“Siempre habrá una relación entre nuestra iglesia y Cuba”: Canadá

El Arzobispo Fred Hiltz, Primado de la Iglesia Anglicana de Canadá, con Griselda Delgado del Carpio, Obispa de la Iglesia Episcopal de Cuba, durante una visita de Hiltz a Cuba en febrero de 2016. Foto: Andrea Mann

La Iglesia Anglicana de Canadá continuará teniendo algún tipo de relación con la Iglesia en Cuba, incluso si, como parece probable, se convierte en una diócesis de la Iglesia Episcopal (TEC, Comunión Anglicana en EEUU), dice el Arzobispo Fred Hiltz, Primado de la Iglesia Anglicana de Canadá.

Se espera que la Convención General de TEC vote este julio sobre una resolución para reintegrar a la Iglesia Episcopal de Cuba luego de que la iglesia cubana votara por regresar a TEC tres años. La resolución, redactada por un grupo de trabajo sobre reintegración y compuesto por miembros de creado por TEC y de la iglesia cubana, parece que será aprobada, dijo Hiltz en una entrevista el lunes 5 de marzo.

“Creo que todos los indicadores indican que el equipo de trabajo apoya, y apoya de todo corazón, la reintegración, y la resolución que han redactado, que tiene varias partes, habla claramente de querer avanzar con esto”, dijo Hiltz, quienes asistieron al sínodo anual de la iglesia cubana del 23 al 25 de febrero. “Al igual que cualquier resolución, nunca hay una garantía de que vaya a pasar; estoy anticipando que pasará”.

Mientras tanto, TEC ya ha estado tomando medidas para prepararse para el posible regreso de la iglesia cubana, dijo Hiltz. Hay discusiones, por ejemplo, dentro de TEC sobre la prestación de asistencia financiera a la iglesia cubana en forma de “subvenciones en bloque”, que la iglesia con sede en los Estados Unidos brinda a las diócesis que lo necesitan. TEC también planea formar un grupo de trabajo encargado de “ver la transición de la manera más fluida y efectiva posible”, dijo.

La iglesia cubana fue fundada como diócesis misionera de TEC en 1901, pero las relaciones entre Cuba y Estados Unidos empeoraron después de la Revolución Cubana de 1959, y los viajes y las comunicaciones entre los dos países se volvieron difíciles. En 1967, la diócesis cubana se convirtió en “extraprovincial”, fuera de la estructura de TEC. Un nuevo organismo, el Consejo Metropolitano de Cuba -compuesto por el Primado de las Indias Occidentales, el Obispo Presidente de TEC y el Primado de Canadá, el presidente del consejo- se estableció para la guía de la iglesia cubana “en asuntos de orden y fe”.

Desde entonces, la Iglesia Anglicana de Canadá ha mantenido una estrecha relación con la Iglesia Episcopal de Cuba; el consejo diocesano de la iglesia cubana ha dicho que la Iglesia Anglicana de Canadá “era como una madre que tenía la Iglesia de Cuba en sus brazos”, dijo Hiltz.

En términos financieros, el apoyo de la iglesia canadiense para la Iglesia Episcopal de Cuba tiene un presupuesto central de $65,000 cada año, dijo Andrea Mann, directora de relaciones mundiales de la Iglesia Anglicana de Canadá. El dinero se usa para una serie de propósitos, que incluyen el pago de estipendios al clero cubano; ayudar a la iglesia cubana a apoyar un seminario ecuménico en Matanzas; la educación a distancia de los estudiantes de teología; y educación cristiana para jóvenes, dijo ella.

La iglesia canadiense también proporciona fondos en respuesta a pedidos especiales, como la reparación urgente de la iglesia, dijo Mann.

Si la Iglesia Episcopal de Cuba se convierte una vez más en una diócesis de TEC, la responsabilidad de apoyar este tipo de trabajo pasaría de la Iglesia Anglicana de Canadá a TEC, dijo Hiltz.

Las discusiones que se están llevando a cabo dentro de TEC sobre futuras donaciones en bloque a la iglesia cubana, dijo Hiltz, son un signo del compromiso de TEC de apoyarlo si se vuelve a convertir en una diócesis de la iglesia con sede en los EE. UU. Sin embargo, existe cierta ansiedad entre los miembros de la iglesia cubana acerca de cómo el cambio afectará su relación con la iglesia canadiense.

“Hay una especie de mezcla de emoción: hay una gran sensación de anticipación sobre la reintegración a TEC, y pueden ver algunas de las ventajas de eso”, dijo. Al mismo tiempo, muchos miembros de la iglesia cubana están “un poco ansiosos por esta relación con la Iglesia Anglicana de Canadá porque, como dirán ellos mismos, la Iglesia Anglicana de Canadá los acompañó durante tanto tiempo”.

Aún así, dijo Hiltz, no importa qué decisión se tome sobre la Iglesia Episcopal de Cuba este verano, quedará alguna conexión con la Iglesia Anglicana de Canadá.

“Siempre habrá una relación entre nuestra iglesia y Cuba”, dijo.

La iglesia canadiense, dijo Mann, está en el proceso de determinar con precisión cómo colaborará con la iglesia cubana en el futuro. La pregunta es complicada, dijo ella, por el hecho de que si la iglesia cubana se reincorpora a TEC, será una diócesis que forma parte de una provincia, y normalmente las provincias de la Comunión Anglicana tratan con otras provincias, no con diócesis. Pero es posible que la Iglesia Anglicana de Canadá siga asociándose con una futura diócesis de Cuba en áreas como la erradicación de la trata de personas y la esclavitud, y en formación teológica y educación continua para el clero cubano, dijo Mann.

Mientras la Iglesia Anglicana de Canadá se prepara para este cambio en su relación con la iglesia cubana, su relación con la Iglesia Anglicana Episcopal de Brasil continúa desarrollándose, dijo Hiltz y Mann. Esta primavera, dijo, ella y Linda Nicholls, obispa de Hurón, viajarán a Brasil para asistir al sínodo de la iglesia brasileña, con el objetivo de aprender más sobre los ministerios en los que las dos iglesias podrían asociarse. (Nicholls también visitará Brasil en abril para asistir a la consagración de la Canóniga Marinez Santos Bassotto como Obispo de la Amazonia, la primera mujer obispa de la iglesia brasileña).

Hiltz también dijo que había comenzado a hacer algunos preparativos para una reunión que albergará a Primados de las Américas y el Caribe, programada para noviembre de 2018. La reunión, anunciada en una reflexión lanzada en octubre pasado, es una de una serie de reuniones de Primados que tendrán lugar a través de la Comunión Anglicana antes de la Conferencia de Lambeth 2020. Se espera que el Arzobispo de Canterbury, Justin Welby, asista a la reunión, que tendrá lugar en Toronto, dijo Hiltz.

Anglican Journal

Anuncios

Arrestan a clero por apoyo a Dreamers

Llama Arzobispo de Cantórbery a la oración y el ayuno por Sudán del Sur y la República Democrática del Congo, uniéndose al llamado de Francisco

23 de febrero de 2018: Oración y ayuno por Sudán del Sur y la República Democrática del Congo

El Arzobispo Justin Welby en visita de cortesía a Francisco de Roma (Archivo)

Su Gracia Justin Welby, Arzobispo de Cantórbery y Primus Interpares de la Comunión Anglicana, se ha unido a Francisco de Roma en el llamado para que el 23 de febrero de 2018 sea un día de oración y ayuno por Sudán del Sur y la República Democrática del Congo.

“Respaldo el llamado del Papa, que ha sido avalado por líderes anglicanos del mundo”, dijo el Arzobispo Welby: “Francisco está pidiendo que mañana sea un día de ayuno y oración por la gente de Sudán del Sur y la República Democrática del Congo. Está invitando a hermanos y hermanas no católico-romanos, a unirse a él. Apoyo esta convocatoria e invitamos a unirse con nosotros –y personas alrededor del mundo– en oración por estas poblaciones que sufren terriblemente, para que conozcan la paz.

“En mis visitas a ambos países en los últimos años, ha sido imposible describir la inmensa escala de destrucción. Estos conflictos causan terrible pérdida de vidas. Gran número de personas se ha visto obligado a abandonar sus hogares, lo que desgarra familias y comunidades.

“Hay más de 1 millón de nuevas personas desplazadas internamente. El hambre está causando peligro y gran sufrimiento. En Sudán del sur, hasta 6 millones de personas enfrentan hambre. La humillación y la violencia sexual se están cometiendo en escalas más atroces en ambos países”.

Al recordar su última visita a Sudán del Sur, el Arzobispo Justin dijo “He escuchado a un líder político que me habló sobre el sufrimiento y el sacrificio de su pueblo. Visité un campo de refugiados en Uganda con niños sursudaneses, cuyas familias huyeron de sus hogares para escapar de la muerte.

“Estamos llamados a orar fervientemente por los millones de personas que simplemente no pueden más con esta guerra”.

Personas sursudanesas desplazadas.

Ofreció cuatro puntos para las personas que quieran orar, pero que no están seguros:

Por los líderes de Sudán del Sur y la República Democrática del Congo, para que conviertan sus corazones de guerra a paz –y den una solución pacífica a los problemas políticos.

Por todos los refugiados de estos países.

Por perdón, sanación y nuevas relaciones.

Por las iglesias locales que hacen mucho para cuidar a personas que están sufriendo y para traer la paz.

Continuó: “en las palabras del Primado Anglicano interino de Sudán del Sur, el Arzobispo Peter Munde Yacoub: ‘Jesús dice que si se ora fielmente, las montañas pueden caer al mar. Tenemos montañas delante de nosotros: la malvada guerra y el asesinato de personas inocentes. Oremos para que Dios Todopoderoso retire esta guerra y nos traiga la paz y elimine el sufrimiento del pueblo sursudanés’.

“Como dice Francisco de Roma, ‘Nuestro Padre celestial siempre escucha a sus hijos que claman a él en la angustia y el dolor’. Él sana a los quebrantados de corazón y une sus heridas (Salmo 147, 3).

“Francisco pide que también escuchemos este clamor, y que cada uno de nosotros, delante de Dios, nos preguntemos: ‘¿Qué puedo hacer para la paz?’”.

Agregó: “Por favor haga algún tiempo para orar y ayunar mañana de alguna manera si se puede.

“Vamos a respaldar el llamamiento de Francisco y como un cuerpo Unido de Cristo vamos a orar por nuestros hermanos y hermanas en el Sur de Sudán y República Democrática del Congo. Dios Todopoderoso, danos tu paz.”

Diálogo de organizaciones basadas en la fe con el PNUD México

Acercamiento con instancias que implementan la agenda 2030 en México

Gabriela de la Pena (PNUD-México), Miguel Ortiz  (IEMNP) y el Revdo. Arturo Carrasco (IAM) durante el diálogo en la sede del PNUD México.

(21/II/18) Con la iniciativa del Revdo. Carlos Tamez, del Consejo Latinoamericano de Iglesias (Clai), diferentes iglesias de la Comunidad Teológica de México (CTdeM), han integrado un grupo ampliado de Organizaciones Basadas en la Fe (OBF), para un segundo encuentro con funcionarias del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México.

El Revdo. Arturo Carrasco Gómez, de la Iglesia Anglicana de México (IAM) que ha participado en ambas sesiones, señaló en la nueva oportunidad que “la agenda 2030 del PNUD, es compatible con la misión de las OBF, donde contamos con un capital ético que se podría articular en el logro de los diecisiete objetivos de dicha agenda”.

Gabriela de la Pena y Vania Pérez, del PNUD México, atendieron el diálogo con las OBF, para explorar el acercamiento con las instancias que implementan la agenda 2030 del PNUD en México, así como una eventual presentación de los mismos ante las OBF participantes.

El Revdo. Carlos Tamez, del Clai, mencionó su experiencia en la articulación de las OBF con el PNUD en diferentes países de Latinoamérica, para destacar la pertinencia en el logro de los objetivos de desarrollo sustentable.

Por su parte el Pastor Javier Ulloa, del Seminario Bautista, enfatizó el capital ético de las OBF como factor de aporte en integridad y transparencia.

A su vez, el Revdo. Hugo Gallardo, de la Iglesia Presbiteriana Reformada, señaló la necesidad de eficientar los alcances de los objetivos, específicamente a partir de las situaciones de desastre, considerando los sismos pasados en territorio nacional, en su calidad de damnificado y coordinador de apoyos para este sector de la población.

OBF en diálogo con el PNUD México.

En la reunión participaron el Revdo. Juan Pluma Morales, Obispo de la Iglesia Metodista; los Revdos. Javier Ulloa, Pastor Bautista; Hugo Gallardo, de la Iglesia Presbiteriana Reformada; la Revda. Maritza Macín, de la Comunidad Teológica de México; Gabriela de la Pena, del PNUD; el Revdo. Carlos Tamez, del Clai; Miguel Ortiz, de la Iglesia Evangélica Misionera del Nuevo Pacto; el Revdo. Arturo Carrasco Gómez, de la IAM y Vania Pérez del PNUD.

Renueva coordinación Iglesias por la Paz

Elecciones sin violencia entre las líneas de trabajo 2018

Nombran a Anglicano sub coordinador

Arturo Carrasco, Sacerdote Anglicano y Ricardo Gallego, Pastor Pentecostal en reunión de trabajo de Iglesias por la Paz

(20/II/18) Iglesias por la Paz (IPP) colectivo de diferentes personas y organizaciones de inspiración cristiana y otras expresiones religiosas, ha nombrado por consenso a la Comunidad Teológica de México (CTdeM), a través de la Revda. Maritza Macín, como coordinadora general, y al P. Arturo Carrasco Gómez, sacerdote Anglicano, como sub coordinador, para el período de febrero a julio de 2018.

En la reunión se delimitaron tareas de la coordinación general y el nombramiento de una sub-coordinación, que asuma la coordinación en el periodo sucesor, con el objetivo de que el relevo dé seguimiento.

A propuesta de Jesús Ramírez, de la organización de Cristianos Comprometidos, la reunión inició reflexionando un texto sobre la tierra, autoría de Leonardo Boff, y posteriormente se definieron los ejes temáticos de trabajo para el 2018: construcción de paz, elecciones sin violencia, acompañamiento a víctimas, voz pública, articulación con iglesias de otras regiones, y formación; así mismo se definieron grupos de trabajo en cada una de estas áreas.

Asimismo, se estableció la organización de un foro de análisis de la coyuntura electoral en México, con la participación de expertos en el tema como facilitadores.

El Revdo. Ricardo Mayol, Pastor Bautista y articulador de la Red Continental de Cristianos por la Paz (Recompaz) expuso el proyecto de trabajo de la red en el tema de la defensa del territorio, agregó que Recompaz está realizando investigación en Guatemala, El Salvador, Colombia y Chiapas, para producir materiales sobre el tema, invitando a IPP para articular en este proyecto, asumir una posición y sensibilizar desde una perspectiva teológica y pastoral; en respuesta, IPP señaló que compartirá contactos e información para la defensa del territorio, además de respaldar la visibilización del tema.

En la reunión realizada en la CTdeM se agradeció al Centro de Estudios Ecuménicos, el tiempo y el trabajo realizado para IPP durante el período a cargo de la coordinación, en la persona de Noé Amezcua.

Iglesias por la Paz sesionó con la participación del Observatorio Eclesial, el Centro de Estudios Ecuménicos, la Compañía de María, el Servicio Internacional Cristiano en Solidaridad con América Latina, la Comunidad Ecuménica Magdala, Cristianos Comprometidos con las Causas Populares, el Revdo. Ricardo Gallego, Pastor Pentecostal; Ignacio Cuevas, el Revdo. Arturo Carrasco, sacerdote Anglicano; la visita fraterna del Revdo. Ricardo Mayol de la Recompaz y la Revda. Maritza Macín, de la anfitriona CTdeM.

Inconformes obispos anglicanos por adjetivos de Trump vs países en desarrollo

El Revdmo. Francisco Manuel Moreno, Obispo Primado de la Iglesia Anglicana de México y el Revdmo. Benito Juárez, titular de la Diócesis del Suereste de México, en la cancillería de El Salvador.

(14/II/18) En reunión del episcopado anglicano del triángulo norte de Centroamérica, la expresión de Donald Trump a los que llamó “países de mierda” fue considerada ofensiva por obispos de México, El Salvador, Panamá, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, quienes se inconformaron por tal adjetivación e hicieron un llamado a los EEUU para acoger al extranjero y respetar la dignidad de todo ser humano.

Lo anterior fue dado a conocer por el Revdmo. Francisco Manuel Moreno, Obispo Primado de la Iglesia Anglicana de México (IAM), quien participó en la reunión la voz de la Iglesia ante la migración, que congregó al episcopado del triángulo norte de Centroamérica y a funcionarios de la Iglesia Episcopal (Comunión Anglicana en EEUU), para planificar trabajo pastoral en apoyo a las personas migrantes.

En entrevista telefónica con México Anglicano, el Revdmo. Moreno reconoció las limitaciones materiales, financieras y humanas que exigen un mayor esfuerzo de todas las instancias para el bienestar de las personas migrantes; agregando la recomendación de articular con otras organizaciones, instituciones e instancias, para proveer alivio a las legítimas necesidades de quienes migran.

El Obispo Moreno, también titular de la Diócesis del Norte de México, agregó que este grupo del episcopado anglicano se reunió con funcionarios de la Organización de las Naciones Unidas en la región, con el canciller Hugo Martínez, ministro de relaciones exteriores de El Salvador; personal de atención a los derechos humanos de la república de El Salvador, la Organización Internacional para Migrantes, y escucharon la presentación de Edgar Vallecillos, colaborador de los Scalabrinianos, quienes tienen por carisma la atención a las personas migrantes.

En el encuentro, convocado por el Revdmo. David Alvarado, titular de la Diócesis Episcopal Anglicana de El Salvador, los participantes consideraron la posibilidad de realizar más encuentros regionales, ampliando la convocatoria y atendiendo otros temas relacionados con la pastoral y la espiritualidad.

La reunión realizada entre enero y febrero en El Salvador, habilitó la oportunidad para hacer una visita a la UCA y al santuario del Revdmo. Óscar Arnulfo Romero; para venerar a las y los mártires de El Salvador.

Revdmo. Francisco Moreno, Primado de la Iglesia Anglicana de México; Revda. Glenda McQueen, Iglesia Episcopal; y Revdmo. David Alvarado, Iglesia Episcopal Anglicana de El Salvador.

Amplía red el Observatorio Eclesial

Red de observadore/as de lo socio-religioso

(29/I/18) Con el objetivo de conformar una red nacional de analistas que interactúe periódicamente a partir de la observación de lo socio-religioso y la producción de insumos para el análisis y la voz pública, mujeres y hombres del ámbito académico y religioso, de las regiones Norte, Sureste, Occidente, Bajío y Centro de México se reunieron en la Comunidad Teológica de México y el Centro de Conferencias de la Diócesis de México de la Iglesia Anglicana de México.

Felipe Gaytán, doctor en sociología por el Colegio de México (Colmex) y Elio Masferrer, doctor en antropología por la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), presentaron respectivamente una revisión de los aspectos nodales en la materia, con propuestas metodológicas, herramientas e insumos; dando paso a un intercambio plenario que se enriqueció con el compartimiento de saberes, para el establecimiento de una agenda común, estrategias de comunicación y la articulación.

El trabajo en grupos permitió reconocer la complejidad de las áreas de interés y proyectar la articulación en amplios temas como ética política, las personas migrantes, las juventudes, género, ecumenismo, no discriminación, teologías liberadoras, el cuidado y la defensa de la tierra, entre otros, lo que derivó en el encuentro a través de los derechos humanos y el Estado Laico.

Con la coordinación de Gabriela Juárez, del Observatorio Eclesial, participaron integrantes de la Provincia Anglicana de México, Católicas por el Derecho a Decidir, Secretariado Social Mexicano, Iglesias por la Paz y la Iglesia Bautista, entre otros.

En reunión posterior del mismo Observatorio Eclesial, realizada en el Centro Antonio Montesinos, misma que moderó el centro de derechos humanos Fray Francisco de Vitoria, OP; se estableció el desarrollo de actividades para facilitar la articulación de una plataforma con organizaciones y personas afines, tanto del ámbito académico, como el social y religioso.