Intercambian seminaristas Anglicanos en coloquio “El Islam en América Latina”

(22/IV/15) Miembros del seminario San Andrés, de la Diócesis de México en la Iglesia Anglicana de México, participaron en el coloquio El Islam en América latina: más que una religión, el cual fue organizado por el Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe (CIALC) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en Ciudad Universitaria.

“¿Cuándo?” respondió el doctor Fitra ante la invitación que algunos miembros del seminario San Andrés le presentaron verbalmente, para realizar algún encuentro con la comunidad del México Anglicano, el acuerdo fue platicarlo con calma para la organización respectiva; posteriormente parte de la legación Anglicana posó para la foto.

Foto (Revdo. Juan Manuel Garay Cervantes): Diana García Cerón; Revdo. Arturo Carrasco-Gómez; Eduardo Cañal Berger; Dr. Fitra Ismu Kusumo; Eduardo Cortés Vidal y Virginia Lara de Ita.

Fitra Ismu Kusumo, Doctor en Etnohistoria por la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), presentó la ponencia Los musulmanes de América Latina en la primera mitad del siglo XXI: retos en México; el ponente originario de Indonesia, país que concentra el mayor número de personas musulmanes del mundo, presentó sus impresiones a cerca de la práctica del Islam en México.

Con un recorrido histórico, el doctor Ismu inició su presentación recordando que la presencia de musulmanes en México se remonta a los guardias personales que Maximiliano de Habsburgo trajo a México, señalando que la primera mezquita edificada en nuestro país se encuentra en la ciudad de Torreón en Coahuila.

Agregó que de las diversas corrientes que constituyen el Islam, en México existe representación de todas, señalando que no se limita a las expresiones sunitas y sufís, sino varias más, las cuales tienen relaciones más cordiales en México que en sus lugares de origen “Así son en México, porque así son ustedes, los mexicanos son así” más cordiales.

Fitra Ismu comentó lo que percibió en sus visitas a cada una de las veinte sedes del Islam en territorio mexicano, señalando que algunas prácticas son exclusivas de algunas de estas sedes, indicando que en la colonia Roma de la ciudad de México se cuenta con imágenes ajenas al contexto islámico.

Asimismo señaló que para el Islam universal Mohamed es el último profeta, agregando que en Chiapas alguna mezquita asegura que ahí ministra un profeta, por lo que consideró que al menos estas dos sedes tienen prácticas ajenas al Islam que él conoce, una en Chiapas y otra en la colonia Roma que tiene una imagen ajena a la tradición del Islam.

La mesa uno abrió los trabajos tras la bienvenida de Hernán G. H. Taboada y con la moderación de Ruth García Linares, quien dio la palabra al licenciado Paulino Robles Gil Cozzi de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, mismo que presentó una faceta del Islam postmoderno que se integra a las diferentes culturas donde se establece y que es muy ajeno a los pequeños grupos radicales que tienen “demasiado micrófono y demasiada cámara”.

Gustavo Barrera Gardida, doctorado en relaciones internacionales por la misma facultad, presentó Migraciones del Medio oriente en el siglo XXI, donde comentó las cifras oficiales a cerca de la migración y subrayó el papel de la securitización en las dinámicas de la migración, así como los controles que dominan el ámbito global como consecuencia de la implementación de mayor rigor sobre la migración humana.

Foto (México Anglicano): Doctor Paulino Robles Gil Cozzi, de la FCPyS; licenciada Ruth García Linares; doctor Fitra Ismu Kusumo de la ENAH hace uso de la palabra, y Paulino Robles Gil Cozzi, licenciado en relaciones internacionales por la FCPyS, en la mesa inaugural del coloquio organizado por el CIALC de la UNAM.

Anuncios

Sesionan “cléricus” de la IAM

Formación continua, oración, meditación, comunión, actualización, anuncios o sencillamente reuniones de convivencia, se realizan periódicamente entre el titular episcopal y el clero de las respectivas diócesis, o región diocesana de la Iglesia Anglicana de México.

Foto (Diócesis del Norte de México): la Diócesis del Norte de México convoca al clero a su reunión de trabajo.

El Ilmo. Francisco Moreno presidirá la reunión diocesana del clero los días 28 al 30 de abril en la ciudad de Monterrey, Nuevo León; es de mencionar que algún arcedianato de la Diócesis del Norte de México se reúne periódicamente, con el respaldo por compañerismo de la Diócesis de West Texas, para actualización teológica por extensión.

Foto (Revdo. Saúl Palafox): Clero de Tamaulipas posa durante el curso teológico por extensión.

A su vez, el Revdmo. Carlos Touché-Porter dio la bienvenida a Erika Salinas, conflictóloga posgraduada por la Universidad Obrera de Catalunya, quien compartió en un taller intensivo, a cerca del manejo de conflictos en el Centro de Conferencias de la Diócesis de México, ocupando el Cléricus del mes de abril con esta finalidad.

Foto (México Anglicano): Mtra. Erika Salinas en visita de trabajo con el clero de la Diócesis de México.

 

En el Sínodo de este año 2015 y debido a su extensión geográfica, la Diócesis del Occidente de México distribuyó en cuatro arcedianatos su territorio, por lo anterior, el Revdmo. Lino Rodríguez Amaro, titular episcopal, ha presidido dos encuentros regionales del clero diocesano, el primero en el arcedianato integrado por los estados de Baja California y Baja California Sur y otro convocando al clero de los estados de Nayarit, Jalisco y Colima.

Foto (Redes sociales): Revdmo. Lino Rodríguez Amaro en visita regional a las bajas californias.

Iglesias se unen en llamado a la acción para evitar más tragedias por migración

Lloran Iglesias la pérdida de vidas en el Mediterráneo, llaman a la acción preventiva

Juntos, la Comisión de Iglesias para los Migrantes en Europa (CCME), la Conferencia de Iglesias Europeas (CEC) y el Consejo Mundial de Iglesias (CMI) entristecidas por el ahogamiento de cientos de migrantes en el Mediterráneo. Temiendo que haya hasta 700 personas muertas tras el naufragio de su embarcación en aguas libias. Los esfuerzos de rescate están en marcha y se han encontrado 28 sobrevivientes hasta el momento (20/IV/15).

Recordamos en oración aquellas personas que han muerto y damos nuestro más sentido pésame a sus familias. “Lamentamos esta pérdida de vidas” comentó el Revdo. Dr. Guy Liagre, Secretario General del CEC “y estamos profundamente entristecidos por esta tragedia en puertas de Europa”. También oramos por quienes participan en la exigente misión de recuperación y rescate.

Esta catástrofe nos recuerda de casos diarios a través del Mediterráneo italiano, maltés y la costa griega donde en gran parte los guardias se quedan solos en los esfuerzos de rescate. Reaccionando a esta última tragedia y después de tantas otras, el Secretario General del CMI Revdo. Olav Fykse Tveit pidió que “(se) renueve la solidaridad y acción para la reanudación y el fortalecimiento de una respuesta europea colectiva”. Señaló que “Pedimos significativos esfuerzos de búsqueda y rescate europeo y llamamos a los Estados miembros para contribuir sustancial y rápidamente en estos esfuerzos, con el fin de prevenir futuras pérdidas de vidas humanas entre las personas que hacen esta travesía desesperada”.

Tveit agregó “estas tragedias son fuertes llamadas para el fortalecimiento de los esfuerzos por atender las causas de la pobreza, la inseguridad social y los conflictos en los países de donde vienen los inmigrantes”

“Sólo las vías legales y seguras en Europa ayudarían a evitar estas tragedias. Esto incluye el reasentamiento en el aumento de refugiados y el levantamiento de requisitos de visa para personas procedentes de países en conflicto, como Siria y Eritrea. Necesitamos pasajes seguros” dijo Doris Peschke Secretaria General de CCME.

El CEC es una comunidad de 114 iglesias de tradiciones ortodoxas, protestantes, Anglicana y Vetero-católicos de Europa, incluyendo la Iglesia de Inglaterra. El CCME es la agencia ecuménica sobre migración, integración y asilo para refugiados y contra el racismo y la discriminación en Europa. Sus miembros son las iglesias Anglicana, ortodoxa, las iglesias protestantes y los consejos de iglesias.

Anglicanismo en la Universidad Pontificia de México

Foto (Revdo. P. Juan Manuel Garay Cervantes): Presentación sobre Anglicanismo en la Universidad Pontificia de México.

 

(17/IV/15) Argumentando que fue Isabel I -y no Enrique VIII- quien consolidó la autonomía original de la Iglesia Anglicana y quien perfiló las bases católicas y reformadas del ethos Anglicano, la postura Anglicana decantaba su participación en la mesa redonda organizada por Mariel Fernández.

En el aula de Juicios Orales de la Universidad Pontificia de México (UPM), la Mtra. Rocío Silva, titular de la asignatura de Historia medieval en la licenciatura de ciencias religiosas, dio la bienvenida a las personas invitadas, agradeciendo su presencia en la UPM, que abrió sus puertas a una mesa redonda sobre la Reforma del siglo XVI, con la participación de representantes de la Iglesia Luterana, la Iglesia Presbiteriana, la Iglesia Anglicana y la Iglesia Metodista, así como asistencia de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, entre otros invitados.

Formalmente la sesión inició con la participación del Pbro. José Manuel Hernández Zavala, de la Iglesia Luterana y miembro de la Comunidad Teológica de México (CTdeM) quien presentó algunos de los referentes universales del luteranismo.

Foto (Joel Carrasco Gómez): Revdo. Dan González Ortega de la Iglesia Presbiteriana y el Revdo. Arturo Carrasco-Gómez de la IAM escuchan al Pbro. José Manuel Hernández Zavala que hace uso de la palabra.

El Revdo. Dan González Ortega, Rector de la CTdeM, presentó datos históricos y biográficos de Zwinglio y de Calvino respectivamente, insignes personajes del presbiterianismo.

A su vez y mencionando que aunque hay diversas leyendas e hipótesis a cerca de la llegada del Evangelio a tierras británicas, el clérigo representante de la Iglesia Anglicana de México (IAM) inició sosteniendo que los datos comprobables parten del martirio de San Albán en el año 304 AD.

Señaló también la participación de obispos británicos en el Sínodo de Arlés, Francia, en el año 314 AD, así como la muy probable participación de obispos británicos en el trascendente Sínodo de Nicea en el 325, siguiendo con el trabajo misionero de San Patricio en Irlanda, San Columba en Escocia y San Aidán en Northumbia, todos ellos durante el siglo V.

La representación Anglicana señaló que, enviado por Gregorio de Roma, fue hasta finales del siglo VI cuando inició la labor misionera de Agustín de Cantórbery, dando paso al histórico Sínodo de Whitby en el año 664 de nuestra era, encuentro donde forzadamente inició la adhesión de la Iglesia de Inglaterra a la Iglesia de Roma.

Desde el Sínodo de Whitby, a partir del siglo VII, y hasta el siglo XVI, se señaló que la Iglesia Anglicana y la Iglesia de Roma corrieron la misma suerte; con estos antecedentes, la representación Anglicana dio un salto en el tiempo, retomando el hilo cronológico a partir del siglo XVI sin soslayar el papel de Enrique VIII.

Sin embargo, se sostuvo que después de la ruptura entre Roma e Inglaterra, y con la llegada de María Tudor a la corona inglesa, ella re-estableció el predominio de la Iglesia de Roma en tierras inglesas, agregando que Isabel I –sucesora de María Tudor en la corona de Inglaterra- fue quien recuperó la autonomía de la Iglesia Anglicana extraviada en el año 664, siendo la misma que perfiló las bases conciliadoras entre reformismo y catolicismo del ethos Anglicano.

Tras la exposición de Mariel Fernández, miembro de la Iglesia Metodista, quien argumentó aspectos doctrinales y evangelísticos de los hermanos Juan y Carlos Wesley, reconociendo que ambos se asumieron Anglicanos toda su vida; se procedió a la habitual sesión de preguntas y respuestas, lo que denotó el interés del respetable por la unidad de los cristianos.

Ecumenismo o unidad de los cristianos: “Dios no tiene nietos ni sobrinos, Dios sólo tiene hijos”

Unidad de los cristianos, qué es lo que nos une, ese fue el tema central de la primera pregunta que se dirigió a los participantes de la mesa redonda, ante lo cual el Revdo. Dan González de la Iglesia Presbiteriana, tomó la palabra para señalar a Cristo y al amor como los dos ejes de la unidad de los cristianos; a su vez el Pbro. Manuel Hernández retomó ambos ejes y agregó uno: la Palabra, la Escritura como cernidor de los criterios para la unidad, mientras que la participación Anglicana diferenció entre el ecumenismo cupular y el de base, indicando que hay múltiples ministerios mundiales, internacionales, regionales y locales que llevan el ecumenismo más allá del momento fotogénico, llegando a una ejecución de la unidad de los cristianos.

Se recordó que personas miembros de la IAM, de la UPM y la CTdeM, han caminado en solidaridad con los padres de familia de los jóvenes de Ayotzinapa, llevando el ecumenismo a acciones prácticas, sin perder la identidad de cada denominación, entre otras actividades.

Foto (JCG): Arriba a la izquierda, Revdo Dan González, le sigue el Pbro. Manuel Hernández; abajo a la izquierda la Mtra. Rocío Silva, le sigue el Revdo. Arturo Carrasco-Gómez.

Comunidades religiosas con todos los votos en las diferentes tradiciones de la Reforma histórica, fue el tema de la pregunta formulada por la Mtra. Silva, ante lo cual el Revdo. González recordó que muy al inicio de la Reforma se reconoció la conveniencia de conocer la vida marital para el ejercicio pastoral de las familias; así mismo se recordó la bíblica recomendación de Pablo de Tarso.

A su vez el clérigo Anglicano señaló que en el Anglicanismo existen las órdenes religiosas, reconociendo que en México todavía no se ha dado, aunque nada lo impide. Agregó que, por otro lado, el 80% del episcopado de la IAM es casado, mientras que el 20% es soltero y que del episcopado casado el 25% está casado con una persona miembro del clero; subrayó que aunque los cánones lo admiten, todavía no hay mujeres en el episcopado.

El Pbro. Hernández señaló que la Iglesia Luterana ya ha tenido alguna mujer en el episcopado, mientras que el Revdo. Dan González recordó someramente la causa de la crisis en el ámbito presbiteriano de México: la ordenación de mujeres.

Así, el clérigo Anglicano concluyó que “Dios no tiene sobrinos, ni nietos, Dios sólo tiene hijos” que lo son por la gracia del bautismo.

Foto (JCG): Aspecto del auditorio

Pseudo Anglicanos

“Ex seminaristas, ex diáconos y ex presbíteros de diferentes tradiciones se autonombran Anglicanos, sin embargo no están en comunión con la sede de Cantórbery e ignoran la tradición litúrgica Anglicana, estafando al pueblo de Dios y ostentándose como lo que no son, en términos bíblicos hacen simonía”.

El clérigo Anglicano comentó lo anterior debido a una última participación que señaló conocer una congregación religiosa en San Luis Potosí integrada por monjas y monjes, con clero en su haber; ante lo que se le comentó que en todo el estado de San Luis Potosí, solamente hay un diácono canónicamente miembro de la IAM y por tanto miembro de la Comunión Anglicana, desconociendo a cualquier otra representación.

Foto (JCG): El Revdo. Arturo Carrasco-Gómez y la Mtra. Rocío Silva.

La maestra Rocío Silva y Mariel Fernández, anfitrionas formales del encuentro, agradecieron a los invitados e invitaron al registro de participación con una fotografía, para la memoria del encuentro.

Foto (Revdo. Juan Manuel Garay Cervantes): Arriba de izq. a derecha en el tercer sitio, el Revdo. Dan González de la Iglesia Presbiteriana y Rector de la Comunidad Teológica de México; le sigue la Mtra. Rocío Silva, titular de la asignatura de Historia medieval en la Universidad Pontificia de México; en sexta posición Mariel Fernández, organizadora del encuentro. Abajo en segunda posición de izq. a derecha, el Pbro. José Manuel Hernández, de la Iglesia Luterana; le sigue el Revdo. Arturo Carrasco-Gómez de la Iglesia Anglicana de México, acompañados por estudiantes de la licenciatura en Ciencias Religiosas de la Universidad Pontificia de México.

Apoya Welby crédito para personas con deudas

Foto: Su Gracia Justin Welby, Arzobispo de Cantórbery y Primus Interpares de la mundial Comunión Anglicana.

El Arzobispo de Cantórbery se convierte en el principal mecenas de la caridad a través de Cristianos Contra la Pobreza (CAP en inglés), señalando una vez más su determinación de poner el tema de la pobreza en la primera línea.

Sin embargo, su nuevo ministerio también demuestra que su objetivo principal no es tan atractivo para el debate político, en realidad son medidas para abordar cuestiones como la deuda y la pobreza en un nivel práctico, yendo a las raíces del problema.

“Muchos de nosotros, probablemente la mayoría de nosotros, hemos tenido deudas o nos hemos preguntado alguna vez cómo vamos a ganarnos la vida. Cristianos Contra la Pobreza se ocupa de ayudar a la gente para liberarse de la prisión de la deuda y es algo que siento apasionadamente. Y habiendo visto el trabajo y después de haber visto qué tan efectivas son, quería aportar para apoyarles de cualquier manera que pudiera.

La caridad ha crecido en casi 20 años a una red de cientos de iglesias en todo el Reino Unido. Como Arzobispo, Welby llegó a conocer este trabajo durante una visita a la Diócesis de Bristol el año pasado.

“En primer lugar abordan las cuestiones donde existen, van a los hogares, tratan a las personas como seres humanos, les mantienen con su dignidad, no están tratando de hacer dinero de ellos, están ahí para amarles y para que puedan encontrar su propio camino a seguir. No sólo les están diciendo qué hacer, se trata de un sentido de propiedad y de liberación para ellos.

“En segundo lugar, están vinculados a las iglesias locales. El 20 por ciento tiene enlace de alguna manera a la Iglesia Anglicana, pero todas las personas están vinculadas a iglesias cristianas. Es muy emocionante porque significa que hay una comunidad para quienes lo deseen. CAP no obliga a ir a la iglesia o algo así, ofrecen el enlace para encontrar el apoyo y el amor de una comunidad cristiana. Eso es maravilloso”.

La caridad también está trabajando en áreas tales como la adicción, que puede llevar a la gente a una espiral de deuda.

Fundador y Director Internacional de CAP, John Kirkby dijo que “estamos encantados y agradecidos de tener al Arzobispo como apoyo. Esto es algo que nunca me hubiera imaginado cuando comencé todo esto en mi habitación en 1996.

Foto: John Kirkby, fundó Cristianos Contra la Pobreza en 1996

“La Iglesia Anglicana de Inglaterra es un jugador importante en la lucha contra la pobreza. Alrededor 20 por ciento de los servicios de CAP sucede debido a anglicanos comprometidos que quieren ver un cambio. Por ejemplo, unas 60 de sus comunidades apuntan a centros de deuda con nosotros”.

Desde su nombramiento como Arzobispo de Cantórbery en marzo de 2013, Justin Welby ha ido abiertamente a la pobreza y, en particular, a la disponibilidad de crédito con facilidades. El año pasado puso en marcha la iniciativa de crédito para promover el financiamiento responsable y asesoramiento financiero.

De 280 centros de deuda para la caridad, 60 se ubican en congregaciones de la Iglesia Anglicana inglesa, que espera abrir más en el mes de mayo.

Celebración de la Semana Santa en la Iglesia Anglicana de México

Habiendo asumido litúrgicamente la fiesta de la Pascua como el centro de adoración, la Iglesia Anglicana de México (IAM) celebró renovadamente la redención.

Foto (Redes Sociales): Revdmo. Lino Rodríguez Amaro, Obispo de la Diócesis del Occidente de México, en la bendición de ramos.

Tras el periodo de reflexión y preparación de la Cuaresma, la Semana Santa se celebró con énfasis en el Triduo Pascual habiendo iniciado con el Domingo de Pasión, popularmente conocido como Domingo de Ramos.

Foto (Joel Carrasco): Revdmo. Roberto Martínez Reséndiz, Obispo Auxiliar de la Diócesis de México, en la bendición de ramos.

Del lunes al miércoles de la Semana Santa, diferentes comunidades de la IAM realizaron actividades catequéticas, formativas y de espiritualidad propias de la estación litúrgica, para una mejor preparación y celebración.

Actividades para mujeres y hombres de todas las edades como infantes, jóvenes, adultos y adultos mayores se registraron en buena parte del México Anglicano, para llegar al inicio del Triduo Pascual: exposición de películas, jornadas bíblicas, ágapes comunitarios, canto, juego, manualidades y todo encaminado a profundizar en el misterio pascual.

Jueves Santo se practicó el lavatorio de pies y se celebró la institución de la Santa Eucaristía, a la vez que se reservaron elementos consagrados y se desnudó el altar principal; en esta fecha coincidió el Día Mundial del Autismo.

Foto (Joel Carrasco): Lavatorio de píes concientizando en el Día Mundial del Autismo.

Viernes Santo, diversas comunidades realizaron el oficio de las Siete Palabras en donde algunas congregaciones realizaron la Veneración de la Cruz y comulgaron con los elementos consagrados el día anterior, además de realizar la devoción del Viacrucis.

Foto (Redes Sociales): Viacrucis en la Diócesis del Norte de México.

Sábado Santo, tras la liturgia de la Luz, con el encendido del Cirio Pascual y el Pregón Pascual, la liturgia de la Palabra dio paso a la renovación de votos bautismales y a la festiva celebración de la Eucaristía, en casi todas las congregaciones.

El Domingo 5 de abril, alguna sede celebró el Bautismo, para introducir la Semana de Pascua, en la que infantes y jóvenes de las diócesis de México y Cuernavaca se unieron para celebrar festivamente la Pascua.

Foto (Redes sociales): Revdmo. Carlos Touché Porter, en la Catedral de San José.

Declaración del Primado de Kenia

Junto a la Cruz estaban su madre y la hermana de su madre. (Juan 19:25 a)

Mis queridos hermanos y hermanas,

El Viernes Santo nos reunimos en nuestras iglesias a través de Kenia a la sombra de un gran y terrible mal. La gente que comercia con muerte ha masacrado a 147 personas en Garissa, la mayoría de ellos estudiantes, y han traído desgarradora angustia a sus familias y una profunda tristeza a nuestra nación.

Estos jóvenes murieron porque eran kenianos y eran cristianos. Este ataque fue una manifestación calculada del mal, diseñado para destruir a nuestra nación y nuestra fe, pero en el Viernes Santo se nos recuerda que el peor daño que el mal puede hacer no es la última palabra.

El rencor y la injusticia flagrante, Jesús muere la muerte agonizante de la Cruz, pero sus últimas palabras son “se acabó”. La Cruz no fue un accidente trágico, sino el cumplimiento del propósito de Dios para reconciliar a los hombres y las mujeres consigo mismo mediante la muerte expiatoria de su hijo, una realidad gloriosamente confirmada por su resurrección de entre los muertos.

Pero no debemos apresurarnos al día de Pascua demasiado rápido. Nos encontramos en la Cruz con María y las otras mujeres, con el corazón roto por pérdidas y sufrimientos, y a pesar del horror ante sus ojos, no huyen.

El horror también está fresco en nuestras mentes y no nos deja huir o negarlo, permanecemos junto a la Cruz. Nos quedamos con Jesús, el varón de dolores, y familiarizados con el dolor, compartimos el dolor de María y compartimos el dolor de quienes han sido tan escandalosamente desconsolados, pero como María descubrió, sabemos que esto no es el fin de la historia.

La muerte de Jesús en la Cruz no fue en vano. Por su muerte, la muerte ha sido destruida. Rodó la piedra y la tumba vacía de Jesús nos asegura que la muerte no tiene la última palabra. Cuando pensemos en esos seres queridos que murieron en Garissa porque eran cristianos, recordemos la promesa del Señor Jesús que nada podrá separarlos a ellos, y a nosotros, de su amor.

Sobre todo, resolvamos hoy que estas muertes y las de otros kenianos que previamente han muerto a manos de Al Shabaab, no serán en vano. Llamamos al gobierno para que haga todo lo que esté en su poder para proteger las vidas de sus ciudadanos y hacemos un llamamiento a la comunidad mundial para reconocer que esta última atrocidad no es sólo un ataque a Kenia, sino parte de un ataque a la paz mundial. Ha llegado el momento para que el mundo se una como nunca antes en la derrota de esta creciente amenaza.

Mientras los gobiernos tienen un papel vital, aún más importantes son los corazones y las mentes de la gente común. Permítannos un pacto ante Dios, donde nunca rendiremos nuestra nación o nuestra fe en Cristo a quienes se glorían en la muerte y la destrucción. No seremos intimidados porque conocemos y confiamos en el poder de la Cruz, el poder de Dios para perdonar nuestros pecados, para convertir la muerte en la puerta de la gloria y hacernos sus hijos para siempre. Amén.

Ilmo. Eliud Wabukala, Arzobispo de la Iglesia Anglicana de Kenia.