Entrevista CMI a Justin Welby a cerca de la peregrinación por la justicia y la paz

“La injusticia y la falta de paz van de la mano; por tanto, la justicia es inherente a la paz”. Justin Cantuar

En esta peregrinación hay aliento en la vida de la iglesia. Vemos que el Espíritu de Dios está haciendo que la gente se comprometa con la justicia y la paz. Líderes de la iglesia de Sudán del Sur llaman a la reconciliación. En el Congo la Iniciativa Africana de Lagos, dirigida por líderes de las tradiciones católica, anglicana, protestante y pentecostal, genera esperanza en medio del conflicto, también en Ruanda, Burundi y Uganda.

Gracias a la iniciativa de cristianos de la industria minera, pronto me reuniré con directivos de este sector para hablar del significado de “funcionar bien” en la industria de la extracción.

El Espíritu de Dios está obrando para salvar las diferencias entre denominaciones con el fin de hacer frente al problema de la trata de personas y la esclavitud. El diálogo que he mantenido con el Papa Francisco concretamente sobre estos asuntos ha sido positivo. Es la primera vez desde la Reforma que tenemos un proyecto mundial conjunto importante.

La Comunión Anglicana cuenta con una red mundial para llevar a cabo una campaña contra la violencia doméstica y la violencia de género, en particular en situaciones de conflicto.

Estoy convencido de que toda iglesia que busque de nuevo la presencia de Jesucristo, se encontrará con que el Espíritu la guía en una peregrinación de justicia y paz que la llevará a cambiar el mundo.

Por otro lado, el fundamentalismo es generalmente la respuesta de un grupo de personas que tienen dificultades para hacer frente a los cambios, tratan de crear un lugar donde nada cambia y les hace sentirse seguras.

Solo es posible hacer frente a la Yihad evitando las simplificaciones, teniendo en cuenta todos los aspectos, y reuniendo a todas las tradiciones religiosas que valoran un enfoque no violento de la resolución de conflictos.

Las relaciones con el Islam son complicadas porque existe esa particular y pequeñísima minoría que es increíblemente peligrosa. No obstante el 3 de septiembre hubo una reunión frente a la Abadía de Westminster con líderes musulmanes, judíos y cristianos para hacer una vigilia por la paz en Irak y Siria.

Llevará años establecer relaciones, lidiar con los problemas sociales y económicos, pero, sobre todo, permitir a los jóvenes hacer frente a los problemas del materialismo en la sociedad para que cumplan un propósito espiritual en el que puedan servir a Dios fielmente dentro de una Yihad interna por la paz y la justicia en nuestras vidas.

(Marcelo Schneider Corresponsal del CMI para América Latina, reside en Brasil).

Entrevista completa en: https://www.oikoumene.org/es/press-centre/news/archbishop-of-canterbury-reflects-on-the-201cpilgrimage-of-justice-and-peace201d

Foto: Una iglesia global del siglo XXI ama a los pobres y las víctimas, está por la dignidad humana, desafía a los opresores y apoya a las víctimas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s