Entrevista con Graham Kings

Foto (Graham Kings): Revdmo. Idowu Fearon, Secretario General; Ilmo. Justin Cantuar, Primus Interpares de la Comunión Anglicana y el Revdmo. Graham Kings, Titular de Teología para la Misión.

Foto (Graham Kings): Revdmo. Idowu Fearon, Secretario General; Ilmo. Justin Cantuar, Primus Interpares de la Comunión Anglicana y el Revdmo. Graham Kings, Titular de Teología para la Misión.

Wim Houtman*

(18/VII/15) “Tómate tu tiempo para orar y pensar en esto”, dijo Justin Welby, Arzobispo de Cantórbery, pero no era necesario, Graham Kings dijo “sí” de inmediato. Tan sólo le había ofrecido el trabajo de sus sueños. No jubilarse, sino siete años más en un nuevo trabajo pionero: Teología de la Misión en la Comunión Anglicana.

“El centro de gravedad del cristianismo se ha desplazado hacia el sur del mundo. Tenemos que escuchar esas voces en la iglesia”, dice Kings, a sus 61 años. “Espero que podamos traer la vitalidad de la teología de África, Asia y América Latina a la iglesia occidental”.

Siempre ha trabajado en la misión, en cuanto a eso se refiere. En primer lugar en Monte Kenia, como conferencista en una universidad teológica rural, a siete millas por un camino de barro. De vuelta a Inglaterra se convirtió en profesor investigador y fundó el Centro Cambridge para el Cristianismo en el Mundo. Cuando se convirtió en sacerdote de parroquia, y más tarde en obispo, él miró esto como un trabajo misionero también. En primer lugar, en una iglesia de la gran ciudad de Londres, multicultural y con muchas personas que trabajaban en la política y los medios de comunicación. Y como Obispo en la zona rural de Dorset, en la costa sur, era como si él fuera a predicar el Evangelio a una cultura extranjera. “No hay, no hay rascacielos y no hay minorías étnicas: las personas también necesitan a Cristo allí”.

Por la manera en la que Graham Kings habla, el trabajo misionero realmente suena divertido. Está lleno de ideas. Y un trabajo en redes. Conoce a todo el mundo y reúne a la gente. Una vez, en 1999, él caminó de Oxford a Cambridge, con un camello, con un grupo de amigos, como los kenianos, para recaudar fondos para las escuelas de la iglesia en Kenia. Charles Simeon, ayudó a fundar y dio dinero a la Sociedad de la Misión de la Iglesia en 1799. Vivió en Kings College, Cambridge, a sus 54 años, sobre el un enorme arco que hay. Kings vio ese arco y pensaba que un camello debería ir a través de él.

Obtuvo una idea y luego se las arregló para encontrar una empresa que alquilaba camellos para eventos, un veterinario y un operador de turismo, que organizó una ruta y alojamiento. Todo el asunto llamó la atención de los medios de comunicación, locales y nacionales, y generó casi 60 mil euros. Y lo que es igual de importante: ganó un montón de “amigos de paseo en camello”.

Kings habla de un grupo de hombres en su bar de pueblo donde regularmente se bebe una pinta. “Para ellos no soy el obispo, tan sólo Graham. Una vez poco antes de Navidad uno de ellos, un profesor de ciencias que es ateo, me dijo: ‘te digo una palabra marciana y apuesto que no serás capaz de conseguir utilizarla en tu sermón’. Él sabía que nunca apostaría dinero. ¿Y cuál fue su palabra? Cuantumcromodinámicas. Le dije: ‘OK, voy a aceptar eso, pero con una condición: que usted esté allí’. ‘Oh no’, dijo, ‘eso no es posible, soy un ateo’. Entonces el otro hombre dijo: ‘Hey calma, vamos, nos aseguraremos de que nada te va a pasar’.

“Así llegó y comencé mi sermón con unas palabras sobre la partícula que Higgs acababa de descubrir: un bloque de construcción elemental del universo. ‘Eso es fantástico’, le dije. ‘No sé nada sobre cosmología’. Ciertamente no sé la teoría más importante de la cuantumcromodinámica, pero sí sé que yo creo que Dios creó el mundo’. Luego estrechó la mano conmigo”.

Como obispo, Kings conduce un curso Alpha al año en un lugar histórico en Dorset. “Colegas habían dicho previamente que nunca se iba a trabajar, como obispo no podría mantener diez martes por la noche consecutivos. Pero si crees que algo es importante, se puede”.

Él también tenía personas que venían a él. “Mi secretaria es brillante. Cuando alguien telefoneó para invitarme a cenar a menudo decía: ‘maravilloso, lo reviso diario. Él está bastante ocupado por el momento pero… sabes qué, por qué no vienes con un grupo de personas una noche a cenar con él; el Obispo ofrecerá una cena después de hablar. O mejor aún, ¿por qué no lo hacemos diez noches?. A menudo tuvimos personas que nunca pensarían en hacer un curso Alfa por sí mismos”.

Graham Kings es un Anglicano-evangélico de centro. A favor de las mujeres en el ministerio, en contra de bendecir relaciones del mismo sexo, pero no está dispuesto a dejar que una división en la iglesia lo obligue en ese punto. Y sobretodo: apasionado por una iglesia en misión.

En 2003, fue uno de los fundadores del Fulcro, un think-tank evangélico que quiere trabajar desde el centro de la Iglesia Anglicana. Esto a diferencia de algunos otros grupos ortodoxos, que son principalmente contra muchos progresos y a veces amenazan con romper.

La familia de la Comunión Anglicana ha atravesado una crisis en los últimos años, después de la ordenación de un obispo en la iglesia estadunidense que vivió abiertamente en una relación con pareja del mismo sexo. La esclavitud ha sido abolida, las mujeres han ganado derechos iguales, ahora es el momento para la gente gay, es la línea estadunidense. Molestó a muchos anglicanos, especialmente los africanos. Durante doce años las relaciones entre las iglesias de Estados Unidos y África han sido bloqueadas. Pero Kings está en un estado de ánimo de “esperanza realista”. Él espera mucho del nuevo Arzobispo de Cantórbery, Justin Welby, que asumió el control como sucesor de Rowan Williams en 2013. La mayoría de dirigentes de la iglesia ahora se compone de personas teológicamente ortodoxas y conducen la misión, dice Kings. Pero en EEUU también, las cosas están cambiando. Se acerca una generación nueva, más orientados a la misión.

“Esperanza” es también su estado de ánimo para la Iglesia de Inglaterra, aunque los números siguen disminuyendo. “Yo no soy optimista. Eso es un rasgo humano. La esperanza proviene de Dios, arraigada en el sufrimiento y en la escritura. Romanos 15:13 se ha convertido en un texto clave para mí: ‘Que Dios, que da esperanza, los llene de alegría y paz a ustedes que tienen fe en él, y les dé abundante esperanza por el poder del Espíritu Santo’.

“Hay lugares donde ir a la iglesia está en crecimiento. Y está aumentando el número de jóvenes que quieren trabajar en la Iglesia. Lo peor para la Iglesia aquí en el occidente, es que está siendo ignorada por la mayoría secular. Pero cuando habla el Arzobispo Justin Welby, la gente presta atención. Es un regalo de Dios a la Iglesia. Él viene del mundo de los negocios. Él tenía un trabajo superior con una compañía petrolera a la edad de apenas treinta años. Está totalmente comprometido con la misión de la Iglesia y el evangelismo es una de sus tres principales prioridades.

“Los desafíos siguen siendo altos, especialmente en el campo. Estaba hablando esto con un sacerdote en Dorset, que sirve quince iglesias de pueblo pequeño. Le pregunté cómo muchas personas vienen a la iglesia en un domingo. En conjunto eran 250. ‘Eso es una gran iglesia’, dijo. ‘Piense en una congregación, con grupos de quince casas”.

En el mismo sentido, describe el éxito de expresiones frescas, el programa en inglés para nuevas formas de ser Iglesia, para conocer a gente de este tiempo donde se encuentran. “No se trata de números enormes. La mayoría de iglesias plantadas son pequeñas, tienes que empezar con poco, pero cuando usted suma cómo muchas personas se alcanzan a través de todos estos lugares, tienes la medida de una diócesis”.

Kings creció en una familia que pertenecía nominalmente a la Iglesia. “Desde mis 7 hasta mis 12 años cantaba en el coro de la Iglesia. Sabía que Dios existía, pero no tenía idea que podía tener una relación personal con él. Después de la secundaria tuve un año sabático en el ejército: eran millas de Dios allí. Entonces fui a Oxford para estudiar derecho y conocí a algunos que se convirtieron en cristianos. Empecé a leer otra vez los evangelios y el Jesús que conocí en los evangelios emparejado al Jesús que vi en la vida de los cristianos.

Alguien me preguntó por un servicio de extensión y allí, en la noche del domingo 20 de enero de 1974, confié mi vida al Señor. El miércoles posterior conocí a mi futura esposa, y el viernes asistí a un grupo de misionero de oración. A penas era media semana.

En abril, Alison y yo empezamos a salir. En casa de sus padres, me encontré con libros, música y artes, que no había conocido. Todo un mundo se abrió para hacerlo con fe y cultura. Pensé: ¿realmente quiero ser un abogado? Me fui a la teología. Mi papá estaba furioso. Después de dos semanas, él dio terminó su resistencia y dijo: “Dame algo que leer después”. Le di el nuevo testamento en la versión de buenas noticias. Él se fue con mi madre durante una semana y leyó toda la cosa. Mi madre, que tenía colitis crónica, había sido curada por la oración poco antes en una Iglesia carismática, cercana. Y mi papá me vio cambiar. A través de todas estas maneras, Dios estaba hablando con él. En noviembre llegó a la Iglesia y el Vicario hizo la llamada de altar, subió a entregarse a Jesús. Una semana más tarde mi hermana hizo lo mismo. Así que Dios llamó a toda la familia para sí mismo en un año”.

En 1980 Kings escuchó la historia de Jean Waddell en la radio, un misionero británico que tras la revolución de los ayatolás, había sido rehén durante varios meses en Irán. Inspirados por su valentía, pero aún más por su voluntad de perdonar, Kings se ofreció como voluntario para la organización que había enviado a Jean, la Sociedad de la Misión de la Iglesia. Después de su parroquia en Londres, él y su esposa se sintieron llamados a trabajar en la misión en el extranjero.

“Aquellos años en Kenia me cambiaron totalmente”, dijo. “Era un barthiano en teología. ‘Religión’ era una palabra malsonante: la revelación de Dios vino de un mundo totalmente diferente, desde arriba y se convertiría todo desde abajo. En África, me encontré con teólogos que construirían sobre lo que ya estaba allí. El Evangelio entra en una cierta cultura; confirma algunos aspectos de esa cultura, transforma algunos y otros son desafiados. Posteriormente me fui a trabajar en Islington y Dorset”.

¿Qué será lo primero que él hará en su nuevo trabajo? “Vamos a invitar a los teólogos de África, Asia y América Latina para estudiar en Inglaterra en años sabáticos y escribir para su publicación. Vamos a celebrar seminarios teológicos en por ejemplo Bangalore, India, Nairobi, Kenia y Buenos Aires, Argentina. Los documentos que se escriben para esas sesiones se publicarán inmediatamente en nuestro sitio web. Una serie de libros se publicarán sobre diversos aspectos de la teología, como la iglesia, Cristo y la expiación.

¿Qué pueden aprender los creyentes y teólogos occidentales de estas nuevas corrientes de la teología? “Lo que es ‘nuevo’ sobre la teología de África, Asia y América Latina es que a menudo se deriva de un contexto de pobreza y persecución. Debido a ese contexto diferente, empiezas a leer la Biblia en una luz diferente y encontrar cosas que habías pasado por alto previamente. Al igual que Pablo, que describe a los Gálatas, cómo la Iglesia estaba inundada con cristianos entre los Gentiles. Estaban llenos del espíritu, pero no estaban circuncidados, lo que causa que Pablo vuelva al Antiguo Testamento y entonces descubrió que Abraham había sido justificado ya antes de que él fuera circuncidado. Usted es aceptado por Dios mediante la fe, no por obras de la ley. Las nuevas voces de África, Asia y América Latina están haciendo lo mismo que el gentil principio cristiano: causando controversia, renovación de la teología y cambiando la forma de la iglesia”.

*) Publicado en Fulcrum.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s