Llama Justin Welby a la oración en memoria de las víctimas y mártires de Peshawar en primer aniversario

(22/IX/14) Los miembros de la Comunión Anglicana en la Iglesia de Todos los Santos salían de celebrar la eucaristía dominical el 22 de septiembre de 2013, en Peshawar, Pakistán, cuando dos suicidas explotaron arrebatando la vida a no menos de cien personas y lesionando a muchas más. En su memoria, el Arzobispo Justin Cantuar exhorta a la oración con el mensaje siguiente:

“Mientras llegamos al primer aniversario de los terribles ataques suicidas en la Iglesia de Todos los Santos, en Peshawar –que martirizó a más de 100 cristianos y dejó mucho más heridos– en primer lugar nuestros pensamientos y oraciones están con quienes necesitan consuelo y las personas heridas en estos ataques terribles. Como lo hemos hecho, debemos continuar orando fervientemente para que Jesucristo consuele a las personas cuyas vidas cambiaron para siempre por estos actos de maldad. Oramos por la justicia y la paz de Pakistán y la protección del pueblo de Cristo.

“En mayo visité la comunidad Anglicana de Pakistán –800 mil miembros en un pueblo de 180 millones– y estaba horrorizado al escuchar y ver evidencia de odio, violencia y la persecución que enfrentan. Mientras estaba sentado entre la comunidad, escuché la angustia punzante en su clamor por su derecho a la libertad religiosa y la seguridad. Pero también me motivó e inspiró su firmeza y su coraje, basada en la profunda e inquebrantable fe en Jesucristo.

“En los días siguientes a los atentados, la cristiandad de Peshawar hablaba de perdón para sus atacantes mientras que clamaban justicia y protección. A un año de los sucesos, deberíamos reflexionar nuevamente en este profundo testimonio de Cristo de nuestros hermanos y hermanas en el momento más oscuro del sufrimiento.

“Mientras reflexionamos sobre las personas mártires de Peshawar y sus familias, las personas heridas en los impactantes ataques, lo hacemos con profunda preocupación, sabiendo que la persecución, a menudo mortal, contra la cristiandad y otras minorías, ha aumentado aún más en muchos lugares, especialmente en Irak y Siria. Recordamos los sucesos sabiendo que nuestras oraciones se necesitan con urgencia, clamamos a Dios que comparte profundamente el dolor, la ansiedad, el sufrimiento y la desesperación de quienes padecen persecución por sus creencias.

“Hoy tenemos al pueblo de Pakistán en nuestros corazones, oremos fervientemente al Dios de la justicia y la paz: pidamos en su nombre que quienes sufren persecución encuentren alivio y justicia; que todas las personas –amigas o enemigas – conozcan la paz de Dios y el amor en Cristo Jesús”.

Foto: Mujeres oran por la justicia y la paz en Peshawar, después del atentado en la Iglesia de Todos los Santos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s