Ecumenismo profético de base en Comunidades para la Justicia y la Paz

(26/II/15) Comunidades para la Justicia y la Paz (Cojupaz) integrada por personas de diferentes expresiones de la fe y la espiritualidad, como las iglesias Católica-Romana, Anglicana, Pentecostal y Evangélica, acompañaron la Jornada de Acción Global por Ayotzinapa motivada porque la policía municipal de Iguala, en el estado de Guerrero, detuvo a 43 estudiantes normalistas que no han aparecido de entonces a la fecha, sumando cinco meses de su desaparición y teniendo por respuesta de la autoridad que han sido asesinados y sus restos desintegrados; sin embargo la duda razonable ha mantenido a sus padres en la solicitud de origen: Vivos se los llevaron, vivos los queremos.

El punto de reunión recibía gradualmente a la congregación participante con entusiasmo y expectativa. Hubo fuentes informativas que consideraron que la marcha inició con cinco mil participantes y creció hasta sumar diez mil.

Ana, con sus dos meses de vida, en brazos de su madre avanzaba en la retaguardia de la marcha integrada por mujeres y hombres, adultos mayores y jóvenes, en solidaridad con la vanguardia encabezada por familiares y compañeros de los estudiantes normalistas.

A partir de las 4:30PM, saliendo de la glorieta del Ángel de la Independencia, la guitarra, el canto religioso y letras de protesta adaptadas a melodías populares entusiasmaban a la peregrinación que en esta ocasión se dirigió a la residencia de los pinos.

El contingente avanzaba, la dura inclemencia del sol menguaba lentamente y la congregación del contingente crecía, especialmente a la altura de la Estela de Paz. El megáfono alentaba con las consabidas Atyotzi aguanta, la Iglesia se levanta, y también: Si Cristo no está muerto ¿entonces dónde está? Está con el pueblo exigiendo libertad.

Las expresiones de aceptación a la participación de las convicciones de fe se manifestaban con caló en unos casos, fraternidad en otros y también con lágrimas en los ojos de una madre que busca a su hijo desaparecido, mientras que la oportunidad del diálogo ecuménico se hacía inevitable, pues la peregrinación solidaria es un espacio para el intercambio.

Tras el mitin en las inmediaciones de los pinos, llegan las recomendaciones de seguridad para desalojar el espacio público y la compañía hasta cierto espacio de resguardo y confianza.

Se hace evidente que éste ha sido tan sólo un paso en el camino para el establecimiento del Reino de justicia y de paz, el Reino de Dios.

Foto: Padre Juan Manuel Garay Cervantes (Anglicano) y  Padre Ernesto Gómez Martínez (Católico-Romano) en la congregación de Cojupaz, peregrinan en Paseo de la Reforma durante la Jornada de Acción Global por Ayotzinapa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s