¿Será la FFD buena nueva para los pobres?

Logo de la Tercera Conferencia Internacional de las Naciones Unidas sobre Financiamiento Para el Desarrollo (FFD)

Logo de la Tercera Conferencia Internacional de las Naciones Unidas sobre Financiamiento Para el Desarrollo (FFD)

por Justin Welby*

(10/VII/15) Los logros de los objetivos de desarrollo del Milenio han sido enormes. Han contribuido para que muchas personas salgan de la pobreza. Más que eso, han levantado el perfil de desarrollo de los más pobres sobre la faz de la tierra de un modo que hubiera parecido imposible en la década de 1990.

Sin embargo aún queda mucho por hacer. El éxito de los últimos quince años apunta a lo que puede lograrse. La humanidad está llamada a la justicia, la compasión y a estar de pie junto a los pobres. San Pablo, escribiendo a los cristianos en Filipos, dice que Jesús, aunque en la forma de Dios, no consideró la igualdad con Dios como algo que explotar, se despojó a si mismo, tomando forma de siervo. (Filipenses 2:6-7). El patrón del amor de Cristo es para que los poderosos sirvan, los ricos den y los vulnerables sean acariciados, para que puedan florecer y estar fuertes. El patrón de Dios es la regla para los seres humanos.

Todos reconocemos la necesidad de un patrón de crecimiento y desarrollo justo y sostenible. El crecimiento económico juega un papel fundamental en la ayuda del desarrollo, pero no puede ser un objetivo en sí mismo. La pobreza, la desigualdad y la destrucción del medio ambiente que nos rodea deben ser abordados. Está claro que hay un mandamiento bíblico contra la acumulación sistemática e indefinida de sociedades muy desiguales. Tenemos que ajustar el dial, volver a examinar la manera en que funciona nuestra economía global y que el florecimiento de todos los seres humanos esté en el corazón de lo que estamos tratando de lograr colectivamente. Necesitamos una economía global que incluya a todos, en la que nadie esté sin voz.

Las reuniones mundiales de este año son la mejor oportunidad que hemos tenido durante mucho tiempo para hacerlo. La próxima conferencia de Financiamiento para el Desarrollo ( #FFD3 #Action2015 ) es una oportunidad para volver a examinar si estamos consiguiendo los recursos adecuados, para las personas adecuadas, y de la manera correcta para ayudarles a prosperar. También será una oportunidad para considerar cómo podemos tener instituciones más eficaces, democráticas y responsables para la gestión de las finanzas globales y para promover la cooperación eficaz que contribuya al bien común mundial.

La brecha de financiamiento que enfrentan los países en desarrollo, que buscan implementar los objetivos de desarrollo sostenible en los próximos quince años, es un reto que estamos llamados a cumplir, y cuando Dios llama, Dios equipa. El reto está a nuestro alcance. Cuando reconocemos y entendemos la urgencia con que debemos abordar los problemas globales de nuestro tiempo, debe seguir la voluntad política para movilizar los recursos. El negocio como de costumbre dejará de lado a los más pobres y más vulnerables. Todos deben desempeñar un papel si queremos evitar que esto suceda.

Los países desarrollados han hecho promesas, y estas promesas deben ser honradas. Sobre la ayuda. Sobre financiamiento del clima. Me regocijo en el liderazgo del Reino Unido en el cumplimiento de su compromiso de dar el 0.7% del PIB en ayuda, un compromiso claro y significativo para la solidaridad con nuestros vecinos globales. Mientras que la ayuda es sólo una parte de la solución, salva vidas en situaciones de emergencia, puede apoyar una red de seguridad para los más vulnerables y ser un catalizador para otras formas de inversión.

Necesitamos acción internacional colectiva para reducir el daño hecho por evasión de impuestos y el movimiento ilegal de dinero de un país a otro. Fortalecer el impuesto en los países en desarrollo puede aumentar la capacidad de los gobiernos para crear un ambiente donde la gente pueda acceder a los servicios básicos y pueda florecer. Esto requiere de liderazgo y coraje de los líderes políticos en estos países. Los efectos menos positivos de la globalización y las reglas anticuadas y el impuesto global excesivamente complejo, significan que muchas finanzas dejan libre de impuestos a los países en desarrollo. Necesitamos urgentemente un aumento en la transparencia, un impuesto global más justo y reglas más simples e instituciones que permitan a los países en desarrollo contribuir al debate del impuesto global.

Necesitamos un sistema justo de comercio internacional que impida a los ricos protegerse, mientras que los pobres no pueden hacer nada. La dignidad del trabajo creativo es un don de Dios en la creación, un tesoro que se olvida a menudo y que es fácilmente robado. El trabajo creativo conserva y atesora la creación, en una asociación de atención y respeto.

Las estructuras globales ayudan y son parte del rompecabezas, así que también las empresas (grandes y pequeñas) y los inversionistas privados juegan un papel crucial. Debemos alentar la inversión innovadora y responsable que ayude a las personas a darse cuenta de sus derechos humanos, ayuda a reducir las desigualdades entre hombres y mujeres, y abordar los riesgos ambientales y los efectos del cambio climático. El objetivo final de las finanzas correctamente invertidas y reglamentadas, debería ser más florecimiento humano. La mejor faceta de las finanzas es que son liberadoras, no esclavizantes.

En todos los debates sobre el volumen de financiamiento requerido y cómo elevarlo, es importante no perder de vista lo que el dinero es en última instancia y la visión compartida que tenemos para la clase de mundo que queremos vivir: un mundo donde cada mujer, hombre y niño esté igualmente facultado para florecer y donde los problemas de uno son los problemas de todos. En estos debates técnicos, debemos recordar que la pobreza tiene un rostro humano. La realidad de su cara se ve en el niño Jesús en Belén, pobre, indigente y refugiado; Dios identificado con la gente más desamparada en la tierra. Si olvidamos esto, comenzamos a servir a la economía global, en lugar de utilizarla como una herramienta para el avance de bien común global.

Logramos grandes cosas cuando trabajamos juntos, y cuando elevamos la búsqueda del florecimiento humano por encima de nuestro propio egoísmo, como individuos y como Naciones Unidas. Mi súplica es que nuestros líderes políticos no olvide esto cuando negocien este acuerdo vital, y se pregunten: ¿Esto es justo? ¿Esto es generoso? ¿Esto es sostenible?

Los resultados de esta conferencia serán importantes para sentar las bases que establezcan los objetivos de desarrollo sustentable y las negociaciones climáticas de la ONU este año. Exhorto a los líderes para entregar un acuerdo fuerte y transformacional, que supere la presión para diluir compromisos por el bien de la conveniencia. Pido valentía al liderazgo, una visión exterior de nuestro mundo, que tendrá un impacto duradero y verdaderamente sea una buena noticia para los pobres.

*Justin Welby, Arzobispo de Cantórbery

Su Gracia Justin Welby, Ilmo. Arzobispo de Cantorbery desde 2013, después de una carrera en el sector privado. Licenciado en Teología en el St. John College, Durham, centrándose en ética -especialmente ética en los negocios-. Desde entonces ha publicado numerosos artículos sobre ética y finanzas internacionales.

Su Gracia Justin Welby, Ilmo. Arzobispo de Cantorbery desde 2013, después de una carrera en el sector privado. Licenciado en Teología en el St. John College, Durham, centrándose en ética -especialmente ética en los negocios-. Desde entonces ha publicado numerosos artículos sobre ética y finanzas internacionales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s