Dios bendiga las bicis, iglesias hacen del cambio climático un asunto personal

En grupos de ocho o menos, jinetes de ruedas avanzan con sus bicicletas por el pasillo central de Iglesia Unida de la Trinidad y San Pablo en Toronto.

Ana Russell preside la sexta bendición anual de bicis en la Iglesia Unida de la Trinidad y San Pablo, en Toronto.

Ana Russell preside la sexta bendición anual de bicis en la Iglesia Unida de la Trinidad y San Pablo, en Toronto.

“Que la subida del camino te conozca”, pronunció. Que “el viento te sea favorable; que tu camino sea alegre; y que tú y tu bicicleta sean acariciados por el espíritu de la vida”.

Fue la sexta bendición anual de bicicletas en la Iglesia del centro de la ciudad — un tipo de evento local que se ha vuelto más común ya que un número creciente de iglesias considera la idea de que la protección del medio ambiente no es sólo un debate científico o político, sino espiritual.

El movimiento ha crecido en la última década y cruza las denominaciones. Una “Inicativa evangélica-climática” publicada en 2006 ha sido firmada por cientos de líderes religiosos; mientras que el Vaticano celebró una cumbre de un día a finales de abril para “elevar el debate sobre la dimensión moral de proteger el medio ambiente”. Francisco de Roma se está preparando este verano para emitir una encíclica, para enmarcar el cambio climático como un imperativo moral y religioso.

Revestida de alba, la oficiante rocía agua bendita en la cabeza, el manubrio y las ruedas de unos 50 jinetes y sus bicicletas.

Revestida de alba, la oficiante rocía agua bendita en la cabeza, el manubrio y las ruedas de unos 50 jinetes y sus bicicletas.

Un sondeo de Reuters señala que en febrero pasado, de 2,827 norteamericanos, dos tercios de los encuestados (66%) creen que el liderazgo del mundo está moralmente obligado a tomar medidas para reducir las emisiones de dióxido de carbono. Y 72 por ciento dijo que están “personal y moralmente obligados” de hacer en su vida diaria lo que puedan para reducir las emisiones.

Las bicicletas son una manera de atraer la acción por el clima hasta el nivel personal. La primera bendición de bicicletas en 1999 se celebró en la Catedral Episcopal/Anglicana de San Juan el Teólogo en Nueva York; desde entonces, las bendiciones de bicicletas se han extendido a otras ciudades, incluyendo Los Ángeles, California y Melbourne, Australia.

Hay algo divino en la simplicidad de la bicicleta, dijo Ana Russell, estudiante de la Maestría en Teología quien presidía el servicio sin denominación de Toronto esta semana, en el que utilizaba una ramita de cedro para esparcir el agua de la fuente bautismal. Agregó que “andar en bicicleta defiende la enseñanza de la Iglesia Unida en el medio ambiente”.

“Tenemos un fuerte compromiso de vivir con respeto por la creación”, dijo Russell. “Celebrar el traslado en bicicletas es una manera de seguir el mandamiento de pisar ligeramente sobre la tierra”.

Invocando las bendiciones de Dios envía a los ciclistas para que “así sean seguros y todas las personas que comparten las carreteras pueden estar seguras”

Se le preguntó por qué traía su maltrecha bicicleta blanca al servicio, Ana Thompson, diseñadora de ropa de 56 años y ciclista acérrima, echó su cabeza hacia atrás y se rió. “Esto sólo ejemplifica la belleza de la bicicleta” dijo ella. “Cuando estoy en mi bicicleta, me siento libre y feliz”.

Las personas ciclistas sienten una conexión con lo sagrado “o por lo menos una conexión con la creación” dijo Lyn Gaetz, presidente del Centro de fe, la justicia y las artes en la Iglesia de la Trinidad y San Pablo.

*) Hufftingtong Post

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s