Mártir reformista y traductor de la Biblia: Revdo. Guillermo Tyndale

Guillermo Tyndale

Guillermo Tyndale, venerado el 6 de octubre.

Guillermo Tyndale nació alrededor de 1494 en Gloucestershire y estudió en Oxford y Cambridge donde se convirtió en un firme defensor de la reforma de la Iglesia. Fue ordenado como sacerdote en torno a 1521 y regresó a Gloucestershire para servir como capellán de un miembro de la nobleza local. Algunas opiniones polémicas de Tyndale atrajeron la atención de las autoridades eclesiásticas.

En 1523 se trasladó a Londres con la intención de traducir el Nuevo Testamento al inglés, un acto que fue estrictamente prohibido. Él creía apasionadamente que la Biblia debe determinar la práctica y la doctrina de la Iglesia y que la gente debería ser capaz de leer la Biblia en su propio idioma.

Tyndale se estaba oponiendo a la Iglesia de Inglaterra puesto que este tipo de ideas eran estrechamente asociadas con Martín Lutero y otros reformadores.

En 1524, Tyndale salió de Inglaterra a Alemania con la ayuda de comerciantes de Londres, esperaba continuar su trabajo de traducción con mayor seguridad y buscó la ayuda de Martín Lutero en Wittenberg.

Su Nuevo Testamento fue terminado e impreso en Colonia en 1525, haciendo que la primera Biblia traducida a lengua vernácula fuera en inglés.

Denunciado por las autoridades de la Iglesia Católica Romana, fue acusado de herejía, por lo que Tyndale pasó a la clandestinidad y comenzó a trabajar en una traducción del Antiguo Testamento directamente del hebreo al inglés.

La ruptura de Enrique VIII con la Iglesia Católica Romana en 1534 marcó el comienzo de la Reforma Inglesa, y Tyndale creyó que era seguro continuar su trabajo en público, por lo cual se trasladó a Amberes (hoy Bélgica) y comenzó a vivir de manera más abierta.

Poco después fue traicionado, arrestado por herejía y encarcelado durante más de 500 días en el castillo de Vilvoorde; el 6 de octubre de 1536, Tyndale fue juzgado y condenado por herejía y traición y condenado a muerte por estrangulamiento y quemado en la hoguera.

Sin embargo, para el martirio de Tyndale ya se habían impreso varias miles de copias de su Nuevo Testamento.

Se sabe que las últimas palabras antes de su muerte fueron: “Señor, abre los ojos del el rey de Inglaterra”. Apenas tres años más tarde Enrique VIII publicó su “Gran Biblia”, basada en la obra de Tyndale.

A pesar de que la traducción de Tyndale del Antiguo Testamento quedó inconclusa con su muerte, su trabajo ha sido la base de todas las traducciones inglesas posteriores de la Biblia, incluyendo la versión “King James” de 1611.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s