Día Mundial de las Misiones

Foto: Ilmo. Francisco Moreno, Primado de la Iglesia Anglicana de México, en recorrido pastoral por las misiones de la Diócesis del Norte; Domingo de la Pasión del Señor 2014

El Último Domingo después de la Epifanía, la Iglesia Episcopal (Comunión Anglicana en EEUU) celebra El Día Mundial de las Misiones cada año.

El objetivo de el Día Mundial de las Misiones es centrarse en el impacto global del llamado del Pacto Bautismal a “buscar y servir a Cristo en todas las personas” (Libro de Oración Común, pág. 225), así como incrementar la concientización de las muchas maneras en las que la Iglesia participa en la misión de Dios en todo el mundo.

En la actualidad, la Iglesia Episcopal apoya a misioneros en muchas localidades internacionales, entre ellas Brasil, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Egipto, El Salvador, Francia, Ghana, Haití, Honduras, Hong Kong, Italia, Japón, Jerusalén, Kenia, Mozambique, Panamá, Filipinas, Qatar, Rumania, Sudáfrica, España, Tanzania y Uruguay.

“El Día Mundial de las Misiones nos ofrece la oportunidad de recordar que toda la humanidad ha sido creada a imagen de Dios y que estamos llamados a reflexionar sobre cómo vivimos los votos bautismales y participamos concretamente en las relaciones recíprocas e interdependientes con nuestros hermanos y hermanas de todo el mundo”, señaló el Revdo. David Copley, oficial de la Iglesia Episcopal para la Misión.

Copley, que ha servido como misionero en Liberia y Bolivia, comparte su perspectiva personal sobre la misión en un sermón.

“No misionamos a otros o para otros”, escribe Copley. “La misión no es una actividad en la que alguien es ‘enviado’ y ‘recibido’, la misión no consiste en la bondad de los afortunados sobre los desafortunados, o en dar un poco de lo que nos sobra”.

Copley continúa: “La misión es estar en una relación recíproca plena e interdependiente, en la que reconocemos que somos sangre de la misma sangre, carne de la misma carne.

“Cuando una persona sufre, todos sufrimos. Cuando una persona no es capaz de vivir plenamente en su humanidad, debido a la falta de derechos humanos, entonces todos sufrimos.

“Mientras vemos atisbos de esta conexión en momentos de gran alegría y en momentos de gran tristeza, nuestro reto es ver esta conexión cada momento de cada día. El reto consiste en sentir esta conexión con nuestras hermanas y hermanos cuando estamos inmersos en nuestra vida diaria, ya sea comprando café a precio justo o cabildeando por la igualdad de oportunidades y mejores condiciones de vida para los que trabajan en las fábricas de todo el mundo haciendo la ropa que vestimos.

“El Día Mundial de las Misiones nos recuerda que todos estamos íntimamente conectados entre sí. Las niñas que fueron secuestradas en Nigeria son nuestras hermanas e hijas. Las familias que viven hambrientas en Sudán forman parte de nuestra familia. Los niños que no pueden ir a la escuela en el África occidental debido al Ébola son nuestros hijos, al igual que son parte de nuestra carne y sangre, como nuestras familias en casa…

“Levantando pancartas y declarando nuestra solidaridad con los demás en momentos de crisis demostramos nuestra unidad en conjunto y es importante que lo hagamos. También estamos invitados por Dios a elevar los corazones, las mentes y nuestro ser para conectar con nuestra familia global.

“En el Día Mundial de las Misiones; se nos invita a vivir nuestros votos bautismales y a participar concretamente en las relaciones mutuas e interdependientes con nuestros hermanos y hermanas de todo el mundo”.

Sermón completo aquí: http://episcopaldigitalnetwork.com/stw-es/2015/01/27/ultimo-domingo-de-epifania-b-2015/

(Sarah Johnson ENS)

Elige Primado Iglesia Anglicana de la Región Central de América

(30/I/15) La Iglesia Anglicana de la Región Central de América (IARCA) ha electo como Primado al Ilmo. Sturdie Wyman Downs, quien asumirá este ministerio el 21 de febrero, en Nicaragua. La elección se realizó en Sínodo Extraordinario en la república El Salvador.

El Primado Electo, Revdmo. Wyman Downs de sesenta y seis años de edad, nació en Corn Island, Nicaragua, el cinco de mayo de 1947, su educación primaria y secundaria la recibió en Bluefields y su formación teológica en el Seminario San Andrés, de la ciudad de México.

Contrajo nupcias con Eufemia Gallopp en 1973, fue ordenado diácono en 1976 y sacerdote en 1978; en 1984, a los 37 años de edad, Downs fue electo y consagrado Obispo de Nicaragua, siendo el primer nicaragüense en asumir este apostolado.

Como predicador en la instalación del Ilmo. Armando Guerra, a quien sucede en el ministerio primacial; el obispo de la Iglesia Anglicana de Nicaragua (Comunión Anglicana), hizo un llamado a trabajar por la mayordomía cristiana como una responsabilidad compartida entre el clero y el laicado. “La mayordomía cristiana no va a arrancar en la Iglesia en tanto el líder no la tome en serio”, dijo hace cuatro años el Primado Electo, al exhortar al clero y la feligresía para trabajar en el fortalecimiento de la iglesia.

Foto (IARCA): Ilmo. Sturdie Wyman Downs, Primado Electo para la Iglesia Anglicana de la Región de Centro América.

Desarrollando la iglesia rural: diagnóstico y propuesta de Inglaterra

(30/I/15) Los retos del ministerio rural son abordados en un nuevo informe dirigido a liberar las energías de la clerecía y el laicado para la misión en el campo.

Un estudio publicado como “Desarrollando la iglesia rural” para ser debatido el mes que viene por el Sínodo General de la Iglesia de Inglaterra, hace una serie de recomendaciones, incluida la formación y desarrollo local accesible para laicos y clérigos trabajando en grupos de varias iglesias.

Urge una revisión que evalúe la manera de simplificar las estructuras de gobierno de grupos de varias iglesias, recomienda el informe.

Grupos de varias iglesias también se beneficiarían de mejorar los sistemas para el cuidado de las tareas administrativas, contabilidad, administración del edificio y cementerio en nombre de todo el grupo.

Se recomienda también más asociación ecuménica, abriendo la posibilidad de nuevas iniciativas que no podrían ser posibles por una sola denominación.

El desarrollo de la misión es más propenso a florecer en grupos de varias iglesias rurales donde el tiempo y el espacio es concebido para esto, señala el informe, y donde el ministerio laico es compatible.

Casi dos terceras partes o 65% de las iglesias de la Iglesia de Inglaterra están en zonas rurales y casi todas trabajan en grupos.

El estudio, desde el Grupo de Asuntos Rurales del Sínodo General (GAR), se basó en entrevistas con la feligresía y la clerecía de 35 agrupaciones rurales en seis diócesis, del otoño de 2010 a la primavera de 2011. Asimismo se analizaron datos parroquiales y el censo de 2011. El proyecto de investigación fue conducido por el Oficial Rural Nacional de la Iglesia de Inglaterra, Canónigo Dr. Jill Hopkinson.

James Bell, Obispo de Knaresborough y Presidente del GAR, escribe en el prólogo del informe que las recomendaciones son “prácticas y viables”.

“Una presencia cristiana en cada comunidad es más que una correa –es el corazón del anglicanismo inglés. Es la expresión de nuestra obligación, la iglesia para todo el pueblo de la nación, para no dejar a ninguna comunidad sin ser tocada por el Evangelio de Jesucristo” dijo.

“El ministerio y la misión en la iglesia rural es altamente exigente de energía e imaginación. El trabajo se realiza, pero falta mucho por hacer”.

Hopkinson señaló que el informe “lanzado para la misión, destaca la enorme cantidad de trabajo de alta calidad que hacen las iglesias rurales, incluyendo expresiones frescas de la iglesia, las solicitudes de cursos, actividades infantiles, las comunidades rurales necesitan mucho servicio y apoyo para quienes están aislados.

“Esta investigación es un punto de partida, no es una solución simple para todos los problemas del ministerio rural. Se necesita con urgencia trabajo adicional que continúe identificando y compartiendo las buenas prácticas existentes en todos los ámbitos de la vida de las iglesias rurales, para asegurar que las recomendaciones formuladas en lanzamiento de misión se implementan rápidamente”.

Hopkinson agregó que el GAR espera trabajar ecuménicamente con las iglesias de misión rural, para lograr sus objetivos.

Oración interreligiosa en la VIII Jornada Global por Ayotzinapa

(26/I/15) Clérigos Anglicanos, comunidades y clérigos Católico Romanos, así como pastores Evangélicos, participaron en la oración interreligiosa organizada por las Comunidades para la Justicia y la Paz (Cojupaz), en la Estela de Paz del Distrito Federal, mientras se realizaban manifestaciones en diferentes estados de la república mexicana y del mundo, en lo que fue la VIII Jornada Global por Ayotzinapa.

Palabra de paterfamilias y de un testigo de los sucesos del 26 de septiembre de 2014, fueron acompañadas devocionalmente con oraciones y plegarias, lectura del Antiguo y Nuevo testamentos, canto religioso y una reflexión de tradición budista.

El padre Alejandro Solalinde pidió respaldo a las mujeres presentes, para la bendición de despedida y envío, que introdujo a las Cojupaz a una de las cuatro ramificaciones de la marcha que caminaba hacia el zócalo de la ciudad de México.

Si Cristo no está muerto ¿entonces dónde está?, está con el pueblo, buscando libertad, y también Iglesias unidas, jamás serán vencidas, además de Vivos se los llevaron, vivos los queremos; exclamaba el contingente conforme avanzaba hacia el zócalo y conforme caía la noche a la par que bajaba un poco la temperatura del ambiente.

Aplausos de aprobación y simpatía de personas que testimoniaban la marcha, alentaban a las comunidades caminantes que se expresaban con más enjundia.

Escasa iluminación en la explanada de la constitución que sin embargo albergó entre 20 y 30 mil personas de comunidades e individuos de fe, así como sindicatos y estudiantes, quienes expresaron a los normalistas y especialmente a los padres de familia no están solos.

Foto (Cojupaz): Comunidades para la Justicia y la Paz durante la Octava Jornada Global por Ayotzinapa, escuchan el mensaje de don Vicente, padre de familia que busca a su hijo normalista.

Condena Foro Económico de Davos la violencia religiosa

(21/I/15) En el Foro Económico Mundial, el Arzobispo Anglicano de Ciudad del Cabo, Revdmo. Thabo Makgoba, intercambió durante un panel inaugural, con Mina Al-Oraibi, del periódico Asharq Al-Awsat; Hamza Yusuf Hanson, profesor y miembro del Islam; Rabino David Rosen, del Comité Judío Americano y Tony Blair, enviado especial para Oriente Medio.

Los participantes coincidieron en señalar al fundamentalismo como un atentado contra la humanidad.

“No podemos permitir que las tensiones actuales alcancen tan altos niveles, incluso que estallen en violencia” dijo el Arzobispo Anglicano tras su participación en el panel inaugural, a través de un comunicado.

Makgoba llamó a las autoridades “para llegar a la raíz de la crisis, para actuar con rapidez, para detener estos ataques evitando que se extiendan y detener a los autores” especificamente en Soweto, su pueblo natal.

“La venganza no resolverá los problemas, sólo una muestra de nuestra bondad innata y la generosidad del perdón nos llevará hacia adelante” agregó el Arzobispo.

En nombre de la Iglesia Anglicana, el titular episcopal de Ciudad del Cabo, transmitió el pésame a quienes han perdido familiares a causa de la violencia.

Foto (EFE): Mina Al-Oraibi, adjunta a la dirección del periódico Asharq Al-Awsat; Hamza Yusuf Hanson, profesor; Thabo Cecil Makgoba, Arzobispo Anglicano; Rabino David Rosen, del Comité Judío Americano y Tony Blair, enviado especial para Oriente Medio, durante la sesión inaugural del Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, el 21 de enero del 2015.

Reciben Anglicanos del DF Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos

(24/I/15) Ecuménica visita de miembros de la Iglesia Católica Romana, Iglesia Luterana, Iglesia Ortodoxa Antioquena y hermanos evangélicos, que alabaron con Laus Deo, coro que encabezó los himnos “angelicalmente” dijo el Rev. P. Juan Manuel Garay, concelebrante eucarístico con el Rev. P. Aurelio Ramírez, la Revda. Madre Sally Sue, el Rev. P. Fernando Montes de Oca, el Diácono Hiram González, y donde predicó el Rev. P. Pedro Ubieta, todo en el Centro de Conferencias de la Diócesis de México, de la Iglesia Anglicana de México, con la directriz del Oficial Diocesano de Ecumenismo, Rev. P. Efrén Velázquez.

Celebrada tradicionalmente en el primer mes del año, las fechas de la semana de oración fueron propuestas en 1908 por el padre Paul Watson, del 18 al 25 de enero entre fiestas de San Pedro y San Pablo; sin embargo, en el hemisferio Sur las iglesias celebran la Semana de Oración en Pentecostés, que es un momento simbólico para la unidad de la Iglesia.

El tema de 2015 se inspiró en el Evangelio de Juan, que habla del encuentro de Jesús con la mujer samaritana, un símbolo de amor que tiene el poder de reducir las barreras basadas en la religión, etnia o cultura, este año sugiere: “Dame de beber”. El material propuesto fue preparado por el grupo de trabajo del Consejo Nacional de Iglesias Cristianas de Brasil (CONIC).

El gesto bíblico de ofrecer agua a quienes lleguen, como una manera de dar la bienvenida y compartir, es algo que está presente en todas las religiones en Brasil. Se espera que el estudio y la meditación propuesta sobre la historia del encuentro de Jesús y la mujer samaritana en el pozo ayuden a las personas y comunidades a trabajar la dimensión dialógica del proyecto de Jesús, lo que llamamos el Reino de Dios.

Foto (Revdo. P. Juan Manuel Garay Cervantes): Estudiantes del Seminario de San Andrés en la capilla del Centro de Conferencias de la Diócesis de México, durante la sesión ecuménica por la unidad de los cristianos.

Si Dios está en Control ¿Por qué pasan cosas malas?

N.T. Wright sobre cómo las buenas noticias del Evangelio transforman nuestra realidad actual.*

(20/I/15) Gente alrededor del mundo está siendo perseguida y asesinada por sus creencias. Las guerras son furiosas. Millones viven en la pobreza.

Oyendo estas cosas, a menudo encontramos la pregunta — a veces en voz alta, a veces sólo en nuestras cabezas — “¿Dónde está Dios en todo esto?”

Es una pregunta con la que los creyentes han luchado con durante siglos, y es a N.T. Wright, un teólogo, a quien le interesa. Su nuevo libro, Simplemente buenas noticias, habla las formas en las que la verdad del Evangelio transforma nuestra realidad presente, creando un nuevo período de tiempo entre la muerte de Jesús y su regreso.

En el libro se argumenta que los cristianos han distorsionado el Evangelio de las “buenas noticias”. ¿Cómo es eso?

El punto básico del libro es la diferencia entre la buena noticia y un buen consejo. La palabra “evangelio” significa originalmente “buenas noticias”, y noticia es acerca de algo que ha ocurrido dando como resultado que todo es diferente, incluyendo quienes somos, pero es mucho más grande que eso.

Hemos convertido eso en buenos consejos como tomar una póliza de seguro de vida a futuro. “Te gustaría inscribirte para esta opción porque va a ser mejor para ti”.
Ahora, no hay nada malo con los buenos consejos, pero no es igual que una buena noticia. Vivimos entre las noticias acerca de algo que ha sucedido y la promesa de que, por tanto, algo va a suceder. La noticia de lo que Dios ha hecho en y a través de Jesús crea un mundo nuevo, y nos invita a ese mundo.

Así que estamos en este nuevo período escuchando entre las noticias y el cumplimiento de las noticias. ¿Cómo vivimos en esa tensión?

Parte de nuestros problemas es que una característica de la modernidad occidental es que hemos olvidado, por decirlo así, las diferentes capas del tiempo.

Incluso al decirlo suena como loco o raro, y la gente dice “qué quiere decir con ‘las diferentes capas de tiempo’?” Debido a la forma en que vivimos en el mundo de hoy, el momento es como una línea recta y las cosas quedan más y más lejos mientras te mueves hacia adelante. Pero durante la historia, la gente sabía perfectamente bien que, en la realidad, las cosas podrían cambiar con el tiempo.

Se podría ser mucho más cercano a un evento del origen; aunque cronológicamente fuera hace mucho tiempo, esto podría ser mucho más cercano a la realidad.

La vida de adoración y oración de la iglesia y los sacramentos y la lectura de las escrituras son una manera de hacer una realidad, así que aunque nos resulta difícil describir lo que está pasando, la realidad de esa fusión de tiempo — el tiempo de Dios y nuestro tiempo — es una realidad muy presente.

Eso nos lleva a la antigua pregunta: Si Dios es bueno y está en control, ¿por qué permite cosas malas?

Nunca puedes mirar la manera en que el mundo es y leer los propósitos de Dios fuera del mundo. Siempre hay más desconcierto y confusión. Ahora estoy mirando por la ventana en un hermoso cielo azul, una encantadora mañana de invierno, y piensas “este es un mundo maravilloso, es tan hermoso, está tan lleno de vida y promesa”. Cuando en realidad tuve vacaciones con una amiga cuyo marido murió hace un par de años atrás, y ella todavía está procesando la pregunta del ¿porqué sucedió en los primeros años de la mitad de su vida, como ocurrió esto?

Vivimos en un mundo donde simplemente no puedes mirar a la evidencia y decir: “Ahí estás, hay un Dios Bueno, todo está bien”. Por eso la buena noticia de Jesús es que en medio de este mundo confuso, con tanta belleza, pero también mucho dolor, lo que ha hecho Dios en Jesús lanza un proyecto, que dice “El dolor es real, sí, pero Dios ha lidiado con él y lidia con él. La belleza y el poder de la creación son reales. Dios va a hacer las cosas nuevas, y esas son las señales”.

Parte de nuestros problemas es que en el mundo occidental, hemos asumido que Dios es, por decirlo así, el ejecutivo (CEO) celestial de esta cosa llamada el corporativo del universo. Y luego, como dice uno de los personajes de Woody Allen: “una especie de yo creo en Dios, pero parece que es básicamente un mediocre”. En otras palabras, no es un buen CEO, no es bueno al ejecutar sus labores.

Pero en realidad, el mundo es mucho más complicado que eso. No es simplemente una máquina o un negocio con Dios como CEO. Dios está involucrado con él de manera que es difícil de captar para nosotros, especialmente en el mundo moderno.

Cuando leemos las historias de Jesús y vemos lo que está pasando en esas historias, tal vez necesitamos repensar el significado de la palabra “Dios” que vemos en Jesús. Entonces las cosas que se ven más claras y mejor enfocadas. No es simplemente la pregunta de “¿Dios se ha equivocado, es un error?” No, ha estado en medio de este problema con nosotros y ha tomado la peor decisión que puede hacer el mundo en sí mismo. Ha lanzado su proyecto de nueva creación. De eso trata la historia de Jesús.

A nivel práctico, puesto que estamos en medio de eso y no podemos ver lo que Dios está haciendo ¿cómo vivir en esa realidad?

Siempre es un misterio, pero las disciplinas cristianas clásicas de oración, de adoración, el estudio de las escrituras, y particularmente, del servicio a los pobres… en todas esas formas, nosotros estamos en realidad conectando la nueva creación, que ya ha sido lanzada. Misteriosamente seremos parte de eso.

No es que podamos traer la nueva creación con nuestros propios esfuerzos — Dios lleva el tiempo de Dios. No construimos el Reino, construimos para el Reino. Dios construye el Reino, pero lo que hacemos en el presente va a ser tomado y usado dentro de ese proyecto de mayor envergadura.

Me parece que esto es lo que la iglesia, en su mejor momento, siempre hace, generalmente por debajo del radar. La iglesia consta de todo el pueblo de Dios en este trabajo unido día a día, año tras año, y esto será parte de la nueva creación que Dios hará tarde o temprano.

N.T. Wright (nació el 1 de diciembre de 1948) es un Obispo Anglicano jubilado, actualmente es Profesor Investigador de Nuevo Testamento y de Cristianismo Temprano en la Universidad de San Andrés en Escocia.

*) Dargan Thompson co-edita Relevant.