Fin de las intervenciones militares extranjeras en Siria: CMI

“¡ Cuán hermosos son los pies en las montañas de aquellos que traen buenas noticias, que proclaman la paz!” (Romanos 10:15)

El Consejo Mundial de Iglesias (CMI) está profundamente preocupado por la dramática escalada de las operaciones militares en el conflicto en Siria y los condena terminantemente. Esto lo hacemos en un momento cuando se han planteado nuevas esperanzas y expectativas de un proceso político que avanza, en línea con las propuestas hechas por el enviado especial del Secretario General de la ONU para Siria y aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU en agosto pasado. Nos preocupa particularmente que esta escalada haga que la situación empeore para la gente de Siria y particularmente para todas las comunidades vulnerables.

El CMI, junto con sus iglesias miembros y organizaciones ecuménicas, ha expresado en varias ocasiones su convicción profunda de que “habría una solución militar” a la crisis y al conflicto en Siria. En una carta abierta al Consejo de Seguridad de la ONU en septiembre de 2013, el CMI afirmó que “un ataque desde fuera de Siria es probable que aumente el sufrimiento y el riesgo de más violencia, amenazando a cada comunidad en el país incluyendo a los cristianos”. En este momento crucial, la gente de Siria y Medio Oriente necesitan la paz y no la guerra. Las armas o acciones militares no pueden traer la paz a Siria. Ahora la necesidad es para que el mundo se centre en la mejor manera de garantizar la seguridad y protección para el pueblo de Siria. No hay ninguna otra forma de justicia sostenible y la paz para el pueblo de Siria, que un arduo trabajo que debe llevarse a cabo por todas las partes dentro y fuera de Siria para encontrar una solución política negociada. Todas las personas de buena voluntad debemos dejar de lado nuestras diferencias de opinión y de intereses con el fin de poner fin al conflicto armado en Siria tan pronto como sea posible. Es responsabilidad de la comunidad internacional actuar ahora y hacer todo lo posible para encontrar una solución no violenta para una paz duradera.

“Lamentablemente, este llamado urgente sigue siendo más y más necesario ahora que nunca. El dramático aumento diario del número de víctimas, la hemorragia de la población de Siria como refugiados y la incapacidad de la comunidad internacional para encontrar soluciones políticas comunes se han convertido éticamente en insoportable. El ciclo de violencia extrema y sus consecuencias trágicas en el conjunto de la población Siria se han convertido en inaceptables.

“Hacemos un llamado a todos los gobiernos a poner fin inmediato a todas las acciones militares y apoyar y comprometerse con un proceso político para la paz en Siria a través del cual se puede generar una narrativa para todos los sirios. También reiteramos nuestro llamamiento urgente al Consejo de Seguridad de la ONU y la comunidad internacional a tomar medidas para acabar con el flujo de armas y combatientes extranjeros en Siria. La historia ha demostrado trágicamente y en varias ocasiones, que las intervenciones militares extranjeras no pueden traer la paz y eliminar el extremismo. Por el contrario, más bien alimentan las tensiones religiosas y conducen a más radicalización. Sólo una solución política en Siria, hacia el establecimiento de un gobierno nacional de transición, reconocido por la gente de Siria y la comunidad internacional, puede abordar adecuadamente la amenaza existencial de ISIS y otros grupos extremistas y ofrecer la preservación del tejido social diverso de Siria y la región.

“En un momento cuando el movimiento ecuménico está involucrado en una ‘peregrinación por la justicia y la paz’, el CMI invita a sus iglesias miembros a acompañar a la gente de Siria en este camino y desarrollar con ellos formas de tender puentes y trabajar por una paz justa. El pueblo sirio merece otra alternativa a la que enfrentan hoy, y una paz justa. La comunidad internacional tiene que asumir la responsabilidad común de asegurarla. Espero y anhelo que el sufrimiento del pueblo sirio llegue pronto a su fin.

Dr. Olav Fykse Tveit, Secretario General del CMI.

Dr. Olav Fykse Tveit, Secretario General del CMI.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s