Brexit: Comunicado del Revdmo. David Hamid, Obispo de la Diócesis en Europa

Seguimos siendo una iglesia Europea que sirve a todas las personas. Decidamos ser aún más fieles a este llamado

Logo de la Diocese en Europa

(24/VI/16 EB) Como muchos en el Reino Unido (UK), Europa y en todo el mundo, me desperté hoy con las noticias de los resultados del referéndum con profunda tristeza. Como un escocés con experiencia en Birmania y Canadá y que sirve a la Iglesia de Inglaterra como obispo, he sido inmensamente orgulloso de mi pasaporte rojo de la Unión Europea (UE) y siento tal pesar por que el electorado del UK haya votado lo que hay.

Nuestra Diócesis en Europa es parte de la Iglesia de Inglaterra, pero sinceramente es una Iglesia Europea. Nuestra responsabilidad como una jurisdicción de diáspora es servir a los cristianos ingleses y anglicanos de todo el mundo, que (sientan) nuestro amado continente europeo (además de Marruecos y Turquía) como su casa. Nuestro clero ahora tomará en serio su Ministerio a los miembros de nuestras iglesias, especialmente a los titulares de pasaporte del UK que ahora pueden estar llenos de preocupación acerca de su vida en el continente, el futuro de sus pensiones, el derecho de residencia, la atención de su salud, su libertad de trabajar y estudiar y quizás también preocupados por el futuro de sus hijos y nietos que dentro del mayor libre comercio del mundo y la zona económica, ahora es mucho menos cierto. Nuestro cuidado pastoral y acompañamiento se ofrece a ellos como un asunto prioritario.

Nuestros clérigos y líderes laicos sin duda pedirán explicaciones por nuestras hermanas y hermanos cristianos y nuestros vecinos europeos, entre los cuales vivimos. Queremos asegurarles que el resultado del referéndum del UK no es un rechazo contra ellos, sus naciones, culturas, regalos, hospitalidad y generosidad. Fue una decisión política y no eclesial. Ahora necesitamos redoblar nuestros esfuerzos para demostrar nuestro compromiso con el bien común, rechazando el individualismo egoísta y el estrecho nacionalismo. Nuestras alianzas, pactos, compromisos y acuerdos de unidad con las hermanas iglesias de Europa serán aún más importantes ahora que podemos demostrar nuestra solidaridad y comunión como cristianos en el continente. Como cristianos estamos comprometidos a la unidad de todas las personas.

Con gran pena el UK pudiera haber iniciado un efecto dominó en la UE en general, frágil como lo es en estos días, pues el ala derecha puede ahora sentirse inspirada para buscar un camino similar a la decisión del UK. (De hecho el principio del desmantelamiento de la propia UE es lo que señor Nigel Farage ha señalado expresamente). Pero queremos dejar claro a nuestros vecinos y amigos que tal deseo está muy lejos de la posición de la gente del UK que viven en otros países de la UE, que encuentran allí un hogar acogedor.

La Iglesia de Inglaterra es una iglesia Europea. San Albán nuestro primer mártir fue un soldado romano. Nuestro primer Arzobispo de Cantórbery, San Agustín, de Italia, la lista de nuestros arzobispos incluye luminarias tales como San Teodoro de Tarso, San Anselmo, Lanfranc y más recientemente a Rowan Williams, todos europeos de fuera de Inglaterra. La Iglesia de Inglaterra es miembro de la Conferencia de Iglesias Europeas, y precisamente un Obispo de la Iglesia de Inglaterra, Christopher Hill, es su Presidente. Nuestra liturgia, tradición, derecho canónico y las escuelas de oración y espiritualidad están arraigadas en la tradición latina de la iglesia de Europea Occidental. Incluso la reforma que desarrolló nuestro propio color fue un fenómeno europeo. Todo esto no va a cambiar como resultado del 23 de junio, siguen siendo nuestros preciosos dones compartidos con otros cristianos europeos, nuestro patrimonio común y una herencia que nos une.

Como cristianos somos un pueblo de Pentecostés. La unidad de las naciones y pueblos es parte de nuestra visión de la nueva sociedad, el Reino de Dios, que trabajamos para revelar, esa visión que poéticamente se resume en un canto que recitamos en la Adoración Común de la oración diaria:

“(…) Digno es atribuir lo mismo a ti, Cordero inmolado, porque con tu sangre compraste para Dios, de toda lengua raza, pueblo y nación, un reino de sacerdotes para servir a nuestro Dios (…)”.

Por lo que esta Diócesis en Europa, como una familia cristiana, seguirá siendo una familia europea, trabajando, adorando y testimoniando junto a nuestras iglesias hermanas de Europa y con ellos servir y amar a nuestro prójimo. Seguimos siendo una iglesia Europea que sirve a todas las personas. Decidamos ser más fieles a este llamado, con la ayuda de Dios.

Concede, oh Dios, que tu santo y vivificador Espíritu anime de tal manera a todo ser humano especialmente los corazones del pueblo de Europa, que se derrumben las barreras que nos dividen, que desaparezcan las sospechas y que cesen los odios; a fin de que, sanadas nuestras divisiones, vivamos en paz y justicia; por Jesucristo nuestro Señor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s