Acompaña la IAM a organizaciones de la sociedad civil por el control de armas

(29/VII/15) La IAM acompañó el encuentro de organizaciones de la sociedad civil con Ana Paola Barbosa, Directora General para la ONU de la Subsecretaría para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, de la Secretaría de Relaciones Exteriores, con la vinculación de Sara San Martín Romero y Noé Amezcua, del Centro de Estudios Ecuménicos y la participación de Paulina Arriaga Carrasco de Desarma México e Irma Pérez-Gil de Amnistía Internacional.

La reunión fue para dialogar a cerca de la Primera Conferencia de Estados Parte, que recibe el Estado Mexicano en coordinación con la Oficina para Asuntos de Desarme de la ONU, que tendrá como telón de fondo el Tratado para el Comercio de Armas (ATT), mismo que regula el comercio internacional de armas convencionales -desde armas pequeñas a tanques de batalla, combate, aviones y buques de guerra– y que entró en vigor el 24 de diciembre de 2014.

La introducción ilegal de armas de Estados Unidos a México fue un aspecto abordado en el diálogo, ante lo que la Dra. Barbosa comentó que el armamentismo doméstico en EEUU se aprecia como un aspecto cultural; al respecto el Revdo. Arturo Carrasco Gómez de la IAM, señaló que recientemente la Convención General la Iglesia Episcopal (Comunión Anglicana en EEUU) se pronunció por el control de armas en EEUU a través de Obispos Contra la Violencia Armada.

Los espacios de participación para la sociedad civil en esta conferencia internacional fueron el eje dominante del diálogo, así como el seguimiento y la observación para la operatividad y el cumplimiento del ATT.

La Dra. Barbosa ratificó el firme compromiso de México por el control de armas, expresado en su calidad de anfitrión para esta Primera Conferencia de Estados Parte que se realizará en Cancún México del 24 al 27 de agosto venidero; hasta la fecha el ATT ha sido firmado por 130 estados y ratificado por 71.

En la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores, a pregunta expresa, la Dra. Barbosa indicó la importancia de la labor diplomática y expresó su reconocimiento al intercambio realizado con las organizaciones, a su vez señaló la disposición del subsecretario del ramo para un nuevo encuentro el próximo 11 de agosto.

Microfinanciamiento a través de “Cinco Talentos”

Los estragos de la pobreza y la enfermedad siguen atrapando y condenando a millones de familias alrededor del mundo a una vida de desesperanza y desesperación. Sin embargo, a través de su trabajo con la Comunión Anglicana, Cinco Talentos devuelve la esperanza y da dignidad a los pobres, mediante programas innovadores de ahorro, crédito y la enseñanza de principios cristianos”. Revdmo. Rowan Williams, Anterior Arzobispo de Cantórbery, patrono de Cinco Talentos.

Cinco Talentos “nació” en la reunión de obispos de la Comunión Anglicana, la Conferencia de Lambeth de 1998, surgió como un medio práctico de lucha contra la pobreza (resolución V.2.f). Inspirada en la parábola de los cinco talentos (Mateo 25), intentan enseñar, modelar y facilitar la buena administración de las comunidades donde trabajan. Han financiado programas de microfinanzas en doce países, beneficiando a más de 68 mil personas directamente y 410 mil indirectamente.

Las oficinas en Estados Unidos (EEUU) y en el Reino Unido apoyan y trabajan estrechamente con y para socios locales. La oficina del Reino Unido tiene particular supervisión y relación con socios en Kenia, Uganda y Tanzania.

Siempre trabajan con la iglesia local, que está involucrada con los socios locales en diferentes niveles. La Iglesia es a menudo la organización confiable primaria en muchas comunidades marginadas. Los líderes de las microfinanzas en cada país están comprometidos con la ética cristiana y los principios de la organización.

Una buena ilustración de microfinanzas basadas en el crédito es la historia de Mama Bahati, vendedora de plátano en Tanzania. Por las mañanas compraba su mercancía a crédito en condiciones duras, porque no había ningún respaldo suyo de capital sin alternativa de préstamo. Ella vende los plátanos durante el día y cuando devolvía el préstamo en la tarde, apenas tenía suficiente ganancia para alimentar a su familia. Conmovido por esta situación de servidumbre por deuda, el Ilmo. Mtetemela, Arzobispo de Tanzania, preguntó cómo podía ayudarla. Mamá Bahati respondió que un pequeño préstamo de alrededor de £5 (poco más de 6 US. Dlls.) por unos días, le permitiría comprar plátanos a granel directamente al mayorista. El Arzobispo le prestó el dinero y al final del término, ella fue capaz de aumentar su margen de beneficio, suficiente para pagar el préstamo, alimentar a su familia y ahorrar un poco.

Clientes como Mama Bahati también reciben formación empresarial y apoyo a medida que avanzan de pequeños préstamos iniciales hasta tomar préstamos un poco más grandes, con los que pueden ampliar sus pequeñas empresas. Los préstamos recuperados luego se prestan a otra persona, por lo que la misma suma de dinero puede ayudar a varias personas. La pequeña cantidad de intereses pagados por los préstamos ayuda a cubrir los costos operativos del préstamo proporcionando formación empresarial, asesoría y asegurándose de que los clientes son capaces de pagar a tiempo. Generalmente más del 95% de los beneficiarios pagan en su totalidad.

La gran diferencia con las microfinanzas es que el capital de préstamo proviene de las propias comunidades. Hombres y mujeres se forman en grupos de ahorro (a menudo llamados grupos de confianza porque el elemento de confianza es muy importante dentro de los grupos) y empiezan a ahorrar pequeñas cantidades cada semana o mes hasta que el grupo ha construido un fondo comunal. De este fondo, los miembros del grupo pueden hacer préstamos entre sí. Establecer tasas de interés propias y repartir utilidades, o mantenerlas para comprar activos que beneficiarán a todo el grupo. Es el dinero del grupo, que circula como préstamos, con un fuerte interés en el apoyo de nuevas empresas y los anima para asistir a sesiones de capacitación para invertir con prudencia.

Este modelo permite a la comunidad a crear sus propios sistemas financieros, con el apoyo de personal experto que se emplea para facilitar y capacitar a los grupos y asegurarse de que las finanzas se manejan correctamente. Esto significa que el dinero se lleva en circulación productivamente en la comunidad, de lo contrario se mantendría debajo del colchón. En este modelo, las donaciones contribuyen al establecimiento y fortalecimiento de la capacidad de los grupos y cubren los costos de mantenimiento del negocio y la alfabetización financiera.

Es asombroso cuánto dinero puede ser movilizado a través de estos grupos. En Thika, miembros de Kenya 4,464 del programa de ahorro dirigido, reunieron a alrededor de medio millón de libras a finales de 2012, y este dinero ha circulado a través de la comunidad en préstamos pequeños e incrementando dos veces el mismo fondo.

Microfinanzas no es creer en los pobres, sus talentos y su potencial. Es una inversión en algo sostenible, empoderándolos y aportándoles dignidad. Las microfinanzas realmente funcionan cuando es integrado por socios locales, cuya misión es luchar contra la pobreza al proporcionar productos financieros adecuados, aunados a la capacitación empresarial adecuada.

Entrevista con Graham Kings

Foto (Graham Kings): Revdmo. Idowu Fearon, Secretario General; Ilmo. Justin Cantuar, Primus Interpares de la Comunión Anglicana y el Revdmo. Graham Kings, Titular de Teología para la Misión.

Foto (Graham Kings): Revdmo. Idowu Fearon, Secretario General; Ilmo. Justin Cantuar, Primus Interpares de la Comunión Anglicana y el Revdmo. Graham Kings, Titular de Teología para la Misión.

Wim Houtman*

(18/VII/15) “Tómate tu tiempo para orar y pensar en esto”, dijo Justin Welby, Arzobispo de Cantórbery, pero no era necesario, Graham Kings dijo “sí” de inmediato. Tan sólo le había ofrecido el trabajo de sus sueños. No jubilarse, sino siete años más en un nuevo trabajo pionero: Teología de la Misión en la Comunión Anglicana.

“El centro de gravedad del cristianismo se ha desplazado hacia el sur del mundo. Tenemos que escuchar esas voces en la iglesia”, dice Kings, a sus 61 años. “Espero que podamos traer la vitalidad de la teología de África, Asia y América Latina a la iglesia occidental”.

Siempre ha trabajado en la misión, en cuanto a eso se refiere. En primer lugar en Monte Kenia, como conferencista en una universidad teológica rural, a siete millas por un camino de barro. De vuelta a Inglaterra se convirtió en profesor investigador y fundó el Centro Cambridge para el Cristianismo en el Mundo. Cuando se convirtió en sacerdote de parroquia, y más tarde en obispo, él miró esto como un trabajo misionero también. En primer lugar, en una iglesia de la gran ciudad de Londres, multicultural y con muchas personas que trabajaban en la política y los medios de comunicación. Y como Obispo en la zona rural de Dorset, en la costa sur, era como si él fuera a predicar el Evangelio a una cultura extranjera. “No hay, no hay rascacielos y no hay minorías étnicas: las personas también necesitan a Cristo allí”.

Por la manera en la que Graham Kings habla, el trabajo misionero realmente suena divertido. Está lleno de ideas. Y un trabajo en redes. Conoce a todo el mundo y reúne a la gente. Una vez, en 1999, él caminó de Oxford a Cambridge, con un camello, con un grupo de amigos, como los kenianos, para recaudar fondos para las escuelas de la iglesia en Kenia. Charles Simeon, ayudó a fundar y dio dinero a la Sociedad de la Misión de la Iglesia en 1799. Vivió en Kings College, Cambridge, a sus 54 años, sobre el un enorme arco que hay. Kings vio ese arco y pensaba que un camello debería ir a través de él.

Obtuvo una idea y luego se las arregló para encontrar una empresa que alquilaba camellos para eventos, un veterinario y un operador de turismo, que organizó una ruta y alojamiento. Todo el asunto llamó la atención de los medios de comunicación, locales y nacionales, y generó casi 60 mil euros. Y lo que es igual de importante: ganó un montón de “amigos de paseo en camello”.

Kings habla de un grupo de hombres en su bar de pueblo donde regularmente se bebe una pinta. “Para ellos no soy el obispo, tan sólo Graham. Una vez poco antes de Navidad uno de ellos, un profesor de ciencias que es ateo, me dijo: ‘te digo una palabra marciana y apuesto que no serás capaz de conseguir utilizarla en tu sermón’. Él sabía que nunca apostaría dinero. ¿Y cuál fue su palabra? Cuantumcromodinámicas. Le dije: ‘OK, voy a aceptar eso, pero con una condición: que usted esté allí’. ‘Oh no’, dijo, ‘eso no es posible, soy un ateo’. Entonces el otro hombre dijo: ‘Hey calma, vamos, nos aseguraremos de que nada te va a pasar’.

“Así llegó y comencé mi sermón con unas palabras sobre la partícula que Higgs acababa de descubrir: un bloque de construcción elemental del universo. ‘Eso es fantástico’, le dije. ‘No sé nada sobre cosmología’. Ciertamente no sé la teoría más importante de la cuantumcromodinámica, pero sí sé que yo creo que Dios creó el mundo’. Luego estrechó la mano conmigo”.

Como obispo, Kings conduce un curso Alpha al año en un lugar histórico en Dorset. “Colegas habían dicho previamente que nunca se iba a trabajar, como obispo no podría mantener diez martes por la noche consecutivos. Pero si crees que algo es importante, se puede”.

Él también tenía personas que venían a él. “Mi secretaria es brillante. Cuando alguien telefoneó para invitarme a cenar a menudo decía: ‘maravilloso, lo reviso diario. Él está bastante ocupado por el momento pero… sabes qué, por qué no vienes con un grupo de personas una noche a cenar con él; el Obispo ofrecerá una cena después de hablar. O mejor aún, ¿por qué no lo hacemos diez noches?. A menudo tuvimos personas que nunca pensarían en hacer un curso Alfa por sí mismos”.

Graham Kings es un Anglicano-evangélico de centro. A favor de las mujeres en el ministerio, en contra de bendecir relaciones del mismo sexo, pero no está dispuesto a dejar que una división en la iglesia lo obligue en ese punto. Y sobretodo: apasionado por una iglesia en misión.

En 2003, fue uno de los fundadores del Fulcro, un think-tank evangélico que quiere trabajar desde el centro de la Iglesia Anglicana. Esto a diferencia de algunos otros grupos ortodoxos, que son principalmente contra muchos progresos y a veces amenazan con romper.

La familia de la Comunión Anglicana ha atravesado una crisis en los últimos años, después de la ordenación de un obispo en la iglesia estadunidense que vivió abiertamente en una relación con pareja del mismo sexo. La esclavitud ha sido abolida, las mujeres han ganado derechos iguales, ahora es el momento para la gente gay, es la línea estadunidense. Molestó a muchos anglicanos, especialmente los africanos. Durante doce años las relaciones entre las iglesias de Estados Unidos y África han sido bloqueadas. Pero Kings está en un estado de ánimo de “esperanza realista”. Él espera mucho del nuevo Arzobispo de Cantórbery, Justin Welby, que asumió el control como sucesor de Rowan Williams en 2013. La mayoría de dirigentes de la iglesia ahora se compone de personas teológicamente ortodoxas y conducen la misión, dice Kings. Pero en EEUU también, las cosas están cambiando. Se acerca una generación nueva, más orientados a la misión.

“Esperanza” es también su estado de ánimo para la Iglesia de Inglaterra, aunque los números siguen disminuyendo. “Yo no soy optimista. Eso es un rasgo humano. La esperanza proviene de Dios, arraigada en el sufrimiento y en la escritura. Romanos 15:13 se ha convertido en un texto clave para mí: ‘Que Dios, que da esperanza, los llene de alegría y paz a ustedes que tienen fe en él, y les dé abundante esperanza por el poder del Espíritu Santo’.

“Hay lugares donde ir a la iglesia está en crecimiento. Y está aumentando el número de jóvenes que quieren trabajar en la Iglesia. Lo peor para la Iglesia aquí en el occidente, es que está siendo ignorada por la mayoría secular. Pero cuando habla el Arzobispo Justin Welby, la gente presta atención. Es un regalo de Dios a la Iglesia. Él viene del mundo de los negocios. Él tenía un trabajo superior con una compañía petrolera a la edad de apenas treinta años. Está totalmente comprometido con la misión de la Iglesia y el evangelismo es una de sus tres principales prioridades.

“Los desafíos siguen siendo altos, especialmente en el campo. Estaba hablando esto con un sacerdote en Dorset, que sirve quince iglesias de pueblo pequeño. Le pregunté cómo muchas personas vienen a la iglesia en un domingo. En conjunto eran 250. ‘Eso es una gran iglesia’, dijo. ‘Piense en una congregación, con grupos de quince casas”.

En el mismo sentido, describe el éxito de expresiones frescas, el programa en inglés para nuevas formas de ser Iglesia, para conocer a gente de este tiempo donde se encuentran. “No se trata de números enormes. La mayoría de iglesias plantadas son pequeñas, tienes que empezar con poco, pero cuando usted suma cómo muchas personas se alcanzan a través de todos estos lugares, tienes la medida de una diócesis”.

Kings creció en una familia que pertenecía nominalmente a la Iglesia. “Desde mis 7 hasta mis 12 años cantaba en el coro de la Iglesia. Sabía que Dios existía, pero no tenía idea que podía tener una relación personal con él. Después de la secundaria tuve un año sabático en el ejército: eran millas de Dios allí. Entonces fui a Oxford para estudiar derecho y conocí a algunos que se convirtieron en cristianos. Empecé a leer otra vez los evangelios y el Jesús que conocí en los evangelios emparejado al Jesús que vi en la vida de los cristianos.

Alguien me preguntó por un servicio de extensión y allí, en la noche del domingo 20 de enero de 1974, confié mi vida al Señor. El miércoles posterior conocí a mi futura esposa, y el viernes asistí a un grupo de misionero de oración. A penas era media semana.

En abril, Alison y yo empezamos a salir. En casa de sus padres, me encontré con libros, música y artes, que no había conocido. Todo un mundo se abrió para hacerlo con fe y cultura. Pensé: ¿realmente quiero ser un abogado? Me fui a la teología. Mi papá estaba furioso. Después de dos semanas, él dio terminó su resistencia y dijo: “Dame algo que leer después”. Le di el nuevo testamento en la versión de buenas noticias. Él se fue con mi madre durante una semana y leyó toda la cosa. Mi madre, que tenía colitis crónica, había sido curada por la oración poco antes en una Iglesia carismática, cercana. Y mi papá me vio cambiar. A través de todas estas maneras, Dios estaba hablando con él. En noviembre llegó a la Iglesia y el Vicario hizo la llamada de altar, subió a entregarse a Jesús. Una semana más tarde mi hermana hizo lo mismo. Así que Dios llamó a toda la familia para sí mismo en un año”.

En 1980 Kings escuchó la historia de Jean Waddell en la radio, un misionero británico que tras la revolución de los ayatolás, había sido rehén durante varios meses en Irán. Inspirados por su valentía, pero aún más por su voluntad de perdonar, Kings se ofreció como voluntario para la organización que había enviado a Jean, la Sociedad de la Misión de la Iglesia. Después de su parroquia en Londres, él y su esposa se sintieron llamados a trabajar en la misión en el extranjero.

“Aquellos años en Kenia me cambiaron totalmente”, dijo. “Era un barthiano en teología. ‘Religión’ era una palabra malsonante: la revelación de Dios vino de un mundo totalmente diferente, desde arriba y se convertiría todo desde abajo. En África, me encontré con teólogos que construirían sobre lo que ya estaba allí. El Evangelio entra en una cierta cultura; confirma algunos aspectos de esa cultura, transforma algunos y otros son desafiados. Posteriormente me fui a trabajar en Islington y Dorset”.

¿Qué será lo primero que él hará en su nuevo trabajo? “Vamos a invitar a los teólogos de África, Asia y América Latina para estudiar en Inglaterra en años sabáticos y escribir para su publicación. Vamos a celebrar seminarios teológicos en por ejemplo Bangalore, India, Nairobi, Kenia y Buenos Aires, Argentina. Los documentos que se escriben para esas sesiones se publicarán inmediatamente en nuestro sitio web. Una serie de libros se publicarán sobre diversos aspectos de la teología, como la iglesia, Cristo y la expiación.

¿Qué pueden aprender los creyentes y teólogos occidentales de estas nuevas corrientes de la teología? “Lo que es ‘nuevo’ sobre la teología de África, Asia y América Latina es que a menudo se deriva de un contexto de pobreza y persecución. Debido a ese contexto diferente, empiezas a leer la Biblia en una luz diferente y encontrar cosas que habías pasado por alto previamente. Al igual que Pablo, que describe a los Gálatas, cómo la Iglesia estaba inundada con cristianos entre los Gentiles. Estaban llenos del espíritu, pero no estaban circuncidados, lo que causa que Pablo vuelva al Antiguo Testamento y entonces descubrió que Abraham había sido justificado ya antes de que él fuera circuncidado. Usted es aceptado por Dios mediante la fe, no por obras de la ley. Las nuevas voces de África, Asia y América Latina están haciendo lo mismo que el gentil principio cristiano: causando controversia, renovación de la teología y cambiando la forma de la iglesia”.

*) Publicado en Fulcrum.

A 70 años de la primera explosión nuclear

Las armas nucleares implican despilfarro de recursos que compiten con los destinados al desarrollo: Dr. Sergio Alcocer

Dr. William Potter; Embajador Filipe de Macedo; Dr. Sergio Alcocer Martínez; Dra. Ana Paola Barbosa y el Dr. Gerardo Suárez.

Foto (Redes sociales): Dr. William Potter; Embajador Filipe de Macedo; Dr. Sergio Alcocer Martínez; Dra. Ana Paola Barbosa y el Dr. Gerardo Suárez.

El Ilmo. Francisco Moreno, Obispo Primado de la Iglesia Anglicana de México (IAM), atendió la cordial invitación de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México (SRE), para que la IAM participara en el evento público por el “70 Aniversario de la primera detonación de un arma atómica e inicio de la Era Nuclear”.

El evento presidido por el Dr. Sergio Alcocer Martínez, Subsecretario para América del Norte, y que contó con la participación de especialistas internacionales, fue organizado a través de la Consejera Ana Paola Barbosa, Directora General para la Organización de las Naciones Unidas de la SRE, conjuntamente con el Emb. Luiz Filipe de Macedo Soares, Secretario General del Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en la América Latina y el Caribe (OPANAL).

Generar conciencia sobre la amenaza que representan las armas nucleares para la supervivencia misma de la humanidad y la necesidad de lograr su prohibición y total eliminación, ha sido el objetivo del encuentro, en el cual el Ilmo. Moreno delegó en el Revdo. Arturo Carrasco-Gómez su participación.

La Dra. Barbosa señaló que la detonación de la primera bomba nuclear tuvo lugar en Alamogordo, Nuevo México, en un lugar que hoy se conoce como La Jornada del Muerto el 16 de julio de 1945, a 140 km de la frontera con México y a 20 días de ser utilizadas en Hiroshima y Nagasaki.

Las armas nucleares implican despilfarro de recursos que compiten con los destinados al desarrollo, señaló el Dr. Alcocer en su intervención, agregando que hoy existen nueve estados poseedores de alrededor de 16 mil ojivas nucleares.

Por su parte el Embajador Macedo Soares indicó que tales países son Estados Unidos, la Unión Soviética, el Reino Unido, Francia, China, Israel, la India, Pakistán y Corea del Norte; puntualizó que estos países realizaron más de 2 mil detonaciones nucleares de 1945 a la fecha, agregando que son EEUU y Rusia los que concentran más del 90% del arsenal total; señaló que uno de los grandes éxitos de América Latina y el Caribe ha sido la creación del OPANAL.

El Embajador Macedo recordó que la primera prueba nuclear llamada Trinity Test, generó un poder explosivo equivalente a 20 kilotones de dinamita, es decir, 2 mil veces mayor que las bombas convencionales más poderosas lanzadas sobre Europa durante la guerra; concluyó diciendo que el arma nuclear promueve una desigualdad radical. “Es como una pistola apuntada en la cabeza de la humanidad”.

El Dr. Gerardo Suárez, Investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM; el Sr. Ward Wilson, del Rethinking Nuclear Weapons Project, y el Dr. William Potter, Director del James Martin Center for Nonproliferation Studies; participaron enfatizando los riesgos y la necesidad del desarme.

El acto inició y concluyó con expresiones artísticas ad hoc, respectivamente un preludio musical y la inauguración de la exposición mundial itinerante Todo lo que atesoras. Por un mundo libre de armas nucleares, de Soka Gakkai, asociación budista dedicada a la promoción de la paz, la cultura, la educación y la contribución social en el mundo, que ha colaborado con el Consejo Mundial de Iglesias para erradicar el uso de la energía nuclear en armamento.

¿Será la FFD buena nueva para los pobres?

Logo de la Tercera Conferencia Internacional de las Naciones Unidas sobre Financiamiento Para el Desarrollo (FFD)

Logo de la Tercera Conferencia Internacional de las Naciones Unidas sobre Financiamiento Para el Desarrollo (FFD)

por Justin Welby*

(10/VII/15) Los logros de los objetivos de desarrollo del Milenio han sido enormes. Han contribuido para que muchas personas salgan de la pobreza. Más que eso, han levantado el perfil de desarrollo de los más pobres sobre la faz de la tierra de un modo que hubiera parecido imposible en la década de 1990.

Sin embargo aún queda mucho por hacer. El éxito de los últimos quince años apunta a lo que puede lograrse. La humanidad está llamada a la justicia, la compasión y a estar de pie junto a los pobres. San Pablo, escribiendo a los cristianos en Filipos, dice que Jesús, aunque en la forma de Dios, no consideró la igualdad con Dios como algo que explotar, se despojó a si mismo, tomando forma de siervo. (Filipenses 2:6-7). El patrón del amor de Cristo es para que los poderosos sirvan, los ricos den y los vulnerables sean acariciados, para que puedan florecer y estar fuertes. El patrón de Dios es la regla para los seres humanos.

Todos reconocemos la necesidad de un patrón de crecimiento y desarrollo justo y sostenible. El crecimiento económico juega un papel fundamental en la ayuda del desarrollo, pero no puede ser un objetivo en sí mismo. La pobreza, la desigualdad y la destrucción del medio ambiente que nos rodea deben ser abordados. Está claro que hay un mandamiento bíblico contra la acumulación sistemática e indefinida de sociedades muy desiguales. Tenemos que ajustar el dial, volver a examinar la manera en que funciona nuestra economía global y que el florecimiento de todos los seres humanos esté en el corazón de lo que estamos tratando de lograr colectivamente. Necesitamos una economía global que incluya a todos, en la que nadie esté sin voz.

Las reuniones mundiales de este año son la mejor oportunidad que hemos tenido durante mucho tiempo para hacerlo. La próxima conferencia de Financiamiento para el Desarrollo ( #FFD3 #Action2015 ) es una oportunidad para volver a examinar si estamos consiguiendo los recursos adecuados, para las personas adecuadas, y de la manera correcta para ayudarles a prosperar. También será una oportunidad para considerar cómo podemos tener instituciones más eficaces, democráticas y responsables para la gestión de las finanzas globales y para promover la cooperación eficaz que contribuya al bien común mundial.

La brecha de financiamiento que enfrentan los países en desarrollo, que buscan implementar los objetivos de desarrollo sostenible en los próximos quince años, es un reto que estamos llamados a cumplir, y cuando Dios llama, Dios equipa. El reto está a nuestro alcance. Cuando reconocemos y entendemos la urgencia con que debemos abordar los problemas globales de nuestro tiempo, debe seguir la voluntad política para movilizar los recursos. El negocio como de costumbre dejará de lado a los más pobres y más vulnerables. Todos deben desempeñar un papel si queremos evitar que esto suceda.

Los países desarrollados han hecho promesas, y estas promesas deben ser honradas. Sobre la ayuda. Sobre financiamiento del clima. Me regocijo en el liderazgo del Reino Unido en el cumplimiento de su compromiso de dar el 0.7% del PIB en ayuda, un compromiso claro y significativo para la solidaridad con nuestros vecinos globales. Mientras que la ayuda es sólo una parte de la solución, salva vidas en situaciones de emergencia, puede apoyar una red de seguridad para los más vulnerables y ser un catalizador para otras formas de inversión.

Necesitamos acción internacional colectiva para reducir el daño hecho por evasión de impuestos y el movimiento ilegal de dinero de un país a otro. Fortalecer el impuesto en los países en desarrollo puede aumentar la capacidad de los gobiernos para crear un ambiente donde la gente pueda acceder a los servicios básicos y pueda florecer. Esto requiere de liderazgo y coraje de los líderes políticos en estos países. Los efectos menos positivos de la globalización y las reglas anticuadas y el impuesto global excesivamente complejo, significan que muchas finanzas dejan libre de impuestos a los países en desarrollo. Necesitamos urgentemente un aumento en la transparencia, un impuesto global más justo y reglas más simples e instituciones que permitan a los países en desarrollo contribuir al debate del impuesto global.

Necesitamos un sistema justo de comercio internacional que impida a los ricos protegerse, mientras que los pobres no pueden hacer nada. La dignidad del trabajo creativo es un don de Dios en la creación, un tesoro que se olvida a menudo y que es fácilmente robado. El trabajo creativo conserva y atesora la creación, en una asociación de atención y respeto.

Las estructuras globales ayudan y son parte del rompecabezas, así que también las empresas (grandes y pequeñas) y los inversionistas privados juegan un papel crucial. Debemos alentar la inversión innovadora y responsable que ayude a las personas a darse cuenta de sus derechos humanos, ayuda a reducir las desigualdades entre hombres y mujeres, y abordar los riesgos ambientales y los efectos del cambio climático. El objetivo final de las finanzas correctamente invertidas y reglamentadas, debería ser más florecimiento humano. La mejor faceta de las finanzas es que son liberadoras, no esclavizantes.

En todos los debates sobre el volumen de financiamiento requerido y cómo elevarlo, es importante no perder de vista lo que el dinero es en última instancia y la visión compartida que tenemos para la clase de mundo que queremos vivir: un mundo donde cada mujer, hombre y niño esté igualmente facultado para florecer y donde los problemas de uno son los problemas de todos. En estos debates técnicos, debemos recordar que la pobreza tiene un rostro humano. La realidad de su cara se ve en el niño Jesús en Belén, pobre, indigente y refugiado; Dios identificado con la gente más desamparada en la tierra. Si olvidamos esto, comenzamos a servir a la economía global, en lugar de utilizarla como una herramienta para el avance de bien común global.

Logramos grandes cosas cuando trabajamos juntos, y cuando elevamos la búsqueda del florecimiento humano por encima de nuestro propio egoísmo, como individuos y como Naciones Unidas. Mi súplica es que nuestros líderes políticos no olvide esto cuando negocien este acuerdo vital, y se pregunten: ¿Esto es justo? ¿Esto es generoso? ¿Esto es sostenible?

Los resultados de esta conferencia serán importantes para sentar las bases que establezcan los objetivos de desarrollo sustentable y las negociaciones climáticas de la ONU este año. Exhorto a los líderes para entregar un acuerdo fuerte y transformacional, que supere la presión para diluir compromisos por el bien de la conveniencia. Pido valentía al liderazgo, una visión exterior de nuestro mundo, que tendrá un impacto duradero y verdaderamente sea una buena noticia para los pobres.

*Justin Welby, Arzobispo de Cantórbery

Su Gracia Justin Welby, Ilmo. Arzobispo de Cantorbery desde 2013, después de una carrera en el sector privado. Licenciado en Teología en el St. John College, Durham, centrándose en ética -especialmente ética en los negocios-. Desde entonces ha publicado numerosos artículos sobre ética y finanzas internacionales.

Su Gracia Justin Welby, Ilmo. Arzobispo de Cantorbery desde 2013, después de una carrera en el sector privado. Licenciado en Teología en el St. John College, Durham, centrándose en ética -especialmente ética en los negocios-. Desde entonces ha publicado numerosos artículos sobre ética y finanzas internacionales.

¿Sanará Estados Unidos después de Ferguson? Responden Mpho y Desmond Tutu

África del sur sorprendió a todos por hacer la transición a una sociedad post-apartheid relativamente pacífica. Aquí está lo que los estadunidenses pueden aprender.

Foto (Andrew Zuckerman): La Revda. Mpho y el Ilmo. Desmond Tutu, padre e hija.

Foto (Andrew Zuckerman): La Revda. Mpho y el Ilmo. Desmond Tutu, padre e hija.

Por Fania Davis y Sarah van Gelder

¿Podemos recuperarnos del legado de la esclavitud, robo de tierras, privación de derechos, la discriminación, discriminación laboral, linchamientos y encarcelamiento masivo? Recurrimos a la sabiduría del Arzobispo Desmond Tutu y su hija, la Revda. Mpho Tutu, sobre esta cuestión. Desmond Tutu condujo a África del Sur desde la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, formada en 1995. Muchas personas preveían violencia y un colapso de la sociedad cuando décadas de apartheid terminaban. Sin embargo, la transición del fue país relativamente pacífica a una democracia multirracial, en parte debido al proceso de verdad y reconciliación.

Activar al espíritu de perdón fue Ubuntu, una antigua creencia africana meridional. Ubuntu sostiene que existen individuos solamente en relación con otros seres vivos: Yo soy porque nosotros somos. Como pares, es nuestra responsabilidad cuidar uno del otro.

¿Pudieran la verdad y la reconciliación, formadas por los ideales de Ubuntu, desempeñar un papel en los Estados Unidos (EEUU)? ¿Es el momento para que los procesos de verdad y reconciliación examinen e intenten sanar la violencia policial dirigida a los negros?

El Arzobispo Tutu, un laureado Premio Nobel de la Paz, con 83 años de edad y retirado aunque continúa siendo buscado por su sabiduría y consejo. La Revda. Mpho Tutu, es una sacerdota Anglicana/Episcopal, Directora Ejecutiva de la Fundación Desmond y Leah Tutu y coautora con su padre del Libro del Perdón.

Fania Davis y Sarah van Gelder entrevistaron para la revista YES! a padre e hija a través del correo electrónico; ambos respondieron con una grabación de audio. Aquí una edición de la conversación:

Yes: Usted habla de la idea de Ubuntu. Ese concepto parece que en Occidente debemos entenderlo mejor. ¿Podría explicar lo que significa?

Desmond Tutu: Ubuntu habla de cómo nos necesitamos mutuamente. Dios, muy conscientemente, nos ha hecho seres que son incompletos sin el otro. Nadie es autosuficiente.

Mpho Tutu: Ubuntu reconoce en el más profundo camino que nosotros somos interdependientes, y que cualquier acción que perpetran contra ti tiene consecuencias para mí y para mi vida. Y así, la regla de oro: Haz a los demás como te gustaría que hagan contigo y no hagas a los demás como no te gustaría que te hicieran — es una expresión más occidental del concepto de Ubuntu.

Yes: ¿Puede hablar de un momento que le trajo profundo agradecimiento de Ubuntu? Y ¿cómo Ubuntu ha formado su trabajo?

Desmond Tutu: Uno es constantemente consciente de ello, pero creo que mucha gente sería capaz de apreciar esta instancia: personas que habían sido sometidos a malos tratos, subyugados, en lugar de buscar venganza, estaban dispuestas a hablar de reconciliación, perdón. Por supuesto, se les dio un maravilloso ejemplo de la magnanimidad de un Nelson Mandela, quien salió de prisión sin escupir sangre y fuego, pero diciendo que necesitamos entender a la otra persona y tenemos que perdonar. Y nuestro país se salvó de la devastación por esta voluntad de comprender y perdonar.

“Nadie es autosuficiente”

Y no es algo unidireccional, la generosidad del espíritu por un lado provoca una clase de respuesta en el otro lado. La gente preguntaba cuando vieron a la oruga repulsiva que había sido Sudáfrica, convirtiéndose en una mariposa hermosa, hermosa.

Yes: En Estados Unidos (EEUU) ¿cómo podríamos interrumpir ciclos de trauma racial histórico que comenzaron con la esclavitud, luego se transformaron en linchamiento y luego en la violencia racial asociada a Jim Crow y hoy en el encarcelamiento masivo, policial y mortal? ¿La verdad y la reconciliación podrían tener un papel?

Mpho Tutu: para que funcione en EEUU, tiene que haber voluntad de ambas partes por participar en el proceso, o hay que hacer algún tipo de zanahoria atada a un palo (atracción). En Sudáfrica, la Comisión de la Verdad y la Reconciliación ofrecieron la zanahoria de la amnistía a los autores y el palillo del proceso.

Yes: ¿Cuál es el papel de verdad y cómo conseguimos la verdadera reconciliación?

Desmond Tutu: Obviamente, si queremos una reconciliación, no va a suceder si dices verdades a medias. Por esta razón aquí en Sudáfrica, para que se concediera Amnistía a la gente, tenía que evidenciarse que habían declarado completamente, y había gente que estaba comprobando la veracidad de quienes estaban solicitando Amnistía.

Yes: La reconciliación es despreciada a menudo como algo que viene desde una posición de debilidad, de dejar lo pasado. ¿Qué opina de la reconciliación?

Mpho Tutu: Creo que la reconciliación es realmente una demostración de fuerza. Se necesita valor increíble para pasar por el proceso que le llevará a la reconciliación, para contar la historia, ser capaces de articular cómo usted ha sido herido, de manera que puede ser terriblemente doloroso y vergonzoso. Nombrar el dolor: vergüenza, sentirse dis dained, sentirse despreciado o menospreciado. ¡Y después ser capaz de otorgar perdón!

“Se necesita valor increíble para pasar
por el proceso que le llevará a la reconciliación”.

Llegar a contar su propia historia con sus propias palabras y decir que el autor no describe quién es usted. Porque cuando alguien te hiere, es como si te definieran. Si alguien golpea tu cara, entonces te definen como la persona cuyo rostro puede ser abofeteado. Cuando eres capaz de perdonar a alguien por abofetear tu cara, lo que luego dices es, “No, en realidad, yo soy mejor que lo que dices que soy. Yo no soy la persona cuyo rostro puede ser abofeteado. Soy la persona que puede decir: ‘eso no ocurre. He terminado con usted, o he terminado siendo yo en este tipo de relación’ ”.

Yes: ¿Cómo llegamos a un entendimiento común de la historia, especialmente cuando la experiencia de blancos y negros ha sido tan diferente? ¿Es incluso importante que lleguemos a un entendimiento común?

Mpho Tutu: Creo que yo llamaría una narrativa compartida en lugar de una narrativa común. No estamos contando una historia idéntica. Estamos contando la misma historia desde diferentes perspectivas.

En EEUU, en Richmond, Virginia, hay una estatua de un soldado confederado desconocido. Richmond fue el punto de transbordo para los esclavos —primeros esclavos procedentes de África, y luego, una vez detenido el comercio de esclavos trasatlántico, es el lugar donde los esclavos negros fueron vendidos por el río a las plantaciones en el sur. Y la ruta del esclavo Richmond comienza en lo que hoy es ese monumento para los muertos Confederados.

La historia de la esclavitud y la historia de la Guerra Civil americana no es sólo una historia de una guerra que puso fin a la esclavitud, también es una historia de cientos de miles de sureños blancos cuyos hermanos, padres, e hijos murieron por miles y por decenas de miles. Estos, también son personas que tienen una historia, una perspectiva y una pasión.

Cuando mi hijo muere, es mi hijo quien muere. No enmarca la muerte de mi hijo en su narrativa; enmarco la muerte de mi hijo en mi narrativa. Marco la muerte de mi hijo en su narrativa.

Yes: Usted dice que el proceso sudafricano de verdad y reconciliación revelan “una extraordinaria capacidad del mal” y “una maravillosa generosidad” de parte de las víctimas. ¿Ese conocimiento qué le lleva a creer sobre la naturaleza humana?

Desmond Tutu: ¡Que somos seres extraordinarios! Todos nosotros tenemos la capacidad para el mayor mal posible. ¡Todos nosotros! Ninguno de nosotros puede predecir que en determinadas circunstancias no seríamos culpables de las atrocidades y la crueldad más horrendas. Es por eso, cuando dijeron en los periódicos que alguien era un monstruo, yo seguí diciendo, “No. Esa persona realizó actos monstruosos. Esa persona puede cambiar”.

“No estamos contando una historia idéntica. Estamos contando
la misma historia desde diferentes perspectivas”.

Y sí, me enseñó que la naturaleza humana puede sondear las peores profundidades posibles y que la raza no tiene nada que ver con él. La naturaleza humana también puede escalar las alturas más altas de la nobleza y, una vez más, la raza no es un factor determinante.

Yes: La verdad y la reconciliación a menudo sucede después de un período traumático. ¿Es posible en EEUU, donde la violencia racial y la exclusión siguen hoy este proceso?

Mpho Tutu: Sí, es posible. La verdad y la reconciliación son procesos, y porque son procesos, son continuos. En un lugar donde el racismo continúa o donde los daños continúan, nosotros podemos todavía realizar el proceso. Vamos como podemos ir. Decimos la verdad así como podemos decir la verdad. Contamos nuestra historia tanto como podemos contar nuestra historia. Explicar como podemos explicar lo que el impacto de la acción es sobre nosotros y aquellos que son capaces, perdonar. Para aquellos que no son capaces de perdonar, que reinicien y empiecen a contar la historia sobre otra vez.

Yes: ¿Un proceso de verdad y reconciliación en EEUU difiere del proceso sudafricano? Y si es así, ¿cómo?

Mpho Tutu: Oh, creo que un proceso en EEUU realmente tendría que ser de cosecha propia. El proceso del África del Sur no es una plantilla. No es un patrón único. En cada sociedad y en cada situación, será adaptar el proceso para adaptarse a la realidad sobre el terreno.

Yes: Muchos estadounidenses blancos bien intencionados dan la bienvenida a la idea del “perdón” y quizás son demasiado ansiosos por cerrar la puerta a nuestra historia del trauma racial. ¿Qué tiene que pasar antes de llegar a la fase de buscar el perdón?

Mpho Tutu: Describimos en nuestro Libro del perdón cuál es el proceso de perdonar. Comienza con contar la historia, por lo que no puede llegar al perdón sin confrontar la realidad de lo sucedido. Y debe nombrar el daño. Usted no puede conseguir al perdón sin decir “Así es cómo yo he sido herido”.

Solamente después de haber hecho esas dos cosas usted realmente llega al perdón. Así que el perdón no es un barato “OK, ¡sólo perdona y olvida!” No, no se puede. Hay que recordar en realidad para ser capaces de perdonar.

Yes: ¿Cuál es el papel de las disculpas y las reparaciones?

Desmond Tutu: “Lo siento, perdóname por favor” puede llegar a ser bastante, increíble, poderoso, cuando es genuino.

Pero la autenticidad se probará, de hecho, si estás dispuesto a hacer todo lo que usted pueda. ¿Estás listo para proporcionar recursos materiales que buscan equilibrar la balanza? En EEUU, escuelas, vivienda y trabajo.

Mpho Tutu: Empleo contra la discriminación.

Desmond Tutu: Sí. Cosas que realmente se pueden llegar a realizar.

Y quienes han sido heridos deben ser los que tienen derecho a proponer con qué se va a comenzar a mitigar la angustia, si no se acaba repitiendo el mismo ciclo del autor, que es de la parte superior, prescripción.

Yes: ¿Por qué dicen, “Sin perdón no hay futuro?”

Mpho Tutu: Incluso la mirada más simple del mundo puede mostrar la diferencia entre los países que han participado en algún tipo de proceso de verdad, reconciliación, perdón y los que no.

En lugares donde no se ha realizado ningún esfuerzo para perdonar, el ciclo de violencia continúa, siglo tras siglo, generación tras generación. En otros lugares, los dirigentes han decidido que se detenga aquí.

“No puede llegar a perdón sin
confrontar la realidad de lo que sucedió.”

Por ejemplo, Ruanda no es necesariamente un ejemplo brillante de lo que un país debe ser, pero es un ejemplo brillante de lo que un país puede ser en la forma de ser. Haber participado en un proceso de reconciliación y en un proceso de verdad, es un país que está empezando a florecer, a diferencia de, digamos, Siria o Egipto, donde el patrón ha sido castigo, que una vez más engendra represalias.

Yes: ¿En una nota más personal, quisiera saber si pueden dar un ejemplo de cómo la verdad y la reconciliación trabajaban dentro de su familia? ¿Hubo un momento cuando usted como padre e hija tuvieron que contar verdades difíciles dentro de su familia y buscar la reconciliación?

Desmond Tutu: Hmmm!

Mpho Tutu: Creo que nuestra familia, por desgracia, no es única. Somos como todas las familias. Tenemos peleas y luchas. A veces cuando giramos alejados uno del otro y cuando tenemos realmente el valor de dar la cara, decir nuestra verdad y buscar la reconciliación. Pero, no, no es fácil. También tenemos que trabajar.

Desmond Tutu: ¡De acuerdo! (Risas)

Yes: Sufrió durante años bajo el sistema del apartheid, y juntos han sido testigos de terribles atrocidades durante sus viajes a lugares como Ruanda. ¿Cómo se logra la paz interior que parecen tener?

Desmond Tutu: Soy muy afortunado porque sé que hay mucha gente orando por mí, y yo soy el destinatario del regalo de su oración por mí.

Me río fácilmente, pero lloro fácilmente, así. Lloro un poco.

Y trato de llevar las cosas a nuestro Señor. Durante la época del apartheid, solía ir a la capilla y argüir con Dios, diciendo “¿Usted cómo puede permitir que tal cosa suceda, por el amor Dios?”.

Mpho Tutu: Los beneficios de algunos guías espirituales maravillosos. No sé cuál fue quien dijo “Usted puede ser una aspiradora o una lavadora”. Si eres aspiradora, absorbes todo y lo mantienes hasta explotar. Si eres una lavadora, lo dejas. Entregas a Dios. Es imposible llevar todo el dolor, pero Dios puede hacer todo.