Predicará Arzobispo Welby por periodistas en zonas de guerra

(29/IX/14) Justin Welby será el primer Arzobispo de Cantórbery que predique en el servicio anual por los periodistas.

El servicio anual de San Bride recuerda a las y los periodistas caídos, celebra los medios de comunicación y la libertad de expresión.

Será la primera vez que un Arzobispo de Cantórbery asista al servicio anual, que se ha celebrado en la iglesia de San Bride, Londres, en los últimos siete años.

Cada año, el servicio recuerda a reporteros, fotógrafos, camarógrafos y apoyo personal que ha muerto en el frente.

En un momento en el que se están cometiendo atrocidades en muchos lugares alrededor del mundo, el servicio también celebrará la profesión del periodismo y el incalculable valor de la libertad de expresión.

También será la primera vez que un Arzobispo de Cantórbery predique en San Bride, conocido como “Hogar espiritual de los medios de comunicación”.

Durante el servicio llamado “La pluma es más poderosa que la espada”, las citas bíblicas serán leídas por figuras prominentes en la industria periodística.

La Canóniga Alison Joyce, nueva Rectora de San Bride, dirigirá el servicio, que se celebrará el miércoles, 05 de noviembre de 2014, a las 12:30 Hs.

Foto: Justin Welby, Arzobispo de Cantórbery, Primus Interpares de la Comunión Anglicana

Declina postular a reelección Obispa Presidenta de Iglesia Episcopal de EEUU

(24/IX/14) La oficina de asuntos públicos y prensa de la Iglesia Episcopal de EEUU dio a conocer el siguiente mensaje de la Ilma. Katharine Jefferts Schori, Obispa Presidenta.

Para todo el pueblo de Dios en la Iglesia Episcopal:

Es una gran alegría y un privilegio servir como su Obispo Presidente. He tenido la suerte de poder conocer y establecer relaciones con personas de todo el mundo – en todas las diócesis de esta Iglesia, la mayor parte de las provincias de la Comunión Anglicana, nuestros pares en plena comunión (ELCA, la Iglesia Morava, Viejo católicos de la Unión de Utrecht), así como dirigentes cívicos y líderes de otras denominaciones y tradiciones de fe. Ese trabajo relacional es fundamental para la reconciliación que buscamos en Cristo. Conforme se construyen puentes, más y más personas pueden comenzar a cruzar la brecha entre nosotros y el sueño de Dios comienza a tomar carne en un mundo más justo y pacífico.

Juntos, hemos navegado una temporada de cambios extraordinarios en los últimos años.Nuestros valores cristianos han sido impugnados y quedan cada vez más claros y con más confianza en la fe que compartimos.Hoy somos mucho más conscientes de la diversidad de esta Iglesia multinacional y multicultural, y la gran bendición de los diversos pueblos y culturas que representamos.Nuestra vida como Iglesia es enriquecida por los muchos dones que Dios nos ha dado en las personas y contextos en todo el mundo.Juntos nos esforzamos por vivir las Cinco Marcas de la Misión, estamos explorando formas nuevas y creativas de involucrar a las sociedades de nuestro entorno con las buenas nuevas de Dios en Cristo, y cada vez estamos más dispuestos a pasar a nosotros mismos ya los recursos que Dios nos ha dado para la sanación del mundo.Estamos más en sintonía con voces que claman en el desierto, los que viven en los márgenes de las comunidades humanas, y los que no tienen voz, incluyendo esta tierra frágil, nuestra casa de la isla.Juntos, nos estamos moviendo hacia el futuro de Dios con valentía, la audacia, y la humildad de saber que siempre hay más que aprender.Por todo ese movimiento lleno de esperanza, le doy las gracias en abundancia.

He pasado muchos meses en el discernimiento acerca de cómo se me está llamado a servir al pueblo y la creación de Dios en esta temporada. Me he resistido a asumir que algunos obispos que presiden sólo pueden ser elegidos para servir un período, conocer la profundidad de trabajo relacional y el aprendizaje que involucra este ministerio. Hay un equilibrio entre la curva de aprendizaje y la capacidad de conducir de manera más eficaz como resultado de las relaciones desarrolladas dentro y fuera de esta Iglesia. Al mismo tiempo, reconozco que presentarse a las elecciones como Obispo Presidente lleva la expectativa implícita de que uno está listo para servir un término completo. En la actualidad yo no creo que deba servir y liderar en este ministerio por otros nueve años.

Creo que puedo servir mejor a la Iglesia, abriendo la puerta para que otros obispos disciernan con mayor libertad su propia vocación para este ministerio. También creo que puedo ofrecer a esta Iglesia liderazgo más fuerte y más claro en el próximo año a medida que avanzamos hacia esa elección y un compromiso de todo corazón con las reformas estructurales necesarias. Voy a seguir participando para que nosotros nos convirtamos en una Iglesia totalmente más diversa, en la difusión del Evangelio entre toda clase y condición de las personas, y dedicada de todo corazón a la visión de una creación de Dios sana y restaurada.

Voy a seguir en el discernimiento sobre el ministerio al que puedo ser llamada en los próximos años, pero mi enfoque presente es y seguirá siendo en ser la líder enérgica y fiel que creo estoy llamada a ser. Dios nos ha llamado a ser instrumentos de shalom, y tenemos millas que recorrer antes de que vivamos en ese mundo de justicia y paz. Estamos marchando hacia arriba, a Sión, la hermosa ciudad de Dios. Siyahamba!

Reverendísima Katharine Jefferts Schori, Obispa Presidente y Primada de la Iglesia Episcopal.

Nota del editor de ENS: No hay límite de término en el servicio de un obispo presidente. Jefferts Schori, quien cumplió 60 años a principios de este año, podría haber servido un período adicional de nueve años de haber estado nominada y elegida.

Jefferts Schori fue electa en 2006 por la Cámara de Obispos, durante una reunión de la Convención General en Columbus, Ohio, y su elección fue confirmada por la Cámara de Diputados en el mismo día. Ella fue investida como 26 Obispo Presidente de la Iglesia Episcopal el 4 de noviembre de 2006.

Foto: Justin Welby Arzobispo de Cantórbery, con Katharine Jefferts Schori, Obispa Presidenta de la Iglesia Episcopal de EEUU (Comunión Anglicana).

Marchan Episcopales/Anglicanos en histórica manifestación contra el cambio climático

(23/IX/14) El domingo 21 de septiembre la Marcha Global Ciudadana contra el Cambio Climático generó más de 2 mil ochocientos eventos en 166 países, la mayor manifestación climática de la historia.

En México diferentes confesiones, ONG’s y personas se unieron a la convocatoria lanzada por internet a través de la organización de causas sociales Avaaz, donde la Parroquia de La Sagrada Familia, de la Diócesis de México, de la Iglesia Anglicana de México, inscribió la celebración eucarística del día.

La Marcha Global Ciudadana contra el Cambio Climático fue programada dos días antes de la Cumbre Climática convocada por Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, quien también participó en la marcha invitando al liderazgo en los gobiernos, las finanzas, los negocios y en la sociedad civil, para impulsar la Cumbre y proponer medidas audaces que reduzcan las emisiones, fortalecer la resistencia por el clima y la movilización política por un acuerdo legal significativo en París en el año 2015.

El cambio climático “afecta en primer lugar, a los más pobres entre nosotros”, dijo Fray Bernardo Delcourt de la Orden de la Santa Cruz, un monasterio Benedictino Anglicano en West Park, Nueva York. “Las personas que dependen de los recursos naturales para su subsistencia en los países en desarrollo ya están siendo golpeadas”.

Kathy Jetnil-Kijiner, joven madre de las Islas Marshall, estaba en el escenario entre varios activistas en conferencia de prensa anterior a la marcha, para decirle a la gente cómo su hogar está en peligro de desaparecer debido a la creciente causada por el calentamiento global. La isla tiene dos metros sobre el nivel del mar. “Tenemos que actuar ahora. No podemos esperar. Sólo tenemos una tierra llamada casa. Te necesitamos”, dijo Jetnil-Kijiner.

Durante la marcha, personas y grupos con diferencias políticas y religiosas se unieron en torno a un tema común. Grupos interreligiosos se unieron a científicos en la mesa “El Debate ha terminado”. Otras mesas de diálogo incluyeron sindicatos; justicia ambiental; energías renovables; justicia de comida y agua; campañas anti-corporativas; y las comunidades indígenas.

En la sección interreligiosa, Episcopales/Anglicanos marcharon con Judíos, Bautistas, Menonitas, Agnósticos, Cuáqueros, Humanistas Éticos, Presbiterianos, Metodistas y Hare Krishnas.

“A pesar de los esfuerzos de la ONU, los estados miembros no han hecho lo que debe hacerse –ni un poco– y los niveles de carbono están aumentando, no disminuyendo. No sólo es más preocupante que nunca, es moralmente incorrecto”, dijo el Reverendo Canónigo Jeff Golliher de la Iglesia de San Juan en Ellenville, Nueva York, Presidente del Grupo Ejecutivo Sobre Medio Ambiente, de la Diócesis de Nueva York, en la Iglesia Episcopal/Anglicana.

“La mayor parte del problema, es creado por las políticas de energía en las tres economías más grandes del mundo con crecimiento de la población: EEUU, China y la India. Esos países tienen que descubrir cómo crear más energía limpia en lugar de combustibles fósiles” dijo Golliher.

“Podemos estar creando soluciones que benefician a los ricos más que a los pobres” agregó Golliher, quien asistió a la Conferencia Anual por el Agua del Instituto Internacional de Estocolmo en días pasados. “La cuestión moral no es si el cambio climático es real –la mayoría de la población sabe esto ahora. Sino qué tipo de debate vamos a tener para crear una economía basada en los derechos humanos y sostenibilidad para que todos puedan prosperar”.

“El carbono es sólo una cuestión. Es el indicador. Tiene que ver con el poder, la igualdad y la justicia. ¿Qué tipo de mundo queremos vivir?” agregó Golliher.

30 líderes religiosos representando nueve tradiciones religiosas, firmaron una declaración pidiendo acciones concretas para frenar las emisiones de carbono. La Conferencia Interreligiosa fue copatrocinada por el Consejo Mundial de Iglesias, que incluye 345 iglesias que representan unos 560 millones de cristianos en todo el mundo, y Religiones por la Paz, una coalición interreligiosa con miembros en más de 70 países. Los signatarios provenían de 21 países en seis continentes.

La familia Rockefeller, herederos de la fortuna de la Standard Oil Co., considera desprenderse de sus inversiones en combustibles fósiles y ponerlas en fuentes de energía renovables, según un anuncio programado en conjunto de la Marcha por el Clima y la Cumbre Climática de la ONU.

La Diócesis del Occidente de Massachusetts decidió a principios de septiembre que el 20% de sus 60 millones de dólares lo cambiará de inversiones en combustibles fósiles a energías renovables.

“La cuestión pro-vida Nº 1 es la vida de nuestro planeta. Es el tema número 1 de nuestro tiempo. Necesitamos poner los pies de nuestros líderes que nos han decepcionado en el pavimento. Este es un mensaje para aquellos líderes que se reúnen esta semana” dijo Anne Rowthorn, de la Iglesia Episcopal/Anglicana de Santa Ana en Old Lyme, Connecticut.

(Amy Sowder ENS y agencias)

Foto: Imagen convocatoria de Avaaz para la Marcha Global Ciudadana contra el Cambio Climático

Llama Justin Welby a la oración en memoria de las víctimas y mártires de Peshawar en primer aniversario

(22/IX/14) Los miembros de la Comunión Anglicana en la Iglesia de Todos los Santos salían de celebrar la eucaristía dominical el 22 de septiembre de 2013, en Peshawar, Pakistán, cuando dos suicidas explotaron arrebatando la vida a no menos de cien personas y lesionando a muchas más. En su memoria, el Arzobispo Justin Cantuar exhorta a la oración con el mensaje siguiente:

“Mientras llegamos al primer aniversario de los terribles ataques suicidas en la Iglesia de Todos los Santos, en Peshawar –que martirizó a más de 100 cristianos y dejó mucho más heridos– en primer lugar nuestros pensamientos y oraciones están con quienes necesitan consuelo y las personas heridas en estos ataques terribles. Como lo hemos hecho, debemos continuar orando fervientemente para que Jesucristo consuele a las personas cuyas vidas cambiaron para siempre por estos actos de maldad. Oramos por la justicia y la paz de Pakistán y la protección del pueblo de Cristo.

“En mayo visité la comunidad Anglicana de Pakistán –800 mil miembros en un pueblo de 180 millones– y estaba horrorizado al escuchar y ver evidencia de odio, violencia y la persecución que enfrentan. Mientras estaba sentado entre la comunidad, escuché la angustia punzante en su clamor por su derecho a la libertad religiosa y la seguridad. Pero también me motivó e inspiró su firmeza y su coraje, basada en la profunda e inquebrantable fe en Jesucristo.

“En los días siguientes a los atentados, la cristiandad de Peshawar hablaba de perdón para sus atacantes mientras que clamaban justicia y protección. A un año de los sucesos, deberíamos reflexionar nuevamente en este profundo testimonio de Cristo de nuestros hermanos y hermanas en el momento más oscuro del sufrimiento.

“Mientras reflexionamos sobre las personas mártires de Peshawar y sus familias, las personas heridas en los impactantes ataques, lo hacemos con profunda preocupación, sabiendo que la persecución, a menudo mortal, contra la cristiandad y otras minorías, ha aumentado aún más en muchos lugares, especialmente en Irak y Siria. Recordamos los sucesos sabiendo que nuestras oraciones se necesitan con urgencia, clamamos a Dios que comparte profundamente el dolor, la ansiedad, el sufrimiento y la desesperación de quienes padecen persecución por sus creencias.

“Hoy tenemos al pueblo de Pakistán en nuestros corazones, oremos fervientemente al Dios de la justicia y la paz: pidamos en su nombre que quienes sufren persecución encuentren alivio y justicia; que todas las personas –amigas o enemigas – conozcan la paz de Dios y el amor en Cristo Jesús”.

Foto: Mujeres oran por la justicia y la paz en Peshawar, después del atentado en la Iglesia de Todos los Santos.

Conclusiones del Equipo de Trabajo para Re-Imaginar la Iglesia Episcopal (TREC)

Es importante establecer clara y enfáticamente que el trabajo de innovación y adaptación ya está en marcha en todos los niveles de la iglesia. Está claro que con o sin la Convención General, con o sin recomendaciones de TREC, la re-imaginación de nuestra Iglesia ya está y seguirá tomando lugar. El Espíritu Santo ha dado nueva vida a la Iglesia en un sinnúmero de veces y de muchas maneras en el pasado, y el mismo Espíritu continuará haciéndolo en el futuro. Nuestra esperanza es que nuestras recomendaciones en última instancia, ayuden a enfocar y dirigir los extraordinarios recursos humanos y recursos materiales espirituales que Dios nos ha confiado hacia un conjunto claro de prioridades que nos ayudará a ser más fiel y eficaz en seguir participando en la misión de Dios en el mundo.

Mensaje completo en http://episcopaldigitalnetwork.com/ens/2014/09/04/trec-emite-una-carta-a-la-iglesia-episcopal-2/

Foto: Oración de TREC por la Iglesia

Entrevista CMI a Justin Welby a cerca de la peregrinación por la justicia y la paz

“La injusticia y la falta de paz van de la mano; por tanto, la justicia es inherente a la paz”. Justin Cantuar

En esta peregrinación hay aliento en la vida de la iglesia. Vemos que el Espíritu de Dios está haciendo que la gente se comprometa con la justicia y la paz. Líderes de la iglesia de Sudán del Sur llaman a la reconciliación. En el Congo la Iniciativa Africana de Lagos, dirigida por líderes de las tradiciones católica, anglicana, protestante y pentecostal, genera esperanza en medio del conflicto, también en Ruanda, Burundi y Uganda.

Gracias a la iniciativa de cristianos de la industria minera, pronto me reuniré con directivos de este sector para hablar del significado de “funcionar bien” en la industria de la extracción.

El Espíritu de Dios está obrando para salvar las diferencias entre denominaciones con el fin de hacer frente al problema de la trata de personas y la esclavitud. El diálogo que he mantenido con el Papa Francisco concretamente sobre estos asuntos ha sido positivo. Es la primera vez desde la Reforma que tenemos un proyecto mundial conjunto importante.

La Comunión Anglicana cuenta con una red mundial para llevar a cabo una campaña contra la violencia doméstica y la violencia de género, en particular en situaciones de conflicto.

Estoy convencido de que toda iglesia que busque de nuevo la presencia de Jesucristo, se encontrará con que el Espíritu la guía en una peregrinación de justicia y paz que la llevará a cambiar el mundo.

Por otro lado, el fundamentalismo es generalmente la respuesta de un grupo de personas que tienen dificultades para hacer frente a los cambios, tratan de crear un lugar donde nada cambia y les hace sentirse seguras.

Solo es posible hacer frente a la Yihad evitando las simplificaciones, teniendo en cuenta todos los aspectos, y reuniendo a todas las tradiciones religiosas que valoran un enfoque no violento de la resolución de conflictos.

Las relaciones con el Islam son complicadas porque existe esa particular y pequeñísima minoría que es increíblemente peligrosa. No obstante el 3 de septiembre hubo una reunión frente a la Abadía de Westminster con líderes musulmanes, judíos y cristianos para hacer una vigilia por la paz en Irak y Siria.

Llevará años establecer relaciones, lidiar con los problemas sociales y económicos, pero, sobre todo, permitir a los jóvenes hacer frente a los problemas del materialismo en la sociedad para que cumplan un propósito espiritual en el que puedan servir a Dios fielmente dentro de una Yihad interna por la paz y la justicia en nuestras vidas.

(Marcelo Schneider Corresponsal del CMI para América Latina, reside en Brasil).

Entrevista completa en: https://www.oikoumene.org/es/press-centre/news/archbishop-of-canterbury-reflects-on-the-201cpilgrimage-of-justice-and-peace201d

Foto: Una iglesia global del siglo XXI ama a los pobres y las víctimas, está por la dignidad humana, desafía a los opresores y apoya a las víctimas.

Ministra en la calle Arzobispo de Cantórbery durante noche de juerga

El Arzobispo de Cantórbery ha cambiado su mitra y sotana por una gorra de béisbol y una chaqueta fosforescente, para ministrar a los noctámbulos de los bares y posó para las selfies.

El Reverendísimo Justin Welby, de 58 años, realizó una visita pastoral a la Diócesis de Bristol el fin de semana y se dio tiempo para salir con Street Pastors, para acompañarles con los trasnochados de los bares el sábado por la noche.

Platicó con bebedores fuera de bares y con policías antes de ministrar en la Catedral de Bristol, unas horas más tarde, donde habló acerca de su fe con una pantalla de cine como fondo y música en vivo.

El líder de la Comunión Anglicana dijo: “parece que hay un fuerte sentido de comunidad. Hay un verdadero sentido de la orientación en cuanto a la iglesia”.

“No sólo trato con el Obispo Mike (el obispo de Bristol, Mike Hill) esto se siente como un lugar que sabe a dónde va en términos iglesia”.

Agregó: “Cuando tienes toda esa diversidad y tienes un verdadero sentido de la orientación, sólo puedes ayudar pues creo que las ideas que han salido de la Iglesia Anglicana se deben aplaudir”.

Justin Cantuar, casado y padre de seis hijos, quien tomó el papel como cabeza de la Comunión Anglicana el año pasado después de una carrera de alto vuelo en la industria petrolera, negó que su experiencia de “mundo real” significara más que la de sus predecesores.

El ex obispo de Durham y actual Primus Interpares de la Comunión Anglicana dijo que “en 20 años Rowan Williams será visto como uno de los mayores arzobispos que hemos tenido”. Agregó “estoy heredando lo que construyó. A mí me han dado una mejor ‘mano de cartas’ ”.

Street Pastors es una organización interdenominacional, cuyo objetivo es proporcionar una presencia cristiana en las calles de las comunidades locales a través de voluntarios que “cuidan, escuchan y ayudan”.

Pionero en Brixton, al sur de Londres, el Reverendo Les Isaac, inició en enero de 2003, actualmente cuenta con 9 mil personas voluntarias que trabajan en más de 225 lugares alrededor de Gran Bretaña.

Con información e imágenes de Street Pastors

Foto: Justin Cantuar posa para las selfies de algunos trasnochados de los bares en su patrullaje con Street Pastors.