los apóstoles y un gran rosetón en el acceso, que enmarcan el lienzo de gran formato con La Sagrada Familia en el altar, y que está a los pies de la gran cruz presidencial.

Rosa María Beltrán y Jorge Estrada invitaron a integrarse al equipo de trabajo del XXVI Cursillo, a participar como candidatos y reconocieron a los presentes por su entusiasta participación iniciando por los alabanceros y continuando con las personas de las comunidades visitantes, el equipo de Dirección Espiritual del Cursillo, pero especialmente a Dios. El ágape concluyó con la oración que Cristo nos enseñó: –Padre nuestro…

Foto (muro de Beto Escamilla): Ensamble espontáneo integrado por alabanceros de la Parroquia de San Pablo, en Lerma Estado de México y la Misión de Cristo Rey, en Tláhuac, DF, cantan en el salón parroquial de la Sagrada Familia, en Gustavo A. Madero, DF.

Confieren órdenes sagradas en las diócesis de México y del Occidente de México

El Revdmo. Carlos Touché Porter, Obispo de la Diócesis de México y el Ilmo. Lino Rodríguez Amaro, Obispo de la Diócesis del Occidente de México, respectivamente han conferido las órdenes sagradas a nuevos ministerios, para servir conforme a la doctrina, disciplina y culto de la Iglesia Anglicana de México.

El Revdmo. Carlos Touché Porter confirió la orden del presbiterado al Rev. Juan Manual Garay Cervantes el veinticuatro de mayo, en la Misión del Espíritu Santo, en Tlalpan, Distrito Federal, donde se desempeña como Vicario Episcopal. El Padre Juan Manuel es miembro del equipo de Dirección Espiritual del XXVI Cursillo de Cristiandad de la Diócesis de México.

Por otra parte, el Ilmo. Lino Rodríguez Amaro confirió el presbiterado al Rev. Pedro Gerardo Cuevas el veintiuno de junio en la Catedral de San Pablo, en Zapopan Jalisco; el Rev. Cuevas es padre de familia y actualmente ministra como Auxiliar en la Misión de Cristo Rey, en Tijuana, Baja California, de la Diócesis del Occidente de México.

Así mismo, en la Catedral de San Pablo, de la Diócesis del Occidente de México, el Ilmo. Lino Rodríguez Amaro confirió el diaconado al Rev. José de Jesús Olvera Camacho, quien actualmente ministra a la comunidad Pame en la Misión de San Francisco de Asís, en San Luis Potosí.

Oremos por los nuevos ministerios, para que sean fieles ministros de la palabra y los sacramentos, para que estas semillas den fruto al ciento por uno.

Foto: Revdmo. Carlos Touché Porter con el Rev. Juan Manuel y el Ilmo. Lino Rodríguez Amaro, con el Rev. Diác. José de Jesús y el Rev. P. Pedro.

Comparte Bernardo Barranco en el Cléricus de la Diócesis de México

(17/VI/14) El Revdmo. Carlos Touché Porter dio la bienvenida a Bernardo Barranco al Cléricus de la Diócesis de México, el invitado compartió de sus reflexiones y análisis entre lo sacro y lo profano, yendo de la cancelación de su programa de radio, a la relación Estado e Iglesia, lo que llamó “la crisis de época de la Iglesia”, Francisco de Roma, las reformas constitucionales en México y los jóvenes ante las instituciones sociales.

En apertura y disposición, el licenciado en economía tomó nota de las diversas inquietudes que le presentaron el clero y algunos laicos asistentes, para organizarlas por áreas temáticas.

Bernardo Barranco inició recordando que su salida de la radio se expresó específicamente como un problema de exclusividad, aunque considera que obedeció a la línea editorial plural y crítica que trabajó, con la inclusión de otras expresiones religiosas y de la pluralidad cristiana, pero específicamente por su apertura al análisis de los casos de pederastia, específicamente el caso Maciel; dio por cerrado el tema y avanzó en la agenda.

El también maestro en sociología señaló que la jerarquía religiosa debe trascender su autoentendimiento de élite sociocultural y política, pues la crisis de época es amplia y profunda, va del secularismo al envejecimiento del clero, pasa por los problemas de imagen institucional derivada del mal manejo de los problemas de pederastia y de finanzas, para reflejarse en cuatro grandes facciones que debilitan a la milenaria institución, identificó a los cuervos, la derecha religiosa, los liberales y el lobby gay, señalando que este último tiene presencia y participación activa en las otras tres facciones.

Por otro lado, el articulista de “Milenio Edo. México” y “La Jornada” consideró que Francisco no es un liberal, y citando las palabras que el mismo Obispo de Roma expresó a la pregunta de cómo quisiera ser recordado, respondió que “Quisiera que me recordaran como ‘un buen hombre, que hizo lo que pudo’ ” indicó que esto muestra que reconoce ante sí un escenario complejo.

El conductor del programa televisivo “Sacro y Profano” de canal once, recordó que, en su momento, la primera visita de Juan Pablo II a México obedeció a una estrategia que controlara las expresiones religiosas de descontento por las reformas gubernamentales, consideró que la fórmula se repite, con la variable de que Francisco se ha expresado en todas las oportunidades posibles, por una economía que ponga al ser humano en el centro de las decisiones.

Confió en que la reglamentación de las reformas a los artículos 24 y 40 constitucionales no se desarrolle en lo inmediato, aunque reconoció que expresan el interés por impartir formación religiosa en el sector público de la educación.

Bernardo Barranco sostuvo que los jóvenes enfrentan un desafío mayor, debido al desfase de las instituciones con la realidad social que enfrenta este sector de la población, causándoles desencanto y desánimo, aún cuando tienen la mejor preparación escolar que cualquier otra generación de jóvenes pudo tener.

Concluyó invitando a los presentes y específicamente a los mexiquenses a participar activamente en las responsabilidades político electorales que la época demanda.

Firmado por el Revdmo. Carlos Touché Porter, Obispo de la Diócesis de México, el invitado recibió un reconocimiento escrito y un presente de música selecta, el diocesano agradeció su disposición, mientras que el clero y los laicos presentes aplaudían al invitado.

Foto (Rev. Juan Manuel Garay): Rev. Arturo Carrasco-Gómez y el Mtro. Bernardo Barranco en el Cléricus de la Diócesis de México, correspondiente a junio de 2014

Caminar juntos: Justin y Francisco

“Tenemos que caminar juntos” repitió el Arzobispo de Cantórbery asintiendo con la cabeza, cuando Francisco dejó de lado la lectura en voz alta de su propio mensaje en Italiano, miró al visitante e improvisó en inglés: “Justin, tenemos que caminar juntos”.

Justin Cantuar había predicado en la Iglesia Anglicana de Todos los Santos, donde recomendó que la iglesia corriera el riesgo de abandonar la supervivencia institucional, para ser guiada por el Espíritu Santo; ahora escuchaba a Francisco de Roma, quien citaba en autocritica el texto bíblico donde los apóstoles discutían quién de ellos sería el más importante en el reino.

Tocó el turno del Primus Interpares de la Comunión Anglicana, quien recapituló su oración práctica por la unidad de los cristianos, agradeciendo a Francisco de Roma, por la inspiración que da a la cristiandad en su exhortación apostólica.

El Arzobispo de Cantórbery concluyó su alocución con el obsequio de una higuera y facsimilares de documentos históricos de interés común que resguarda el acervo Anglicano.

Para entonces Justin Welby había visitado la Red Mundial por la Libertad, una iniciativa organizada por Anglicanos, Católico-romanos y Musulmanes contra la trata de personas; también había visitado el Centro Anglicano de Roma, la nueva Comisión Anglicana Católico-Romana y Mision Web, había orado en San Egidio, predicado en la Iglesia Anglicana de Todos los Santos, dialogado con miembros de la internacional fundación católica ecuménica que tiene miembros en la sede arzobispal de Lambeth “Chemin Neuf” y convivido con jugadores de Criquet de ambas tradiciones.

Foto: Justin Welby obsequia una higuera a Francisco de Roma.

Mensaje del Primado de la Iglesia Episcopal/Anglicana de Brasil ante el inicio del mundial de futbol

La Copa del Mundo comienza hoy en Brasil. Este tema ha sido explorado en diversas maneras y a veces la ideología del debate ha causado conflicto apasionado, especialmente en este año de elecciones.

¿Pero cómo lo veremos de hecho? Como un evento, la copa es una oportunidad para la reconciliación entre los pueblos. La pasión por el deporte es muy saludable para la humanidad. En muchos contextos, el deporte ha sido una fuente de dignidad de la vida y una celebración de la paz.

Lo que no debemos permitirnos, por decirlo así, es la mercantilización del deporte para afirmar aún más las desigualdades y las injusticias. El Futbol [o futbol] en sí mismo no es culpable de los males, para que el estado y sus líderes lo redujeran en nombre de la explotación capitalista. Los amantes del deporte no pueden ser anestesiados en el ejercicio de la ciudadanía — que, por desgracia, ha ocurrido en los últimos años. Deberíamos garantizar que el futbol no sea explotado como una mercancía por enormes corporaciones multinacionales únicamente interesadas en las ganancias. Empresas y organizaciones de medios de comunicación han capturado la belleza del deporte y ofrecen enormes ganancias. FIFA — que en teoría es una organización benéfica – generará 5 billones de dólares en Brasil. Los patrocinadores ganarán otra enorme cantidad. ¿Y Brasil?

El pueblo brasileño ha demostrado mucha madurez frente a la forma en que se administra la copa, y no podemos renunciar a nuestra postura de que la gente es más importante que el beneficio. Los miles de millones gastados en obras relacionadas con la Copa deberían ser invertidos en nombre de la equidad, en la aplicación de los derechos sociales y servicios públicos en nuestro país.

Cada centavo invertido en la Copa debe ser convertido en mejoras de salud, educación y transporte público y los muchos otros servicios básicos en un país como el nuestro de grandes desigualdades.

Las líneas deben existir en cada entrada a los estadios y no en mensajes de salud pública.

Pero el futbol no es culpable de esto. Quienes tienen la culpa son aquellos que lo explotan para los negocios y la política. Debemos estar atentos, que en esta copa, tengamos un ojo en la bola y uno en nuestros ciudadanos.

Celebrar la Copa como un evento de reconciliación y humanidad es muy bueno. Dejarnos adormecer a nosotros mismos en lo que respecta a nuestras responsabilidades civiles es como jugar con una pelota plana.

Que Dios bendiga a nuestro pueblo en estos días y podamos ejercitarnos en la hospitalidad como siempre lo hacemos.

++ Francisco
Primado de la Iglesia Episcopal Anglicana en Brasil [IEAB]