Ayudar a morir a la gente sería deshumanizar nuestra sociedad para siempre: Justin Welby

El Arzobispo de Cantórbery y otros líderes religiosos instan a diputados del Reino Unido a oponerse a un cambio en la ley, pues temen que supondría “cruzar el Rubicón” (cruzar el límite) ético*.

Su Gracia Justin Welby, Arzobispo de Cantórbery y Primus Interpares de la Comunión Anglicana

Su Gracia Justin Welby, Arzobispo de Cantórbery y Primus Interpares de la Comunión Anglicana.

Con otros líderes de fe hemos escrito a los miembros del Parlamento, instándolos a oponerse a la ley de muerte asistida de Rob Marris.

Hemos escrito, no en un intento de empujar un punto de vista “religioso” sino porque estamos preocupados de que un cambio en la actual Ley de suicidio asistido tendría efectos perjudiciales en los individuos y en nuestra sociedad.

Mientras que algunas voces religiosas individuales, entre ellas la de mi distinguido predecesor, Lord Carey, han pedido un cambio en la ley, una carta de los líderes de la fe representa la opinión considerada de nuestras comunidades que han analizado, discutido y debatido el tema durante muchos años. La respuesta surge de reflexiones filosóficas y teológicas, así como de una amplia gama de experiencia pastoral y un profundo sentido de compasión.

Tengo tres preocupaciones:

En primer lugar, un cambio en la ley para permitir el suicidio asistido cruzaría un Rubicón (cruzaría el límite) ético y jurídico fundamental. Este respeto por la vida de otras personas entra en el corazón de las leyes penales y los derechos humanos y no debería ser abandonada. Aunque no es un delito en el Reino Unido que alguien tome su propia vida, reconocemos que es una tragedia y que, con razón, debemos hacer todo lo que podamos para prevenir suicidio. El proyecto de ley de muerte asistida nos obliga a girar en esta postura, no sólo legitimar el suicidio, sino que lo apoya activamente. Se nos pide que los médicos sancionen y participen con individuos que toman medidas para poner fin a sus vidas. Este es un cambio de proporciones monumentales en la ley y en el papel de los médicos; se opone a la profesión médica.

Actualmente, aquellos que actúan completamente por compasión para ayudar a alguien que ellos conocen para poner fin a sus vidas no enfrentarán a la fiscalía. Siento profundamente el dolor y la lucha de cualquier persona al verse en tal situación, deseosos de responder con amor ante el sufrimiento. Sé lo que es sentarse en la cabecera de alguien a quien usted ama enormemente y aún ser rasgado por los temores y preocupaciones sobre su futuro. Estoy de acuerdo en que la ley debe tomar un enfoque considerado y compasivo para cuidados de los familiares que piden por los más cercanos a ellos, para ayudar a poner fin a sus vidas.

Para cambiar la ley, sin embargo, el acceso de individuos a los riesgos médicamente prescritos como drogas letales reemplazando el tipo de compasión personal que se forja en una relación de por vida para un “proceso”, marcado por la separación judicial y clínica. Como ha señalado el Tribunal Europeo, la comprensión jurídica del “derecho a la vida” tendría que ser reescrito fundamentalmente y para ningún efecto bueno.

En segundo lugar, un cambio en la ley pondría muchos miles de personas vulnerables en riesgo. Se afirma que unas 500 mil personas mayores son abusadas en el Reino Unido cada año. Es imposible asegurar que ellos y otras personas vulnerables no se colocarían bajo presión para poner fin a su vida prematuramente, en maneras que proponen medidas de seguridad que no pueden esperar ser detectadas.

No nos engañemos, señores parlamentarios, se les pide tomar una apuesta enorme por una ley que protege a los vulnerables. No hay necesidad para tomar ese riesgo ya que la actual Ley sigue protegiendo a los vulnerables al no albergar ninguna amenaza para aquellos que actúan totalmente fuera de compasión. Sabemos de los Estados de Oregon y Washington que entre 40% y 60% de los que utilizan legalmente prescribir drogas letales para acabar con sus vidas cita preocupación que sería una carga para sus familias como un factor en su decisión de llevar sus vidas a un final prematuro.

Una vez que una ley permite el suicidio asistido no puede ser efectiva salvaguarda contra esta preocupación, no importa la presión mucho más insidiosa que podría provenir de una minoría muy pequeña de parientes que no quieren ser involucrados.

El agotamiento del cuidado, a veces combinado con las relaciones que han sido difíciles durante años antes de que alguien cayera enfermo, puede llevar a la gente a querer y sentir cosas que no deberían. Todos quienes han participado en la atención pastoral y luto han escuchado la confusión que la gente siente acerca de cómo se comportó un pariente exigente. Aprobar el proyecto de ley no deja espacio y nunca podría, por la complejidad infinita de motivos y deseos que sienten los seres humanos. La ley en la actualidad deja espacio y sin embargo nos llama a ser lo mejor que podemos.

No es de extrañar, entonces, que grupos como Acción de Maltrato, Mencap y Alcance escribieran a sus compañeros el año pasado para oponerse a cambios propuestos a la ley actual.

Mi tercera preocupación es que tenemos que reflexionar sobre qué tipo de sociedad podríamos ser si permitiéramos el suicidio asistido. En la actualidad, podemos demostrar amor, cuidado y compasión por quienes en todas las edades y etapas de la vida están contemplando el suicidio. Podemos tratar de intervenir, para apoyarlos a abrazar una vez más la vida. Podemos hacer todo a nuestro alcance para rodear a los enfermos con el mejor posible de los cuidados paliativos, incluyendo el aspecto físico, apoyo emocional y espiritual. Podemos redoblar nuestros esfuerzos para aliviar el sufrimiento. Podemos mostrar que les amamos incluso cuando las personas han renunciado a cuidar de sí mismos. Podemos apoyar nuestros médicos y enfermeras ya que actúan constantemente en los mejores intereses de sus pacientes, afirmando la vida y el cuidado de los vulnerables.

¿Corremos el riesgo de todo esto para qué? ¿Convertirnos en una sociedad donde cada vida ya no es vista como digna de protección, vale la pena honrarla, vale la pena luchar? La ley vigente y las directrices para la labor práctica muestran compasión, los vulnerables están protegidos. A pesar de opiniones individuales de la celebridad y los “resultados” de las encuestas de opinión (que no pueden esperar para hacer justicia a las complejidades de la cuestión), la actual ley no está “rota”. No hay necesidad de arreglarla.

*)Artículo publicado en The Guardian.

Anuncios

Constructor de puentes para el Señor: Josiah Idowu-Fearon Secretario General de la Comunión Anglicana

Conociendo al Revdmo. Josiah Idowu-Fearon, Secretario General de la Comunión Anglicana*

Revdmo. Josiah Idowu Fearon, Secretario General de la global Comunión Anglicana

Revdmo. Josiah Idowu Fearon, Secretario General de la global Comunión Anglicana

¿Cuál es el momento decisivo de su Ministerio hasta ahora?

El momento decisivo en mi Ministerio ha sido la construcción de puentes entre cristianos y musulmanes fue el día que rompió el llanto al presentar mi ensayo sobre “El estado de un estado islámico no-musulmán” en mi clase en Birmingham en 1981. Era claro para mí que el Señor me estaba llamando al Ministerio promotor de una cultura de respeto y entendimiento entre estas dos comunidades religiosas.

¿Qué lleva un nigeriano a este papel de liderazgo de una comunión cristiana mundial?

Como nigeriano espero aportar a esta nueva capacidad el rol de mantener relaciones altamente productivas y positivas, con una gama de partes interesadas y asociados en un marco multicultural, de política internacional y relaciones complejas. En mis veinticinco años como obispo, he aprendido una cultura de respeto hacia personas con opiniones diferentes y la promoción de la convivencia pacífica a través de la disciplina del diálogo.

Algunos han sonado la campana de la muerte para la Comunión, debido a concepciones dispares de ciertas enseñanzas bíblicas. ¿Es posible la unidad en la diversidad, puede la Comunión abarcar a todos los que se llaman Anglicanos/Episcopales?

Un problema importante en la Comunión es que hemos perdido el entendimiento teológico Anglicano de la Iglesia según lo explicado por Richard Hooker, William Palmer y otros Anglicanos (teólogos, clásicos).

Por lo tanto es necesario volver a preguntarnos: ¿estamos dispuestos a comprometernos con esta específica comprensión eclesiológica o deseamos salir y unirnos a otros grupos con una teología diferente de la Iglesia?

Creo que debemos permanecer dentro y luchar por lo que traerá gloria al Señor y no divisiones. Si, por el contrario, los Anglicanos creen que es hora de cambiar esta forma específica de ser Iglesia, el foro de debate bien informado debe proporcionarse para las tres casas –laicos, clérigos y obispos–.

¿Qué ves como el mayor crecimiento de la Comunión Anglicana en los próximos cinco años?

La mayor zona de potencial de la Comunión se encuentra en el 70% de Anglicanos, que representan a la vía media de comunicación Anglicana, o “camino medio”, como expuso Richard Hooker.

Me gustaría mejorar las redes, centrado en este grupo y al mismo tiempo alentar a cada Anglicano para ser un agente de cambio en cualquier parte de la Comunión donde el Señor le ha colocado a él o a ella.

Debatir cuestiones es una característica del Anglicanismo. Necesitamos promover esta cultura entre todos para que los obispos desempeñen mejor su papel como líderes que escuchan y toman decisiones sobre temas basados en las contribuciones que sus miembros han tenido la oportunidad de aportar.

¿Cuál cree que será la mayor curva de aprendizaje personalmente para usted?

Lograr consenso, viéndonos unos a otros como miembros de una misma familia, [proporcionar controles y equilibrios para] unos y otros, y prevenir la arrogancia y espíritu condenatorio. Esto sin duda será difícil pero no inalcanzable.

¿Lo que le apasiona acerca de este nuevo Ministerio?

No nos conocemos mutuamente en esta Comunión. Me emociona promover visitas inter diocesanas y sínodos provinciales, convenciones y formas locales de hacer pertinente el Evangelio. Creo que la Comunión será más saludable si hay un creciente entendimiento de nuestra diversidad.

*)Anglican News Service

Declaración de secretarías provinciales de la Comunión Anglicana

Reunión 2015 de secretariados provinciales en Dublín (Foto: Iglesia Anglicana de Irlanda).

Reunión 2015 de secretariados provinciales en Dublín (Foto: Iglesia Anglicana de Irlanda).

(06/IX/15) Las secretarías provinciales de la Comunión Anglicana se reunieron en Dublín del 27 de agosto al 3 de septiembre con la generosa invitación de la Iglesia de Irlanda. Ésta fue la octava de una serie de reuniones informales que inició en la década de 1980.

Con la representación de 27 provincias* y la asistencia de la Iglesia de Ceilán, varias otras enviaron disculpas debido a compromisos previos, enfermedad o dificultad de visa. Casi la mitad de los presentes han participado en la reunión de 2011.

El programa de la conferencia fue diseñado para:

  • Aumentar la comprensión de Secretarias Provinciales en la vida de la Comunión Anglicana
  • Contribuir al desarrollo profesional de las secretarías provinciales
  • Facilitar el intercambio de experiencias e información sobre temas de interés común
  • Dar una visión de la obra y el testimonio de la Iglesia de Irlanda

El tema principal de la conferencia ha sido la Reconciliación. Además de ser un aspecto dominante en la obra de la Iglesia de Irlanda durante muchos años, esta es una de las prioridades personales del Arzobispo de Cantórbery para su Ministerio. El Reverendísimo y muy Honorable Arzobispo Justin Welby, dirigió a la Conferencia, preguntas y condujo un estudio de la Biblia. Reflexionó sobre el estado actual de la Comunión después de sus visitas a todas las provincias de 2013 a 2014.

La conferencia incluyó a otros oradores, como los arzobispos de Armagh y Dublín, Reverendísimo Dr. Richard Clarke y el Reverendísmo Dr. Michael Jackson; el Secretario General de la Comunión Anglicana, Revdmo. Dr. Josiah Idowu-Fearon; el Obispo de Derry y Raphoe, Reverendísimo Kenneth Good; el decano de la Catedral de Santa Ana, en Belfast, Muy Reverendo John Mann; el Director del Alianza Anglicana para la Promoción del Desarrollo y Alivio, Rvdo. Rachel Carnegie; y la Sra. Gillian Kingston, que ha sido líder de laicos de la Iglesia Metodista de Irlanda. Otros miembros de la oficina de la Comunión Anglicana contribuyeron significativamente al programa.

Los intercambios sobre los desafíos de la misión, distintiva para cada una de las provincias, estaban vivos, abiertos y llevados a cabo en un ambiente de respeto mutuo. Se discutieron iniciativas para abordar las cuestiones de interés común incluyendo el conflicto interreligioso, la persecución de las minorías, el cambio climático, la injusticia de género, la pobreza y el tráfico de personas. Se identificaron posibles preguntas para su examen en la reunión del Consejo Consultivo Anglicano en el mes de mayo próximo.

Los secretarios provinciales consolidaron los lazos de amistad a través de la adoración, el estudio bíblico y la oportunidad de participar en servicios locales de la Iglesia el Domingo. Ellos se comprometieron a seguir apoyando mutuamente en oración.

*) Las provincias representadas: Aotearoa, Nueva Zelandia y Polinesia; América Central; América del sur; África central; África occidental; Australia; Bangladesh; Brasil; Canadá; Corea; Escocia; la Iglesia Episcopal (EEUU); País de Gales; Hong Kong; las Indias occidentales; Inglaterra; Irlanda; Japón; Jerusalén y Oriente Medio; Kenya; México; Myanmar; Norte de la India; Océano Índico; Pakistán; Sudán y Tanzania.

Cooperan Anglicanos y Católico-Romanos por refugiados en Nueva Zelanda

Revdmo. Philip Richardson, Arzobispo Anglicano y Revdmo. John Dew, Cardenal Católico-Romano, en rueda de prensa (Foto: Sara Robson).

Revdmo. Philip Richardson, Arzobispo Anglicano y Revdmo. John Dew, Cardenal Católico-Romano, en rueda de prensa (Foto: Sara Robson).

(07/IX/15, Wellington) Las iglesias Anglicana y Católica Romana estimaron que al menos 650 parroquias podrían acoger respectivamente a una familia, lo que significa ayuda a más de 1200 refugiados.

A unos días del comunicado conjunto de los arzobispos Anglicano y Católico-Romano, Philip Richardson y John Dew, correspondientemente, el Primer Ministro John Key considera incrementar el número de refugiados en Nueva Zelanda.

Key, se reunirá con su gabinete para analizar un aumento en la recepción de refugiados durante los próximos tres años, que actualmente es de 750 personas por año.

En el comunicado del 3/IX/15 los arzobispos señalan que “Como líderes de la Iglesia Católico-Romana y las Iglesias Anglicanas en Nueva Zelanda, escribimos para instar a facilitar un aumento inmediato y urgente en el número de refugiados, para que nuestro país ofrezca un santuario como respuesta a la crisis en Medio Oriente y África del Norte”.

Señalan que “Estas son las crisis globales que requieren una respuesta global. Nuestro país tiene que desempeñar su parte y responder con la compasión y la hospitalidad que nos caracteriza.

Los líderes pastorales señalan que “Católico-Romanos y Anglicanos cristianos de todo el país, intensificarán su apoyo y asistencia a las personas, para proporcionar refugio en nuestro país”; en rueda de prensa señalaron que recibirán a 10 mil familias, en promedio de una familia por parroquia.

Mencionan que se ha hecho en el pasado y que seguirán “apoyando a los recién llegados y comprometemos nuestros recursos futuros en esta tarea”.

Reconocen que Nueva Zelanda “se ha enriquecido durante generaciones por la llegada de inmigrantes” agregando que tienen “la capacidad como comunidad para responder a esta crisis mundial a un nivel mayor de lo que estamos haciendo ahora”.

Firman el comunicado el Arzobispo Philip Richardson, Arzobispo de la Iglesia Anglicana y el Revdmo. John Dew, Cardenal Arzobispo de Wellington.

Para el cierre de esta edición informativa se han sumado la Iglesia Bautista de Nueva Zelanda y cristianos de Australia.

Iglesias ante crisis migratorias “Necesitamos respuesta global”: Justin Welby

La Agencia para los Refugiados de la ONU (ACNUR) señaló que en 2015 más de 300 mil personas atravesaron el Mediterráneo

Justin Welby, apunte de Lauren Crow

Justin Welby, apunte de Lauren Crow

 

Declaración del Arzobispo de Cantórbery

“Necesitamos una respuesta global a esta crisis que satisfaga la necesidad humanitaria inmediata mientras lucha contra sus conductores subyacentes”

(03/IX/15) El Arzobispo de Cantórbery, Justin Welby ha emitido un comunicado en el que señala que “Esta es una crisis enormemente compleja y perversa que subraya nuestra fragilidad humana y la fragilidad de nuestros sistemas políticos”.

Señala que “No existen respuestas fáciles” sin embargo, agrega que “necesitamos comprometernos a una acción conjunta en toda Europa, reconociendo nuestra responsabilidad común”.

Con base bíblica agrega que “estamos llamados a romper las barreras, dar la bienvenida al extranjero y amarles como a nosotros mismos y buscar la paz y la justicia de nuestro Dios, en nuestro mundo, hoy en día” (Levítico 19:34).

En el texto, indica que “todos debemos ser conscientes que la situación todavía puede empeorar significativamente”. Aplaudió “el papel positivo que las iglesias, organizaciones benéficas y organismos internacionales ya están jugando, para satisfacer las necesidades humanitarias básicas”. Sin embargo, reconoció que “Estos esfuerzos se sienten triviales ante el reto, pero si todos jugamos nuestra parte se trata de una crisis que podemos resolver”.

Hizo un llamado a los líderes del mundo indicando que “necesitamos una respuesta global a esta crisis que satisfaga la necesidad humanitaria inmediata mientras lucha contra sus conductores subyacentes”.

Reconoció al gobierno de la Gran Bretaña por su compromiso financiero y especialmente por “dar Santuario a niños no acompañados, mujeres y quienes han sido víctimas de, o están en riesgo de violencia sexual” instándole a un compromiso renovado para con las personas más vulnerables.

En el comunicado, sostiene que “la Iglesia siempre ha sido un lugar de refugio para los necesitados” y agrega que “No podemos dar la espalda en esta crisis. Debemos responder con compasión. Pero no debemos ser ingenuos al afirmar que las respuestas serán fáciles” recomendó el análisis serio, debate diplomático y político “pero no a expensas de la acción práctica que cumpla con las necesidades inmediatas de quienes más necesitan nuestra ayuda”.


URGE MISIONERA SCALABRINIANA PARA QUE UNIÓN EUROPEA TENGA ACTITUD DE ACOGIDA

“Los Estados a escala mundial deberían tener como base la protección internacional y la acogida con base humanitaria”

La hermana Leticia Gutiérrez, de la congregación de los Scalabrinianos, hizo un llamado a las autoridades europeas para llevar a la práctica el discurso de la defensa de los DD.HH y la protección humanitaria.

Hizo un llamado de atención urgente a la Unión Europea (UE) para establecer una actitud de acogida con los refugiados que están llegando al continente.

La hermana Leticia Gutiérrez, dijo que es imperioso alertar a los países del mundo y a la UE a fin de entender que la crisis necesita atención, “no se les puede seguir exponiendo a vivir de la forma en la que lo están haciendo”.

Al mismo tiempo, emplazó a las autoridades europeas a no seguir atacando a los refugiados con el uso de represión y balas de gomas.

“Esta gente esta huyendo de la pobreza, de la guerra, de la prostitución y lo que menos debe hacer una sociedad que se dice respetuosa de los derechos humanos es recibirlos con represión”, comentó la Coordinadora de la organización en una entrevista especial para tele Sur.

Agregó que “De no actuar de esta manera, estaríamos contradiciéndonos en el discurso de respeto a los DD.HH y protección a la humanidad”.

Hermana Leticia recorre la ruta del migrante en el sureste de México acompañada por personas de fe y cubriéndose del sol.

Hermana Leticia recorre la ruta del migrante en el sureste de México acompañada por personas de fe y cubriéndose del sol.

SANTA MARGARITA EN BUDAPEST RESPONDE A CRISIS DE REFUGIADOS EN HUNGRÍA

El Revdo. Dr. Frank Hegedus, sacerdote encargado de la parroquia Anglicana Episcopal de Santa Margarita en Budapest, ha escrito a sus feligreses y amigos de la parroquia, para indicar cómo la congregación de Santa Margarita está haciendo su parte para ayudar en la crisis actual.

En su mensaje, el hermano Frank señala que uno de los miembros de Santa Margarita que cultiva manzanas para ganarse la vida, va a donar parte de su cosecha para su distribución entre los refugiados. La parroquia colectará donaciones adicionales para distribuir alimentos previamente envasados, productos de higiene personal y especialmente agua embotellada.

Santa Margarita colabora con Ayuda de migración, una iniciativa ciudadana voluntaria que ayuda a los refugiados en Hungría, dándoles comida, bebida e información sobre su viaje.

En Hungría muchos refugiados han llegado después de viajar a través de Turquía, Grecia, Macedonia y Serbia.

Para ayudar en Hungría: adomany@migrationaid.net

Migrantes en Budapest

Migrantes en Budapest

Fortalecen lazos de Comunión secretarios provinciales Anglicanos en Dublín

Concluye trabajos 8a Conferencia de secretarios provinciales

Reunión 2015 de secretariados provinciales en Dublín (Foto: Iglesia Anglicana de Irlanda).

Reunión 2015 de secretariados provinciales en Dublín (Foto: Iglesia Anglicana de Irlanda).

[Iglesia de Irlanda] La Conferencia de secretarios provinciales de la Comunión Anglicana global es una reunión informal organizada para contribuir a su desarrollo profesional y fortalecer vínculos a través de la Comunión.

La Iglesia Anglicana de México recibió en 2011 la anterior reunión de Secretarios Provinciales de la Comunión Anglicana, quienes en su momento se dieron tiempo para visitar algunas congregaciones de la ciudad de México.

La Conferencia 2015 en Dublín ha tenido como tema principal la Reconciliación, elemento clave del trabajo y las prioridades de la provincia sede, la Iglesia de Irlanda, y una de las prioridades personales para el Ministerio del Arzobispo de Cantórbery. El Arzobispo Justin Welby asistió a la Conferencia para liderar una sesión y un estudio de la Biblia y reunirse con los delegados durante el almuerzo.

Su Gracia Justin Welby, acompañado por el Muy Revdo. Alfonso Walls, de la Iglesia anglicana de México y otros secretarios provinciales de la Comunión Anglicana.

Su Gracia Justin Welby, acompañado por el Muy Revdo. Alfonso Walls, de la Iglesia Anglicana de México y otros secretarios provinciales de la Comunión Anglicana.

El Arzobispo de Dublín, Ilmo. Dr. Michael Jackson, abrió la Conferencia conduciendo un estudio bíblico el viernes pasado, mientras que el Arzobispo de Armagh, Revdmo. Dr. Richard Clarke, organizó una cena en Dublín y dio un resumen de la historia de la Iglesia de Irlanda el lunes por la noche.

Durante la Conferencia, los delegados han compartido y recibido informes de cada provincia, incluyendo una bienvenida e introducción a la vida y obra de la Iglesia de Irlanda, de parte del Sr. Adrian Clements, Secretario General y representante de la Iglesia de Irlanda, escucharon a varios representantes de la oficina de la Comunión Anglicana sobre temas prácticos y misionales y recibieron una presentación sobre el tema de la Reconciliación del Revdmo. Ken Good, Obispo de Derry y Raphoe.

Reunión de Secretarios Provinciales de la Comunión Anglicana en la Iglesia Anglicana de México en 2011, visitan alguna congregación del Distrito Federal (Foto: Archivo).

Reunión de Secretarios Provinciales de la Comunión Anglicana en la Iglesia Anglicana de México en 2011, visitan alguna congregación del Distrito Federal (Foto: Archivo).

Respuesta rápida a refugiados varados: enlaces ecuménicos

La Asociación Ecuménica puede provocar una acción rápida en medio de la actual crisis de los refugiados, Grecia es un ejemplo

Obispo Angaelos, Obispo General de la Iglesia Copta en el Reino Unido

Obispo Angaelos, Obispo General de la Iglesia Copta en el Reino Unido (Foto: David Hamid).

El sábado pasado a las 14:45, el Obispo Hamid, Sufragáneo para Europa de la Comunión Anglicana; recibió un correo electrónico de su buen amigo y colega ecuménico, el Obispo Angaelos, Obispo General de la Iglesia Copta en el Reino Unido. Una persona en contacto con el Centro de la Iglesia Ortodoxa Copta en Stevenage, Inglaterra, para informarle que más de 500 personas de Siria estaban varadas en la isla de Farmakonisi, Grecia; una pequeña isla deshabitada, con alrededor de 1.5 millas cuadradas de superficie, frente a la costa turca. El Obispo Angaelos estaba en Frankfurt, el Obispo Hamid estaba en Ankara.

Dos horas más tarde el Obispo Hamid alertó al Capellán Mayor de la Iglesia Anglicana en Atenas, el Muy Revdo. Canónigo Malcolm Bradshaw, quien ha sido central en los esfuerzos de la Iglesia por atender las necesidades de los refugiados que llegan a Grecia.

Muy Revdo. Malcom Bradshaw, Canonigo del Oridnario para Grecia.

Muy Revdo. Malcom Bradshaw, Canonigo del Oridnario para Grecia (Foto: David Hamid).

A las nueve de la noche, el hermano Malcolm estableció contacto con los pares en la vecina isla de Leros. Se estableció contacto con los refugiados sirios en Farmakonisi, y cerca de doscientos de ellos, mujeres y niños en su mayoría, fueron enviados a Leros, y algunas provisiones de comida y agua quedaron en la isla para el resto, que salieron a Leros al día siguiente.

Es difícil concebir cualquier agencia que tenga una respuesta tan rápida en una crisis, pero las iglesias, a través de sus asociaciones y los enlaces ecuménicos, la entrega.

*) Revdmo. David Hamid; Obispo Sufragáneo para Europa

Revdmo. David Hamid; Obispo Sufragáneo para Europa, Comunión Anglicana.